CIUDAD DE MEXICO 

Podrán decir lo que quieran, pero la Administración federal actual está acéfala de estrategia política, cuando mucho son reactivos pero su idea es dejar pasar;  sobre todo los eventos trágicos en dónde cuerpos policiacos y hasta militares tienen que ver en resultados adversos para la población civil.

Nochixtlán, Oaxaca pone en la mesa la ineficacia e inexistencia en muchos casos del trabajo político de este Gobierno.

El domingo anterior por la mañana, Oaxaca, desde Nochixtlán, se convirtió en el centro de la noticia de México en donde hubo varios enfrentamientos entre cuerpos policiacos estatales y federales e integrantes y simpatizantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), dejando saldos de hasta seis muertos, heridos y mutilados, y escenas de una verdadera batalla desigual.

Todo lo anterior basado en la existencia de bloqueos carreteros en diversos puntos desde Oaxaca hasta la Ciudad de México en donde la autoridad está por disolverlos y la CNTE no por ahora en el reclamo de la solicitud de diálogo respecto a la reforma educativa, sino para exigir la liberación de sus líderes magisteriales encarcelados y con auto de formal prisión acusados de delincuencia organizada.

Ante los eventos violentos, las respuestas de los funcionarios revelan la altura de nuestro Gobierno y el verdadero tema nacional.

Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación, de plano, y hasta la noche del lunes estaba bien escondido y no había dicho ni pío.  Lo único que se supo de él, es que a las siete de la mañana de ayer, la Secretaría de Educación Pública (SEP) emitió un comunicado en el que avisaba la cancelación de la visita de Nuño dos horas más tarde a la escuela primaria Felipe Reyes Montaño, en el estado de Hidalgo, a la que asistiría como parte de la gira promocional que el secretario realiza cada lunes desde que asumió el cargo.  Y el mal llamado Golden Boy, sí que deslució.

El presiente Enrique Peña Nieto, tampoco estuvo a la altura, lo esperado es que él saliera a dar la cara al respecto.  Hubo muertos, heridos y mutilados.  Pero no entienden que no entienden, con todo y que Ayotzinapa siempre lo perseguirá, incluso al fin del mundo.  Así que tomó la alternativa “muy democrática” de informar vía Twitter, que giró instrucciones para que, en el marco de la ley, se tomen las acciones necesarias para solucionar el conflicto; así como que “la PGR apoyará a la Fiscalía Gral. Del Estado de Oaxaca en la investigación para deslindar responsabilidades y castigar a responsables”.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pese a las evidencias en imágenes, dudaba de disparos de sus cuerpos policiacos y se dedicó a relatar los hechos.

A quien enviaron todos los anteriores a dar la cara de los sucesos en Nochixtlán, fue a un policía.  Enrique Galindo, Comisionado de la Policía Federal, primero negó disparos de sus subordinados y ante las imágenes horas más tarde tuvo que admitir el fuego originado desde sus cuerpos policiacos, pero por pura defensa, ya que fueron emboscados.  ¡Hágame usted el favor! 

Un policía al frente de una tragedia y un desconcierto nacional.  Es nuestra medida.

 

Acta Divina… “Civiles armados emboscaron a policías federales”: Comisionado Enrique Galindo.  

 

Para advertir…  Otro mal fario par el Revolucionario Institucional: les renunció Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia nacional del partido.

 

actapublica@gmail.com