Actuar por miedo lleva a actos vergonzosos y no da más seguridad a EU, señala. Clinton: demuestra el magnate que no es apto para ser presidente.

________________________________________________________________________________________________________________________________

Washington.

Exasperado, el presidente estadunidense, Barack Obama, fustigó el planteamientos del virtual candidato presidencial republicano, Donald Trump, contra los musulmanes, y aseguró que se trata deun peligroso modo de pensar. Señaló –en elcontexto de la matanza en Orlando– que con esa postura se “promueve la noción de que existen comunidades religiosas completas que son cómplices de violencia.

Hemos vivido momentos en nuestra historia en los que actuamos movidos por el miedo y nos hemos arrepentido. Hemos visto a nuestro gobierno maltratar a sus ciudadanos y ha sido una parte vergonzosa de nuestra historia que ningún estadunidense quiere ver reflejada en nuestros ideales democráticos. Esto no nos dará mayor seguridad; nos volverá menos seguros, aseveró.

Algunos observadores señalaron que este es el discurso más punzante y directo de Obama contra Trump, sin que siquiera haya sido necesario mencionar su nombre. Lo que el mandatario hizo fue refutar las convicciones que el magnate repite una y otra vez.

El presidente demócrata rechazó la crítica que Trump le hizo por no emplear el término terrorismo islámico radical para describir a los militantes del Estado Islámico (EI). Obama dijo que era sólo una distracción política.

¿Qué cambiaría al utilizar esa expresión? ¿Qué cambiaría exactamente?, preguntó Obama.¿Alguien piensa en serio que no sabemos a quiénes nos enfrentamos? ¿Haría que los terroristas estuvieran menos comprometidos con asesinar a estadunidenses? ¿Nos daría más aliados? ¿Hay alguna estrategia militar unida a esta etiqueta?

En una entrevista con Fox News, Trump dio a entender el lunes que la reticencia de Obama a usar el términoterrorismo islámico radical apunta a una velada y secreta simpatía del mandatario hacia los combatientes del EI.

Obama explicó que su negativa a referirse a los atacantes islámicos en esos términos es precisamente el hecho de que no quiere alentar la noción de que Occidente está en guerra con el islam como religión, y recordó que en el mundo hay mil millones de musulmanes a quienes los radicales pretenden representar. Si Estados Unidos parece etiquetar a todos bajo un mismo signo, dijo Obama, al EI le será más fácil reclutar.

Ya basta de hablar de ser duros con el terrorismo, señaló Obama.Ser duros con el terrorismo será hacerles difícil de una vez por todas adquirir armas de asalto.

Por su parte, la virtual candidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, dijo a partidarios en Pittsburgh que la propuesta de Trump simplemente refuerza su argumento de que no es apto para desempeñarse como presidente. El trabajo de un comandante en jefe, dijo, es labor que requiere calma y una respuesta digna y tranquila.

Muchos republicanos, abierta y secretamente, rechazan las opiniones de Trump y este martes lo manifestó abiertamente el influyente senador por Carolina del Sur, Lindsey Graham.

La idea de Trump de que ganará la guerra contra el islamismo radical prohibiendo la entrada a todos los musulmanes, muchos de los cuales son estadunidenses, hace más difícil ganar esta guerra. Agregó que tras 37 visitas a Irak y Afganistán está convencido de que la mayoría de los musulmanes no compran lo que el islam radical vende, y afirmó que esofensivo insinuar que el presidente está del lado del EI.