Al menos 47 individuos fueron arrestados en una operación que terminó con la incautación de 36 armas de fuego, incluyendo armas de asalto, y la incautación de 12 libras de metanfetaminas, tres libras de heroína, 120 libras de marihuana, 60 libras de cocaína y 35,000 dólares en ganancias criminales como parte de un desmantelamiento de pandilleros en los condados de Los Ángeles, Riverside, San Bernardino y Orange, informó la oficina del procurador general de California, Xavier Becerra.

La operación se centró en supuestas actividades delictivas que implican a la mafia mexicana y miembros del cártel mexicano de la droga, incluidos presuntos integrantes o miembros de la mafia mexicana de alto rango.

Las presuntas actividades delictivas incluían extorsión, posesión ilegal de armas de fuego, tráfico de narcóticos y asaltos, en beneficio de la mafia mexicana, según un comunicado emitido por la oficina de Becerra el viernes 10..

Hace aproximadamente seis meses, una operación similar resultó en el arresto de 49 personas por su vinculación con la pandilla Sureños, en un operativo efectuado en el condado de Merced y en el que se decomisaron 120 armas de fuego, según la Fiscalía de California. En la operación, se incautaron también de cocaína, marihuana y 6.5 libras de metanfetaminas cuyo precio en la calle asciende a 1.7 millones de dólares.

“No hay nada más importante para una familia que asegurar la tranquilidad de que el vecindario donde juegan nuestros niños y en el que trabajamos. Dimos un paso en esa dirección con el arresto de miembros de pandillas y la incautación de armas de fuego y drogas en el sur de California”, dijo Becerra sobre la reciente operación.

“El arresto de hoy es un excelente ejemplo de la aplicación de la ley trabajando conjuntamente en todos los niveles para poner a los criminales tras las rejas”, agregó en el comunicado.

La operación fue producto de una investigación conjunta de la Oficina de Investigación, Unidad de Operaciones Especiales (SOU) del Departamento de Justicia de California, la Fuerza Especial Aliada de Represión Inversa, el Departamento de Policía de Riverside y el Departamento del Sheriff del Condado de Riverside, según el informe.

Gracias a la participación de la Fiscalía del Condado de Riverside y la Fiscalía del Condado de Orange, la SOU obtuvo aproximadamente 30 órdenes de arresto por delitos graves, que incluían cargos relacionados con solicitudes para asesinar, asalto con arma mortal, tráfico de narcóticos, violación de armas de fuego, extorsión y conspiración en beneficio de una pandilla callejera criminal.

“Estos arrestos son un paso importante para hacer retroceder a las pandillas y cárteles que continúan propagando el crimen y la miseria en todo nuestro estado y región”, dijo el fiscal de distrito del condado de Riverside, Mike Hestrin a Los Angeles Daily News.