El primero, hecho en enero, reflejó cotizaciones internacionales y la depreciación, dijo. En las primeras dos semanas se harán dos actualizaciones y desde el día 18 se determinarán a diario.

___________________________________________________________________________________________________________________

El próximo 4 de febrero se aplicará el segundo ajuste a los precios de los combustibles, confirmó el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, y estimó que el aumento será menor al aplicado en enero.

Señaló que ese ajuste (al comienzo del año) fue muy importante porque reflejó dos condiciones inusuales, como el incremento en los precios internacionales del petróleo de 20 por ciento en el último trimestre del año pasado y la depreciación del tipo de cambio.

Habrá que ver hacia adelante cómo se mueve: ha habido estabilidad en el precio del petróleo este año, pero en el tipo de cambio se ha seguido observado una gran volatilidad, dijo.

La liberalización de los precios de los combustibles comenzó con un precio máximo durante enero y hasta el 3 de febrero de 2017, para después hacer dos actualizaciones semanales a principios de febrero. A partir del sábado 18 de febrero se determinarán de manera diaria.

Los precios máximos diferirán entre las regiones, dependiendo de los costos de llevar los combustibles a cada una, como los de transportación y distribución.

En una entrevista radiofónica Meade manifestó: Tenemos que hacer también valoraciones, como las que hicimos en diciembre. En diciembre veíamos la posibilidad de destinar excedentes para atemperar el IEPS. Ahorita hay enormes espacios de volatilidad, por lo que también será un proceso de evaluación en términos de cómo se ven las diferentes variables en todo el tipo de cambio.

Recordó que desde hacía ocho años la OPEP no se ponía de acuerdo sobre un recorte en la producción, lo cual implicó un incremento de poco más de 20 por ciento en el precio del petróleo en el último trimestre del año, acompañado de una devaluación importante.

Explicó que en condiciones normales, cuando subía el precio del petróleo, el tipo de cambio se apreciaba. Y en el contexto del año pasado se dieron los cambios juntos, en una dirección que casi nunca se acompaña: un tipo de cambio más depreciado y un precio de petróleo que se había incrementado, y eso se tradujo en un incremento muy importante en el precio de las gasolinas.

En condiciones normales, agregó, cuando subía el precio del petróleo el tipo de cambio se apreciaba.

José Antonio Meade descartó que el aumento pudiera ser de dos dígitos. No, las variables que estamos viendo ahorita, los dos fenómenos que estuvieran presentes, hoy no lo están, el tipo de cambio sí, no en la misma magnitud que se dio en diciembre, pero habrá que esperar y habrá que ver toda esta volatilidad en qué se traduce.

Analistas financieros estiman que el aumento en los precios de los combustibles a partir del 4 de febrero podría ser de alrededor de 8 por ciento.