CIUDAD DE MEXICO 

En principio sonaba bastante a tono una convocatoria para realizar una marcha anti Trump en la Ciudad de México con la solicitud precisa a Enrique Peña Nieto, quien nos representa ante el mismo mandatario estadounidense, de realizar acciones precisas para defender los intereses de México desde el interior del territorio y de todos los mexicanos de manera independiente a dónde nos encontremos.

La convocatoria así, no sonaba hueca.  Un propósito con objetivos claros enmarcados en Vibra México.

Pero apenas se “cocinaba” la propuesta anti Trump y exigencia a Peña para defendernos con eficacia de nuestros propios flagelos como pobreza, inseguridad, desigualdad, corrupción y más; México Unido encabezado por Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro y receptora a través de esa vía de recursos económicos desde el Gobierno, organizaba otra marcha anti Trump, para el mismo día y misma hora que Vibra México pero claro, para darle respaldo total al Gobierno federal.

Fue así que antes del domingo de la protesta anti Trump en las calles, Peña Nieto buscaba también ser respaldado no sólo en forma, sino también en número.

El domingo llegó y el mandatario mexicano tan resistente a la crítica y buscador de aplausos, perdió. 

Por más que Vibra México y México Unido trataron de conciliar en los medios pero sin perder terreno, vendiendo la idea de que ambas marchas se reunirían a la misma hora —dos de la tarde— para entonar juntos en himno nacional, lo que al final sucedió fue un encontronazo en donde Vibra México apabulló al grupo encabezado por Miranda de Wallace.

De un lado casi 20 mil almas exigiendo a Peña acciones reales por los mexicanos y en resistencia a Trump y por el otro lado la señora Wallace quien no logró congregar más que a mil quinientas personas, quienes supuestamente respaldaban al Gobierno de Peña Nieto y renegaban de Trump.

Los mexicanos no estamos ciegos, podemos ser manipulados e incluso hasta amenazados para emitir nuestro voto, pero el mal ejercicio del poder es visible aún con dádivas.

Peña apostó y perdió de manera apabullante ante Vibra México y hoy estamos más desunidos porque desde Los Pinos palomean a quienes participaron en la marcha del lado anti Peña.

 

Acta Divina… “No queremos que sea una marcha contra el gobierno, queremos una marcha que respalde al presidente Enrique Peña Nieto, en su negociación con Estados Unidos”, aseguró Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro.

 

Para advertir… Hasta Ochoa Reza, presidente del Revolucionario Institucional, quiso hacerla de Wallace.

 

actapublica@gmail.com