Al hablar ante miembros de la más grande organización magisterial del país, NEA, con 3.5 millones de miembros, la aspirante presidencial demócrata también dijo que si llega a la presidencia pugnará porque los estudiantes pobres tengan las mismas condiciones escolares y extraescolares que los niños ricos.  Recalcó que en los cambios que proyecta, es necesaria la voz de los educadores, quienes que han ayudado “ a crear la clase media más fuerte en la historia del mundo”. Dijo que ella es producto de la educación pública y de grandes mentores. Defendió las escuelas comunitarias y resaltó que es insostenible la escasa atención prestada a los efectos devastadores de la pobreza en los educandos. Advirtió que Trump quiere desmantelar el sistema de educación pública.

____________________________________________________________________________________________________________

“Soy producto de las grandes escuelas públicas”, dijo, ufana, Hillary Clinton. Y aseguró que si llega a la presidencia, apoyará a los sindicatos de maestros, pugnará por mejores salarios para ellos, alejará de la enseñanza las pruebas estandarizadas e impulsará a los estudiantes pobres para que tengan las mismas condiciones escolares y extraescolares que los niños ricos.

Y resaltó que la nación necesita darle a las escuelas más enseñanza, aprendizaje y comunidad, – que denominó en inglés TLC: teaching, learning and community-, los tres pilares de una visión para fortalecer a la educación pública.  Y para ello, recalcó, se necesitan las voces de los educadores.

La aspirante presidencial habló ante siete mil mentores congregados en el Centro de Convenciones de Washington, donde se celebra la reunión anual de la más importante organización de maestros: la Asociación Nacional de Educación (NEA, siglas en inglés), que agrupa a 3.5 millones de miembros.

Dijo que apoyar a los maestros será fundamental en sus planes para la educación pública.

En ese sentido, hizo saber del lanzamiento de una campaña nacional para elevar la profesión de maestro, para mejorar su desarrollo profesional, para que tengan mejores salarios.

“Ningún educador debe asumir empleos de segunda y tercera sólo para salir del paso, para mantener a sus familias”, precisó.

Y declaró que apoyar a los educadores significa apoyar a los sindicatos, que han ayudado “ a crear la clase media más fuerte en la historia del mundo”.

Dijo que los maestros luchan por sus estudiantes y por sus familias.

EDUCAR PARA EL FUTURO Y APOYO A ESTUDIANTES POBRES

Aseguró que el apoyo a los profesores también requiere un alejamiento de la enseñanza de las pruebas estandarizadas con el propósito de evaluarlos.

Explicó que si se emplea menos tiempo en la preparación de la prueba, las escuelas pueden dedicar más tiempo y recursos en “educar a nuestros hijos para el futuro, no en el pasado”.

Ello significa, agregó, que las escuelas marchen a la velocidad de la informática y la tecnología digital, incluyendo un mayor acceso a la banda ancha.

Clinton dijo, además, que no se puede seguir ignorando lo que pasa en la vida de los estudiantes fuera de los muros de la escuela.

“Es insostenible la escasa atención prestada a los efectos devastadores de la pobreza”, dijo.

“Eso está en todos nosotros. Ves estudiantes que van a la escuela con hambre o agotado después de una larga noche en un refugio. Muchos niños tienen el peso del mundo sobre sus pequeños hombros”, resaltó.

Asimismo, defendió las escuelas de la comunidad, que ofrecen servicios y programas más allá del día escolar y crean culturas fuertes de aprendizaje.

El resultado final, siguió diciendo, es que los niños en Estados Unidos deben tener acceso a todos los recursos disponibles para los niños ricos, si se trata de acceso a grandes maestros, actividades extraescolares o servicios de asesoramiento.

clinton

Clinton contrastó su visión de las escuelas con la de su oponente republicano, Donald Trump, quien quiere eliminar el Departamento de Educación y recortar fondos para programas críticos – desde el pre kinder a las becas Pell- que atienden a estudiantes de bajos recursos.

“Trump ha dicho que EU gasta mucho en educación y quiere que los estudiantes más vulnerable se valgan por sí mismos. Nada tiene que ver con la educación de nuestros hijos”, resaltó.

Indicó que una agenda como la del republicano desmantela el papel histórico e indispensable de la educación pública de darle a cada niño la oportunidad de estar a la altura de su potencial.

Fue entonces cuando estableció:

“Me siento apasionada sobre esto, porque yo soy producto de las grandes escuelas públicas y de grandes maestros. Así que vamos a seguir trabajando por mejores escuelas, más recuros y más apoyo para los educadores”.

Y pidió a los maestros del país que trabajen con ella, la aconsejen a fin de mantener la defensa de sus estudiantes y de su profesión.