CIUDAD DE MEXICO

Uno de los sitios que encierra capítulos importantes de nuestra Historia Patria, es la Rotonda de las Personas Ilustres que desde 1876 se encuentra en un espacio del Panteón Civil de Dolores, ubicado al Poniente de la Ciudad de México, en linderos con el Bosque de Chapultepec. Por decreto del presidente Sebastián Lerdo de Tejada quedó establecido el espacio dedicado para rendir un homenaje a los mexicanos que destacan en los diferentes campos de la vida.

Hasta este 2017, en lo que originalmente se llamó Rotonda de los Hombres Ilustres, 123 personajes han recibido el honor de que sus restos estén en este sitio; bueno, hay tres cenotafios (tumbas vacías) porque no están los cuerpos del escritor Juan Antonio Mateos Lozada (Juan A. Mateos),  del maestro Jesús Reyes Heroles y del general Ignacio Luis Antonio Mejía Fernández de Arteaga (Ignacio Mejía). Mateos está sepultado en el Panteón Francés de La Piedad; los de Reyes Heroles en un cementerio particular y los del general Mejía, héroe militar en el siglo XIX…. ¡se extraviaron cuando en el siglo pasado, por primera vez,  remodelaron de la Rotonda!

Pues bien, el pasado viernes 9 el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, entregó una nueva Rotonda. Los trabajos de remodelación se realizaron durante siete meses. Muchos años ese recinto a cielo abierto estuvo materialmente abandonado. Las autoridades, federales y de la Ciudad de México, eludían su responsabilidad para el cuidado y  el mantenimiento de la Rotonda. En este mismo espacio lo denunciamos en dos ocasiones. De algo sirvió hacerlo.

PRESIDENTES, MUJERES Y ARTISTAS

Además de los muralistas Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, del ilustre Julián Carrillo y su hijo Nabor, de los hermanos Antonio y Alfonso Caso, entre los 123 homenajeados figuran 9 Presidentes de México, 9 mujeres y un extranjero, el catalán Jaime Nunó Roca, autor de la música de nuestro Himno Nacional.

Nueve Presidentes de la República han recibido el honor de estar en la referida Rotonda. Todos corresponden a la etapa del país convulsionado, invadido por extranjeros, reducido en su extensión geográfica, resistente frente a los franceses y su efímero imperio, un México que vio nacer al último dictador, Porfirio Díaz. Sí, son hombres del Siglo XIX, alfabéticamente citados: Mariano Arista, Juan N. Álvarez, Manuel de la Peña y Peña, Manuel González, Valentín Gómez Farías, José María Iglesias, Sebastián Lerdo de Tejada, Juan N. Méndez y Guadalupe Victoria. Los de este último están en la Columna de la Independencia.

El último vicepresidente que hubo en México fue José María Pino Suárez, quien cayó abatido por las balas junto con Francisco I. Madero, en los días de La Decena Trágica. Gómez Farías cinco veces ocupó la Presidencia de la República, en los días de López de Santana Anna, porque siendo vicepresidente ascendía al cargo en las licencias solicitadas por el veracruzano. Pino Suárez también está en la Rotonda.

¡Vaya coincidencia!, también son 9 las mujeres homenajeadas. La primera fue El Ruiseñor Mexicano, Ángela Peralta, en1937, y se llamó: ¡María de los Ángeles Manuela Tranquilina Cirila Efrena Peralta Castera! Agregue los nombres de las actrices Lupe Vélez (María Guadalupe Villalobos Vélez), Virginia Fábregas García y Dolores del Río (María de los Dolores Asúnsolo y López Negrete). Lupe estuvo casada con Johnny Weismueller –el primer Tarzán del cine—y Dolores fue pareja dos años de Orson Welles. Una de las dos primeras senadoras, la jurista y maestra María Lavalle Urbina; las escritoras y poetisas Rosario Castellanos Figueroa y Emma Godoy Lobato: la diplomática y literata Amalia González Caballero, la primera mujer en un gabinete presidencial, como subsecretaria de Educación, con Adolfo López Mateos. La pintora de San Juan de Los Lagos, Jalisco, María Izquierdo (María Cenobia Izquierdo Gutiérrez) inhumada en noviembre de 2012.

En 2003 dejó de ser Rotonda de los Hombres Ilustres, precisamente porque para entonces ya habían sido inhumados los restos de varias mujeres. Por cierto, el teniente coronel zacatecano Pedro Letepechia  Cuéllar fue el primero en ocupar una tumba, el 21 de marzo de 1876, por sus hazañas militares en la Revolución de Ayutla, la Guerra de Reforma, la segunda invasión francesa, la Revolución de Tuxtepec y en 1867 en la Toma de la Ciudad de México, cuando el presidente Benito Juárez regresó a Palacio Nacional y se consumó la restauración de la República.

Tres personajes más han recibido los honores, pero sus restos de la Rotonda pasaron a otro sitio: Andrés Quintana Roo y su esposa Leona Vicario, descansan en la Columna de la Independencia; el nombre competo de Leona: María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador. Mientras que los del poeta Manuel Acuña Narro fueron llevados, en 1917,  a la Rotonda de los Coahuilenses Ilustres. El saltillense de 24 años de edad se suicidó ingiriendo cianuro de potasio, en su casa de la Ciudad de México. Es el más joven de todos los homenajeados.

PREGUNTA PARA MEDITAR:

¿Qué personaje, hombre o mujer, merecería que sus restos fuesen sepultados en la Rotonda de las Personas Ilustres? Están hablando de “Cantinflas”.

LO QUE OÍMOS EN LA CALLE

LAS LUCHADORAS SOCIALES, HISTORIA

Hasta la mesa de trabajo me llegó, vía mi nieto Jorge Alejandro, el libro “Sembradoras de Futuros. Memoria de la Unión Nacional de Mujeres Mexicanas”. Lo coordinaron Ana Victoria Jiménez Álvarez y Francisca Reyes Castellanos para entregarnos en un volumen de 368 páginas, con fotografías y grabados, la historia emprendida por las mexicanas desde 1916 en su Primer Congreso Feminista, celebrado en Mérida, Yucatán. Narraciones de la formación de las organizaciones femeniles para enfrentar una lucha social y ponerse al servicio de obreras, de campesinas y de las mujeres en general. Otra parte interesante es la testimonial que refiere la obra ejecutada por mujeres, como el caso de la lideresa universitaria Luz Ofelia Guardiola Guzmán, esposa del recordado reportero Edmundo Jardón Arzate. Para los interesados en conocer la historia de la política de izquierda feminista de México, este libro resultará muy interesante.

LA EXPULSIÓN DE LOS JESUITAS.

El próximo domingo 25 se cumplirán 250 años de que los jesuitas fueron expulsados de nuestro país, por orden de Carlos III, rey de España. Por este acontecimiento  la Autoridad del Centro Histórico de la Ciudad de México organizó un ciclo de conferencias para la semana del 20 al 25 de este junio y que tendrán lugar en los salones El Generalito y José Clemente Orozco del Colegio de San Ildefonso, Justo Sierra 16; en la Universidad Obrera, en San Ildefonso 72 y en el Museo de las Constituciones, atrás de la Suprema Corte de Justicia. Reconocidos conferencistas hablarán de los “Jesuitas de la Nueva España. A 250 años de la expulsión, balance histórico. Nación, Educación y Arte”. Es un evento dirigido y coordinado por el licenciado Jesús González Schmal, titular de la dependencia arriba mencionada. Por cierto, la Compañía de Jesús  quedó restituida en 1813, en México. Mayores detalles, días y horarios, con la señorita Alejandra Murguía Jiménez, teléfono 5704 8200.

TRES JÓVENES ASESINADOS EN CU MEXICO

Ahora resulta más peligroso que haya mucha policía y más vigilancia en la extensa Ciudad Universitaria, que cuando la vigilancia, la seguridad, estaba a cargo de personal contratado por la propia Universidad Nacional Autónoma de México. En lo que va del año ya son tres jóvenes los presuntamente asesinados, porque nada está aclarado y la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México se concreta a informar que “ya abrió carpetas de investigación”. La Procuraduría General de la República desde febrero del año pasado recibió denuncias formales del Rector Enrique Luis Graue Wiechers, para sacar a los invasores del Auditorio Justo Sierra (llamado “Che” Guevara) y la PGR no ha hecho lo conducente. Como el Presidente Enrique Peña Nieto no estudió en la UNAM, no pone empeño en que, en los terrenos de nuestra Máxima Casa de Estudios, haya seguridad para estudiantes, maestros, autoridades y empleados.

PEÑA NIETO Y SU VERGONZOSA CONADE

Jamás imaginé que el Presidente de México aceptara que un organismo internacional otorgue el apoyo financiero para que 34 mexicanos participen en el Mundial de Atletismo que tendrá lugar, en agosto próximo, en Londres, Inglaterra.  En efecto, los dirigentes de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo están dispuestos a pagar transportación aérea, hospedaje y alimentación a la delegación azteca, una vez cubiertos los requisitos deportivos. Según Antonio Lozano, presidente de la Federación Mexicana de Atletismo, en abril de 2015 fueron marginados del presupuesto federal. Desde aquí un aplauso para el director de la CONADE, Alfredo Castillo Cervantes, primo del consejero jurídico presidencial que acaba de renunciar y que está en espera de recibir un nuevo nombramiento de parte de Peña Nieto.

P.D. En nuestro querido México, amigas y amigos, siempre encontramos un motivo para estar de fiesta. La queja nacional es que “estamos en crisis, porque el dinero no alcanza”, pero ya estamos en camino para celebrar el Día del Padre, en este tercer domingo de junio. Dicen que la fecha “conmemorativa” data de 1950, pero, mis fuentes informativas fallaron y no localizaron cómo, cuándo, porqué y quién o quiénes, son los autores del agasajo anual para los sufridos papás. De todas maneras, FELICIDADES A TODOS LOS QUE SON PADRES Y A LOS ABUELOS.

jherrerav@live.com.mx