Un debate por momentos álgido protagonizaron anoche los seis aspirantes a la gubernatura de California, cuatro demócratas y dos republicanos.

________________________________________________________________________________________________________________________________

Un debate por momentos álgido protagonizaron aquí esta noche los seis aspirantes a la gubernatura de California, cuatro demócratas y dos republicanos.

Titulado “Momento de la verdad”, el ejercicio fue organziado por la cadena Univision con miras a las elecciones primarias de junio, cuyos dos primeros lugares se enfrentarán en los comicios definitivos de noviembre.

Los aspirantes demócratas son el actual vicegobernador y exalcalde de San Francisco, Gavin Newsom; el exalcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa; la exsuperintendente de Educación, Delaine Eastin; y el extesorero estatal John Chiang. Los republicanos son el asambleista por Huntington Beach, Travis Allen, y el empresario John Cox, que apoyan las políticas antiinmigrantes del presidente Donald Trump.

Los temas más polémicos fueron migracion y salud.

Mientras los demócratas se pronunciaron por la protección de indocumentados, los republicanos dijeron que cancelarían el estatus de “santuario” que ostenta California.

Uno de los momentos que causo hilaridad, sorpresa y aplausos de asistentes, lo dieron Villaraigosa y Chong cuando levantaron la mano a la pregunta del presentador Jorge Ramos sobre quién había probado en el pasado la marihuana.

Cuando se habló del respaldo a los indocumentdos, Villaraigosa señaló que es necesario reconocer la contribución que hacen a Estados Unidos. El más agresivo contra los indocumentados fue Allen, quien aseguró que la muerte de una estadunidense en San Francisco por un indocumentado no habría ocurrido si las leyes de migración fueran más severas.

“No podemos tener a indocumentados aquí que sean defendidos con dinero de los contribuyentes. Hay que hacer cumplir las leyes y asegurarnos que todos entren por la puerta delantera”, urgió. Newsom criticó los comentarios de Allen, al decir que es ofensivo que se use como pretexto esa muerte para culpar a las ciudades “santuario”.

Villaraigoa consideró que se debe impulsar una reforma migratoria que resuelva la fractura de un sistema fallido. Notimex.