CIUDAD DE MEXICO

¿Ha oído hablar de la “Constructora Cuisa”?‎ Este escribidor, tampoco. Hemos oído y leído de la quebrada ICA, de la deshonesta OHL y de la protegida Higa, pero de Cuisa… Sin embargo, el diario preferido de los financieros neoyorkinos, The Wall Street Journal, que sólo publica negocios realizados, aseguró que esa fantasmal compañía –que nunca había pegado un ladrillo sobre otro–obtuvo ¡cien millones de dólares en utilidades, en sesenta meses!

Con razón decía el poeta inglés Caleb Colton que el tiempo es el mejor amigo de la verdad. Se reveló que las fenomenales ganancias de ese “emporio de la construcción”, constituido en el complejo industrial (¿) de Ixtapan de la Sal, se derivaron de contratos de obra pública durante el peñato en el Estado de México.

‎En sólo cinco años –porque el sexto lo dedicó a su marketing personal de la ominosa campaña presidencial–, Peña Nieto hizo ganar a la constructora Cuisa, de Ixtapan de la Sal, “pueblo mágico”, una cantidad imposible de imaginar para muchísimos emprendedores y medianos empresarios, arrinconados por el desprecio y la persecución fiscal de la tolucopachucracia.

 

El toluquismo depredador ha enriquecido a sus cuates

 

La información del rotativo financiero es el mejor aval para estar absolutamente seguros de lo que el modelo atracomulca es capaz para ejercer el poder, la lascivia, el derroche de recursos públicos y la obscenidad económica, sí, pero sólo en favor de sus protegidos y contlapaches.

¿Por qué debe haber alguien en México que todavía se extrañe por los desmedidos privilegios y canonjías con que el toluquismo depredador ‎ha abarrotado los bolsillos de Juan Armando Hinojosa, aparente propietario de la “empresa privada” Higa, hasta el grado de causar un conflicto internacional con China?

‎El que puede lo más, puede lo menos, reza un conocido adagio latino. Si los tolucos y pachuquitas son capaces de desconocer los términos de una licitación internacional –la del faraónico tren bala a Querétaro– en la que la mayor constructora ferrocarrilera asiática había ganado, por ofrecer mejor tecnología y servicios, para pretender otorgársela a la rupestre Higa, es que no tienen fondo.

 

Mérida y Nishizawa, la obra con la que pagó Vi(rey)garat

 

Si han sido capaces de habilitar y sostener, contra todo principio lógico a un paniaguado como Virgilio Andrade al frente de la Secretaría de la Función Pública, para mentir con obsesión digna de mejor causa sobre el origen de la “casa blanca” de La Gaviota, la de Malinalco de Videgaray –que habría pagado con dos impresionantes cuadros: uno de Carlos Mérida y otro de Luis Nishizawa que cuelgan de los muros de la oficina de Luis Armando Hinojosa, en Santa Fe– y la de Vertientes esquina Paseo de las Palmas de Oso…rio Chong, son capaces de todo.

Su mentalidad oscila entre lo borderline –extremo sicótico que cambia de un humor a otro y a la inversa en segundos– y lo “reptilíneo”, aquella característica del cerebro primitivo de conductas instintivas, propio de suicidas, violentos o delincuentes, capaces de las mayores atrocidades e impulsos irreflexivos y perniciosos.

‎El cerebro reptilíneo es incapaz de anticipar o prever. Está diseñado para satisfacer lo básico: comer, beber, guarecerse y atacar, sin miramientos. Es el complemento psicológico de los torvos rostros patibularios de los delincuentes lombrosianos, aceptados durante siglos por las cortes penales para juzgar sobre las culpabilidades de los criminales atroces por naturaleza.

Por eso, no extraña que roben a mansalva. Que hayan ordenado, desde la oficina de El Niño ñoño Nuño ‎, dueño de los miedos y los odios de Peña Nieto, tirarle a matar a la población de Nochixtlán y que todavía sigan husmeando a los que pudieran haberse salvado, aún a la población civil que no tiene vela en sus entierros.

 

El consorcio del compadre, forrado pero no blindado

 

‎El dueño de la Constructora Cuisa, es Roberto San Román Dunne, quien en 2005 fue padrino de primera comunión de Paulina Peña Pretelini, hija de Enrique Peña Nieto y de su esposa Mónica, fallecida en 2007. A partir de ahí, el mercachifle se convirtió en uno de los dos mayores –junto con Higa– traficantes de influencias y contratos adjudicados discrecionalmente.

El infausto compadre San Román es también un codicioso sin límite. Gracias a la fastuosa residencia ‎que, entre otros presentes, presuntamente le regaló –por medio de su “Urbanizadora Ixtapan”– a su valedor Peña Nieto, ha obtenido muchísimos más favores del peñato, a través de la firma del titular de SCT, Gerardo Ruiz Esparza.

‎Este güero de rancho, habilitado como el capitán de negocios de la infraestructura peñanietista –que no ha dejado una sola obra–, ha concedido a Cuisa (Constructora Urbanizadora de Ixtapan) y a la Inmobiliaria Club de Golf Ixtapan (donde se refugia Peña Nieto a sus farras y componendas)…

… once contratos por valor inflado de 587 millones 221 mil pesos para construir y remozar carreteras y caminos de brecha en el Estado de México, Baja California Sur, Querétaro y Veracruz, coincidentemente. Cinco de los contratos fueron por “invitación restringida”, uno por asignación directa, but of course, y cinco restantes por “licitación pública”, refiere The Wall Street Journal.

‎El consorcio del compadre ha sido forrado, pero no blindado.‎ Sus cuentas siguen abiertas, “para lo que ustedes gusten mandar”, como decía atinadamente el vernáculo corrido del personaje justiciero, “El Águila Negra”.

 

San Román llevó a Yunes a Los Pinos, por la bendición

 

No contento con su desmedida influencia entre los mercenarios del peñato –los contratos referidos son sólo aquéllos que pueden comprobarse, no lo que pertenece al campo de lo oscurito–, Roberto San Román Dunne  también está habilitado como una especie de Mazarino de huarache para influir en las decisiones políticas en Los Pinos. Aunque usted no lo crea.

‎Sucede que, cuando aún no se decidía a quién se le entregaba el triunfo y su reconocimiento en la elección de Veracruz, donde Oso…rio Chong, jugándole las contras a su propio partido, el PRI, patrocinó y entregó abultadas maletas del erario público a Miguel Ángel Yunes Linares, candidato aliancista PAN-PRD, se fraguó una componenda inusitada.

‎Roberto San Román Dunne le ofreció a otro socio de componendas y trafiques, el mismo Yunes Linares, llevarlo a Los Pinos para que consiguiera “la bendición”, el “amarre ” definitivo a su “triunfo”. Se deduce que a cambio de su promesa de no tocar ni con el pétalo de una rosa al infame asesino y ratero Javier Duarte de Ochoa, una joya de la masacre, la delincuencia y el descaro protegido.

Así se hizo. Así se desconoció de antemano cualquier posibilidad de triunfo o impugnación ante la derrota del desdichado PRI, cuyo destino está en manos de avariciosos y desnortados. El reino de los cerebros reptilíneos.

 

Una San Román, jefa de oficina de Yunes Linares

 

Por lo anterior, no fue extraño que al ‎exhibirse ante la prensa ya como el gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares presentara con desenfado en Jalapa a la jovencita mexiquense Indira Rosales San Román, sobrina del compadre de Peña Nieto, como indiscutible Jefa de la Oficina de Gobierno (!) de esa nueva etapa de renovación moral (jejeje) en el estado del Golfo.

Yunes Linares, el mismo que criticó, hasta la paranoia‎, a Miguelitito Alemán Velasco cuando llenó de capitalinos su gobierno. Cuando llevó como Jefe de Oficina del mismo a Lorenzo Laso, consorte de la actricilla Edith González, de la cepa Televisa, murió por la boca. Indira no sabe ni dónde se encuentra el Estado de Veracruz. Pero usted reconoce, los compromisos en la truculencia son sagrados.

 

Buscan seguir amasando fortunas e irse limpios

 

‎Indira Rosales San Román, será la huella imborrable del enjuague. Ejemplo palpable de la mentalidad reptilínea, de la que actúa por instintos antediluvianos. De la que atraca y avasalla porque su cerebro ha sido activado desde la infancia por maltratos y climas emocionales de violencia, por lo que en la adultez necesitan calmarse con drogas y sicotrópicos.

‎Sólo queda esperar de los reptilíneos cuál es su próximo ataque. Su próxima presa. Bolsas presupuestales, contratos, integridad y seguridad de cualquier persona. Nada está a salvo. Lo único que buscan, si acaso lo logran, seguir amasando fortunas mal habidas y sobrevivir, irse limpios.

¿Podrán conseguirlo? ¿Usted qué opina?

 

 

Índice Flamígero: Apenas en mayo el portal La Voz del Jaguar dio a conocer que “la diputada priísta Carolina Monroy del Mazo –hasta ayer presidenta interina del CEN del PRI– es propietaria de un desarrollo comercial y torre médica dentro del malecón Tajamar, así como de un departamento en Puerto Cancún. De acuerdo con fuentes al interior del Registro Público de la Propiedad y del Comercio, la diputada habría ocupado un prestanombres para la compra de dichas propiedades que tendrían un valor aproximado de 56 millones de dólares, incluyendo la construcción de la torre médica. Ambas propiedades fueron construidas en zonas de manglares: en Puerto Cancún se construyeron torres de departamentos de lujo y se desmontaron 285 hectáreas de manglares y vegetación hidrófila, mientras que en el Malecón Tajamar son cerca de 78 hectáreas, algunas de las cuales han sido desmontadas en la última década”. Carolina Monroy, como usted sabe y se dice en la nota es sobrina del ex gobernador mexiquense Alfredo del Mazo González y prima en segundo grado de Enrique Peña Nieto.” Tanto ella como su (ex) esposo –Ernesto Javier Nemer Álvarez (actual titular de la Profeco– son parte del grupo político de Atlacomulco.” + + + Esta ocasión, El Poeta del Nopal se refiere a las recientes declaraciones del senador Alejandro Encinas, quien apenas dijo que “el PRD es un partido sin rumbo ni timonel”: “Izquierdistas de papel / sin presente ni futuro, / sin póliza de seguro / durante el cambio de piel; / adictos al oropel, / filósofos del olvido, / calle de doble sentido, / militantes en oferta, / si el PAN les cierra la puerta / lo tienen bien merecido.”

 

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez