Un total de 97 empresas presentaron documentos ante un tribunal federal de apelaciones. El veto migratorio de Trump “entorpece la capacidad de las empresas estadunidenses de atraer gran talento”.

___________________________________________________________________________________________________________________

Seattle, Washington.

Varias empresas de tecnología —entre ellas gigantes como Apple, Google y Facebook— están sumándose a las demandas presentadas contra el gobierno de Donald Trump por prohibir la entrada a Estados Unidos de refugiados y a ciudadanos de países de mayoría musulmana.

Las empresas presentaron documentos ante un tribunal federal de apelaciones, afirmando que el decreto presidencial les está perjudicando.

En los recursos judiciales, entregados al Tribunal Federal de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco, un total de 97 empresas afirman que el decreto “entorpece la capacidad de las empresas estadunidenses de atraer gran talento; aumenta los costos a las empresas; les dificulta a las empresas estadounidenses competir en el mercado internacional”.

Las restricciones migratorias llevarán a muchas empresas a trasladar sus centros de operaciones fuera de Estados Unidos, dijeron los demandantes, entre los cuales están las compañías más reconocidas de Estados Unidos como por ejemplo Uber, eBay y Netflix.

Los demandantes presentaron sus recursos en apoyo a los estados de Washington y Minnesota en sus litigios contra el gobierno.

Esos estados han argumentado que las restricciones violan los derechos de la ciudadanía y constituyen discriminación.

El Tribunal de Apelaciones del Noveno Distrito este fin de semana rechazó el pedido del gobierno de derogar la decisión de un juez que ordenó suspender la implementación de la orden ejecutiva.

La orden ejecutiva de Trump estipula que no pueden entrar al país ciudadanos de Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen por temores de que entren terroristas.

La medida suscitó protestas en aeropuertos de todo el país y generó el caos y la incertidumbre entre miles de extranjeros que trataban de viajar a Estados Unidos.

Trump dice que solo está tratando de proteger a la ciudadanía y que está dentro de su potestad decidir quién puede o no puede entrar al país.

Sin embargo las empresas, en su demanda, afirman que la orden ejecutiva de Trump hará añicos el espíritu emprendedor que caracteriza al empresariado norteamericano.

“Los inmigrantes son los autores de muchos de los más importantes descubrimientos del país y son los fundadores de algunas de las empresas más innovadoras e icónicas”, dice el documento.

“La experiencia y la energía de la gente que viene a nuestro país en busca de un mejor futuro, para sí mismos y sus familias, para buscar ‘El Sueño Americano’, es parte intrínseca del tejido social, político y económico de la nación”.

INMIGRANTES, SANGRE DE VIDA DE EU Y CALIFORNIA: PROCURADOR DE CALIFORNIA, XAVIER BECERRA

SACRAMENTO

Xavier-Becerra

Procurador Xavier Becerra.

California se unió a 15 estados que han presentado una demanda contra la “temeraria, inconstitucional y antiestadounidense” orden ejecutiva de Trump que prohibe el ingreso al país de refugiados y musulmanes.

El escrito dice a la Corte de Apelaciones que los inmigrantes son “la sangre de vida de nuestra nación que trabajan duro para construir nuestro país, especialmente en California”.

Y agrega:

“ Nuestras universidades, instituciones médicas, negocios y nuestra base tributaria están todas dañadas por el orden inconstitucional y antiamericano del presidente Donald Trump”.

El Procurador de Justicia, el mexicoamericano Xavier Becerra, presentó un amparo en el Noveno Circuito de la Corte de Apelaciones en el estado de Washington.

De esta manera, se une a Connecticut, Delaware, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Pennsylvania, Rhode Island, Virginia, Vermont y el Distrito de Columbia.

“El rechazo temerario de la Constitución amenaza con arruinar familias de California, arriesga su bienestar económico y desafía siglos de nuestra tradición Americana”, expresó Becerra, de origen jalisciense.

Becerra puso  ejemplos de cómo los estados y California serían dañados si la prohibición fuera implementada:

  • Los programas de las escuelas de medicina “se arriesgarían a tener residentes médicos insuficientes para satisfacer las necesidades de personal”.
  • Los residentes médicos serían “incapaces de renovar o extender sus visas de no inmigrante” y las escuelas se quedarían “con puestos vacantes en sus programas de formación de médicos durante años y las brechas de personal se abrirán en los hospitales”.
  • El proceso de admisión de estudiantes a la universidad estatal y las universidades sería interrumpido.
  • Los diez campus de la Universidad de California tienen casi 500 estudiantes graduados afectados El Sistema Universitario Estatal de California tiene más de 1.300 estudiantes de los países afectados con estatus de inmigrante y más de 250 estudiantes con visas de estudiante”. (La Educación).

NOTICIAS RELACIONADAS