CIUDAD DE MEXICO 

¡Qué angustia ver cómo arriban contra su voluntad a México, centenas de nuestros connacionales deportados por el Gobierno estadounidense y recibirlos sin nada o con muy poco que ofrecerles!

Es una verdadera simulación el que el presidente Enrique Peña Nieto acompañado del titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y de los subsecretarios de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Humberto Roque, y el de Derechos Humanos, Roberto Campa; para la foto y la nota se encontraran en una sala privada del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con 135 mexicanos deportados desde Estados Unidos  para decirles que nuestro país es una tierra de oportunidades que se han venido generando –poco le faltó decir que durante su mandato–, y que esto se acredita con el número de mexicanos que retornan al país por su propia voluntad y que cada vez son más, según las cuentas del presidente Peña.

Oficialmente cada martes desde el 2016, arriba un vuelo procedente de Texas con poco más de 130 connacionales repatriados que vienen esposados y sin agujetas,  que sobre todo quienes dejaron allá a su familia tienen en mente un solo objetivo, volver a cruzar la frontera para encontrarse con ellos.

Aquí en la terminal 2 del aeropuerto de la Ciudad de México, arriban nuestros paisanos de manera vergonzante, esposados y apenas les retiran estas, reciben el “kit del migrante”: un morral que contiene generalmente un sándwich, una barra de trigo, una manzana, un chocolate, una botella de agua, un jugo; así como una constancia de repatriación, una tarjeta telefónica de 50 pesos, un gel antibacterial, unos Pingüinos Marinela, una guía para conseguir empleo y un boleto de autobús para quienes van fuera de la Ciudad de México.

Desde la misma Administración Obama se han deportado a casi 3 millones de connacionales, de ese número alrededor de 40 mil han sido repatriados por vía aérea con la finalidad clara de alejarlos lo más posible de la frontera con Estados Unidos.

Así que el montaje del pasado martes 7 de febrero, en el que el protagonista fue Peña Nieto usando a los mexicanos que dejaron su vida en Estados Unidos y que además saben por más discursos hipócritas que se pronuncien que aquí en México las oportunidades son elitistas, escasas y en cuestión de trabajo, mal remuneradas; tiene muchas lecturas, todas negativas.

 

Acta Divina… “México es tierra de oportunidades”: afirma el presidente Enrique Peña Nieto a repatriados desde Estados Unidos.

 

Para advertir… ¿Nadie ve los muros Internos?

 

actapublica@gmail.com