Pasó de 398 a 412, reporta hoy la Organización Internacional de las Migraciones. Desde el 2014, mil 468 fallecidos.

_____________________________________________________________________________________________________________________________________

Ginebra.

El número de migrantes muertos en la frontera entre México y Estados Unidos aumentó en 2017, pese a que el flujo migratorio se redujo a la mitad desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, informó la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

En 2017, al menos 412 personas perdieron al vida en esa frontera, frente a las 398 del año anterior.

Desde que la OIM comenzó a recabar los datos en 2014, se documentaron al menos mil 468 muertos en esa frontera, dijo el portavoz de la organización, Joel Millman, en Ginebra.

“Es preocupante porque los resultados señalan que llegaron muchas menos personas a través de la frontera”, comentó por su parte Frank Laczko, director del centro de la OIM para análisis de datos migratorios con sede en Berlín.

Una de las causas podría ser que los migrantes están expuestos durante más tiempo a temperaturas extremadamente altas para poder evadir los puestos fronterizos y quienes los ayudan a cruzar la frontera tienen cada vez más dificultades para atenderlos.

Las autoridades fronterizas estadounidenses interceptaron en 2017 a 341 mil migrantes, frente a los casi 612 mil del año anterior.

Trump prometió en campaña electoral que pondría freno a la migración y desde entonces ha endurecido considerablemente las patrullas en la frontera.