“Mi consejo para México sería: estén atentos, pongan atención a lo que está sucediendo”, advirtió Tillerson durante una conferencia junto al canciller mexicano Luis Videgaray y la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.

___________________________________________________________________________________________________________________________________

“Todo lo que puedo decir es que nosotros sabemos que Rusia tiene tentáculos en diferentes elecciones en el mundo“, dijo el secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, al ser cuestionado sobre la existencia de pruebas sobre la injerencia del gobierno ruso en las elecciones de México del próximo 1 de julio.

“Mi consejo para México sería: estén atentos, pongan atención a lo que está sucediendo”, advirtió Tillerson.

Como parte de su gira por América Latina, Rex Tillerson se reunió en México con el canciller mexicano Luis Videgaray y la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá,Chrystia Freeland, con quienes mantuvo conversaciones este viernes para después presentarse ante la prensa y emitir un mensaje trilateral.

“La relación entre Estados Unidos, México y Canadá es una relación rica, compleja donde son enormes las oportunidades y la temática es muy diversa“, señaló Viegaray durante su intervención, en la que agradeció “de manera significativa” a Freeland y Tillerson por venir a México “y una vez más, confirmar la importancia que tiene la relación de los tres países“.

“La región de Norteamérica tiene la oportunidad de ser la región más competitiva del mundo en las próximas décadas y para ello estamos trabajando en un marco de amistad, colaboración y respeto a la soberanía de los tres países”, señaló Videgaray.

A pesar de ser secundado por sus homólogos, en su intervención la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá abordó el tema de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. “Nos gustaría que fuera más rápido, la lentitud no es buena para los negocios“, señaló Freeland, “Los tiempos han cambiado mucho conforme a las primeras negociaciones. Adaptarnos al siglo XXI es posible y Canadá lo sabe, por lo que seremos pacientes“.

Durante la conferencia señalaron que los temas que habían tratado en sus conversaciones previas se habían centrado en las oportunidades de competitividad del sector energético, el tráfico de drogas y armas, la oportunidad de apoyo para la zona de América del Sur y El Caribe, sobretodo en Venezuela.

“Lo que nos gustaría ver que sucediera es una transición pacífica. Si el presidente Maduro volviese a respetar la Constitución, restableciera la Asamblea, desarticulara la Asamblea ilegítima y llamara a elecciones justas podría incluso ser un candidato y eso estaría bien”, declaró Rex Tillerson al ser cuestionado de los supuestos planes de Estados Unidos para una intervención militar en Venezuela.

El secretario estadounidenses aseguró que Estados Unidos espera que Maduro cumpla con la Constitución, pero no negó la posibilidad de la entrada de su país al territorio venezolano.

Por su parte, Luis Videgaray sí enfatizó que México “en ningún caso respaldaría ninguna opción que implique el uso de la violencia interna o externa para la solución del caso sobre Venezuela”.

Por otro lado, uno de los temas más esperados era la perspectiva futura para la situación migratoria de miles de dreamers mexicanos ante la latente posibilidad de deportación del territorio estadounidense. Ante eso, Luis Videgaray dijo que el tema del DACA “no se había tocado en las conversaciones”.

Sin embargo, mencionó que de existir la posibilidad de deportación sería “una enorme ganancia para México y una gran pérdida para Estados Unidos”.

“Muchos de ellos son médicos, ingenieros, o alguna otra profesión”, señaló el canciller mexicano, “el regreso de este talento sería una ganancia importante pero eso es finalmente una decisión de Estados Unidos”. Videgaray señaló que el muro tampoco figuró entre los temas de conversación y enfatizó que las decisiones migratorias de cada país son exclusivos de ellos por ser soberanos.

Mientras tanto, Tillerson defendió las decisiones migratorias del presidente estadounidense Donald Trump y dijo que “los inmigrantes son muy valiosos y contribuyen a nuestro país. Yo sé que el proceso es doloroso para las personas. Por eso el presidente solicitó al Congreso hacer cambios para modificar los defectos. Lo que quiere es un país que cumpla con la ley”.