El magnate advierte que retendrá fondos federales a comunidades y a la entidad en caso de convertirse en santuario de indocumentados. El legislador dijo que “ningún presidente con poco conocimiento de cómo funciona una república puede cambiar” el curso del estado más poderoso de la Unión Americana, que se encuentra en la vanguardia de la oposición al presidente. Inmigrantes, clave para que el Golden State sea la sexta potencia económica mundial.

____________________________________________________________________________________________________________________

Cruel e irresponsable, llamó a Donald Trump el presidente del Senado de California, Kevin de León, por amenazar a California, “por estar fuera de control”. El magnate advirtió que retendrá fondos federales a comunidades vulnerables y a la entidad en caso de convertirse en santuario de indocumentados.

“La amenaza del Presidente Trump de retener el financiamiento federal no sólo es inconstitucional, sino también emblemática de la crueldad que pretende imponer a nuestras comunidades más vulnerables. Tomar una acción tan irresponsable haría daño a nuestros ancianos, niños, agricultores y veteranos . Esos no son juegos políticos, son vidas reales a las que el Presidente ha puesto en la mira”.

Trump advirtió que no enviará fondos  federales a California en caso de que se declarase un “estado santuario”

El presidente senatorial respondió que una nueva investigación ”comprueba de que los condados con llamadas políticas públicas de santuario, tienen índices más bajos de criminalidad y actividad económica más fuerte y no haría sentido alguno para que la Administración vaya a socavar el legado de inclusión y política pública progresista de California, la cual fue reafirmada por millones de ciudadanos en la última elección”.

De León fue categórico:

“Los estados tienen el derecho de perseguir sus propias políticas públicas de seguridad  y ningún presidente con poco conocimiento de cómo funciona una república puede cambiar eso”.

El domingo pasado, Trump dijo a la cadena Fox, previo a Super Bowl, que California estaba “fuera de control” y amenazó con retirarle fondos federales en caso de que se declarase un “estado santuario”.

El pasado 25 de enero, firmó una orden ejecutiva por la que se suprimirán los fondos federales a las ciudades que se nieguen a proporcionar a las autoridades federales información sobre el estatus migratorio de las personas que detienen, entre las que se incluyen San Francisco, Los Ángeles, Chicago y Nueva York, entre otras.

Durante la campaña electoral, Trump prometió que cargaría contra las urbes y entidades locales, conocidas como “ciudades santuario”, cifradas en unas 300 en todo el país.

“Lejos de estar ‘fuera de control’, dijo De León, “California está creando empleos más rápido que otros estados y los inmigrantes son clave para nuestra prosperidad económica. Somos la locomotora de la innovación del país y del crecimiento del empleo y nuestro estado paga anualmente más en impuestos federales de lo que recupera”.

Añadió que la economía californiana es la sexta más grande del mundo y genera el trece por ciento del PIB del país.

Por eso, enfatizó:

“De manera que cualquier daño que el Presidente quiera ocasionar a California se extenderá a toda la nación”.

De León indicó que la legislacion que ha impulsado, la cual ha sido atacada por Trump, impide que el gobierno federal se apodere de los recursos y fondos de los contribuyentes californianos para realizar el trabajo del gobierno federal, pero  no impide el cumplimiento de la ley federal de inmigración.

“Yo continuaré trabajando de cerca con el Gobernador Brown, el Presidente de la Asamblea. Anthony  Rendón, el Procurador General, Xavier Becerra, y nuestra delegación del Congreso en Washington para tomar toda acción necesaria para proteger a nuestro pueblo y nuestro progreso”, dijo De León.