Donald Trump aseguró que EE.UU. defenderá a su pueblo ante “cualquier amenaza en contra de su forma de vida”, incluyendo las provenientes de Corea del Norte. Así lo afirmó el presidente estadounidense desde la base Andrews, donde habló con motivo del 70° aniversario de la Fuerza Aérea de ese país.

“[Estoy] más confiado que nunca en que nuestras opciones para hacer frente a esta amenaza [norcoreana] son efectivas y abrumadoras“, expresó el mandatario luego de haber observado las instalaciones militares en el estado de Maryland.

Trump lamentó que Corea del Norte “ha demostrado una vez más su desprecio absoluto por sus vecinos y por toda la comunidad mundial” con su último lanzamiento de un misil balístico, llevado a cabo este viernes en respuesta a las nuevas medidas adoptadas durante la semana por el Consejo de Seguridad de la ONU.

¿Respuesta militar?

Al respecto de esa ronda de sanciones antinorcoreanas, Trump había expresado sus dudas. “Creemos que sólo es un paso muy pequeño (…) No sé si tiene algún impacto”, dijo entonces el presidente, y agregó que, de todas formas, “dichas sanciones no son nada en comparación con lo que finalmente tendrá que suceder”.

Paralelamente, el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattiscalificó el disparo del misil Hwasong-12 como “un acto temerario” que “obligó a millones de japoneses a buscar refugio”, pues el proyectil surcó el espacio aéreo de la isla nipona de Hokkaido antes de caer en el océano Pacífico. El Pentágono no se refirió a las posibles respuestas de EE.UU., pero desde la Casa Blanca afirmaron que no se descarta una opción militar.

El objetivo final norcoreano

El líder norcoreano Kim Jong-un afirmó que, tras esta prueba, su país se encuentra cerca de completar su fuerza nuclear. El mandatario además dio a conocer lo que denominó como el fin último de Corea del Norte: “Nuestro objetivo final es lograr una verdadera paridad de fuerzas con EE.UU.”, aseveró.

 

CONTENIDO RELACIONADO.

  

Rusia condena “firmemente la nueva provocación” de Pionyang