Este viernes, Donald Trump firmó dos órdenes ejecutivas dirigidas a fortalecer y expandir las capacidades militares de Estados Unidos y restringir la entrada de refugiados.

El contenido de estos documentos no se ha dado a conocer oficialmente, pero The Washington Post reportó haber obtenido el borrador de la medida para reforzar el ejército, mientras que The Guardian obtuvo una versión preliminar de la nueva regulación migratoria.

Orden militar: prepararse para la guerra contra el ISIS y “otras formas de terrorismo islámico”

De acuerdo con WP, la medida firmada por el presidente ordena al secretario de Defensa, Jim Mattis, hacer un reporte en los próximos 30 días para examinar la necesidad de una guerra contra ISIS y “otras formas de terrorismo islámico”.

También instruye analizar posibles operaciones contra “competidores casi pares”, término utilizado con frecuencia para referirse a China y Rusia.

El documento también responsabiliza a Mattis para crear una nueva estrategia de defensa para enero del próximo año, con énfasis en la modernización de armas nucleares, defensa de misiles y subsanar fallas en seguridad cibernética y fuerzas navales de exploración.

Este viernes el presidente aseguró que permitiría a Mattis “sobrepasarlo” en la decisión sobre la utilización de tortura contra sospechosos de terrorismo. Mientras que el mandatario cree que este método es efectivo, el nuevo secretario de Defensa ha expresado que prefiere ceñirse al protocolo estadounidense, el cual prohíbe la violencia excesiva.

Durante su campaña, Trump propuso expandir el ejército con miles de elementos hasta alcanzar los 540,000 soldados y agregar 100 aviones de caza a las Fuerzas Aéreas.

Veto extremo: Prohibición de ingreso indefinida de refugiados sirios

El borrador de la orden ejecutiva para “proteger la nación de ataques terroristas por extranjeros” obtenido por The Guardian incluye un veto extremo migratorio.

Este documento detalla una prohibición de 120 días para el ingreso de refugiados a Estados Unidos y una restricción indefinida contra los refugiados provenientes de Siria.

También establecería el límite de refugiados admitidos por EU este año en 50,000, poco más de la mitad de la cifra total de 2016, de 117,000.

Además, ordena suspender por 30 días la emisión de visas estadounidenses a personas que provengan Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria, Yemen o Irán.

“Estamos estableciendo nuevas medidas de veto, para mantener a los terroristas islámicos fuera de Estados Unidos”, dijo Trump este viernes durante una visita al Departamento de Defensa.

No los queremos aquí. Queremos asegurarnos de que no estamos admitiendo en nuestro país las mismas amenazas contra las que nuestros hombres y mujeres pelean en el extranjero”, agregó.