El presidente Trump tiene la intención de investigar si el uso de la raza en las admisiones de la universidad discrimina a los estudiantes blancos y demandar a las escuelas consideradas en violación, de acuerdo a The New York Times.

Ante esto, el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles  (LAUSD, siglas en inglés) censuró enérgicamente a Trump:
“Es profundamente preocupante y desalentador que la administración Trump aparezca desafiar los esfuerzos de universidades y colegios para expandir las oportunidades educativas a comunidades que han sido históricamente marginadas en la educación superior. California y Los Ángeles graduan a miles de estudiantes listos para la universidad que buscan fortalecer los campus universitarios en todo el país”, destacó Ref Rodríguez, presidente de la Junta Educativa.

La postura del Presidente Trump, agregó, es una afrenta a nuestros valores como distrito escolar y como un país arraigado en la fuerza de la diversidad.

Rodríguez aseguró que un cuerpo estudiantil que ejemplifica las diferencias raciales, culturales y lingüísticas ofrece a los estudiantes ya sus familias múltiples perspectivas que les permiten adquirir una comprensión más amplia de sí mismos y del mundo en el que viven.

Y fue tajante:

“Desafiamos al presidente a usar los recursos federales para aumentar el acceso a oportunidades para cada alumno en Estados Unidos”.

Indicó que LAUSD se enorgullece de ser una institución educativa basada en la importancia y el poder de la diversidad y da la bienvenida a todos, independientemente de su origen cultural, racial o lingüístico, para aprender, para enseñar y para dirigir.

El año pasado, la Corte Suprema de los Estados Unidos confirmó el uso de la raza en la admission a la  Universidad de Texas. En la defensa de una demanda presentada por un solicitante blanco al que se le negó  la admisión, la universidad argumentó que era necesario considerar la raza para garantizar la diversidad de su cuerpo estudiantil y que había agotado otros medios para lograr ese objetivo.