Los autos voladores han sido parte de una visión de futuro muy reiterativa, desde caricaturas hasta películas de ciencia ficción han abordado el tema, ya sea como una evolución de transporte o como la solución al tráfico en las calles, tal vez simplemente por la necesidad del hombre se superarse. En esta oportunidad, es Uber, la compañía de taxis particulares, la que asegura que podrá tener sus propios vehículos en el aire “entre un años y tres años más”.

¿Es posible cumplir esta fecha? La empresa con base en San Francisco así parece creerlo y para lograrlo contrató a un ex ingeniero de la NASA, Mark Moore, quien llegará a la compañía como el director de la división de ingenieros de aviación en una nueva iniciativa llamada “Uber Elevate”.

Por el momento no se tiene mucho datos respecto a cómo funcionarán estos taxis aéreos, sin embargo, Uber ha detallado que operarían entre “vertipuertos” ubicados en rangos de entre 80 y 100 kilómetros.

Hasta la fecha, la compañía se ha centrado en el desarrollo de vehículos autónomos que actualmente se encuentran recorriendo diversas ciudades en Estados Unidos, con dos operadores por automóvil que monitorean el funcionamiento del software y pueden tomar el control en caso de ser necesario. En la misma línea, Uber anunció una cooperación con la empresa detrás de Mercedes Benz -Daimler- para nuevos de estos autos.

En la nueva división, Moore trabajará en un área similar a la que desempeñaba en la NASA durante 30 años: despegue y aterrizaje vertical.

Fue el mismo Mark Moore quien comentó a Bloomberg que espera ver diversos autos voladores en los próximos tres años, una fecha que Uber espera alcanzar con su propio desarrollo.

Según detalló el científico, estos vehículos aéreos tendrán pilotos humanos que los dirijan por la ciudad, al menos para operar la máquina en un comienzo”, sin embargo, no aventuró nada sobre posible conducción automática en este aspecto.

Fuente: emol.com

 

Etiquetas: NASA, vehículo autónomo, Uber, taxi, vehiculo volador, Mark Moore