A dos días del referendo sobre permanecer o no en la UE, el primer ministro británico convocó a sus compatriotas a pensar en el impacto de su decisión. Advirtió que no hay vuelta atrás en la decisión que tomarán los británicos el 23 de junio.

________________________________________________________________________________________________________________________________

Londres. El primer ministro británico, David Cameron, pidió el viernes a sus compatriotas, especialmente a los votantes mayores, que piensen en el impacto que tendría abandonar la Unión Europea sobre el país y las futuras generaciones.

Apenas dos días antes de que se lleve a cabo el referendo sobre la permanencia de Reino Unido en la UE, los sondeos indican que la opinión pública está tan dividida que el resultado es incierto.

“Estarán ustedes en esa cabina de votación. Sólo ustedes, tomando una decisión que afectará su futuro, el futuro de sus hijos, el futuro de sus nietos”, afirmó Cameron en un inusual discurso frente a su residencia oficial del Número 10 de Downing Street, añadiendo que su intención era hablar directamente a las personas “de mi generación y mayores”.

“No pueden deshacer la decisión que tomemos”, agregó. “Si votamos por salir, ya está. Es irreversible. Abandonaremos Europa y la próxima generación tendrá que vivir con las consecuencias por mucho más tiempo que el resto de nosotros”, señaló Cameron.

Opiniones divididas

A dos días de un referendo sobre la membresía de Reino Unido a la Unión Europea que dará forma al futuro del bloque y de Occidente, los sondeos indicaban que la opinión británica está tan dividida que el resultado es aún incierto.

Los británicos votarán el jueves si abandonar el bloque de 28 países en medio de advertencias de líderes mundiales, inversores y compañías de que una decisión de ese tipo reducirá la influencia política y económica británica, generará agitación en los mercados y tendrá consecuencias en el mundo occidental.

Mientras cada parte buscaba jugar su carta de triunfo, la campaña pro-UE “Reino Unido más fuerte en Europa” emitió un afiche final de una puerta que conduce a un vacío oscuro con el eslogan: “Sal y no podrás volver”.

El ex capitán de la selección inglesa de fútbol David Beckham, una popular celebridad en el país, sumó su voz el martes a la lista de los seguidores de la campaña por la permanencia. “Por nuestros hijos y sus hijos debemos enfrentar los problemas mundiales juntos y no solos”, dijo.

Los seguidores de la campaña que aboga por dejar el bloque reforzaron el foco en lo que llaman una inmigración sin control, al decir que el primer ministro David Cameron había sido advertido hace cuatro años de que su objetivo de reducir las llegadas netas era imposible debido a las reglas de la UE.

La UE, ya sacudida por diferencias entre el tema migratorio y el futuro de la zona euro, perdería a su segunda mayor economía, una de sus principales potencias militares y por lejos su centro financiero más rico.

George Soros, el multimillonario que apostó en contra de la libra en 1992, escribió en un artículo en el periódico Guardian que una votación por abandonar la UE desataría una mayor y más perturbadora devaluación que la caída del Miércoles Negro, cuando la presión del mercado forzó a la moneda británica a retirarse del Mecanismo Europeo de Cambio.

La libra esterlina ha estado subiendo en los últimos días por sondeos de opinión que sugerían que los votantes estaban más inclinados a votar por quedarse en la UE, pero incluso sus seguidores dijeron que el resultado pendía de un hilo.

NOTICIAS RELACIONADAS