Pide la creación de un fondo de un millón de dólares para destinarlo a la protección legal en aquellos casos en que  su situación llegue a ser ventilada en cortes de inmigración y que en sus predios construya viviendas de bajo costo ya que lo elevado de las rentas les hace cada vez más difícil tener acceso a un habitat digno.  Se trata de peticiones hechas por padres en las reuniones de profesores con la comunidad. “Es justo levantar la voz por los que no son escuchados”, afirmó Juan Ramírez, vicepresidente de esa organización magisterial.

___________________________________________________________________________________________________________________________________

Por primera vez, el Sindicato de Maestros de Los Angeles ha incluido en sus negociaciones de contrato de trabajo con el distrito escolar unas demandas en favor de estudiantes y sus familias inmigrantes:

1.- Que cree un fondo de un millón de dólares para el apoyo legal que lleguen a necesitar en caso de que sean llevados a tribunales de inmigración.

2.- Que en algunos de los terrenos que posee, construya viviendas de interés social  ya que les resulta cada vez más difícil pagar debido a los crecientes costos de alquileres.

“Es justo levantar la voz por lo que no son escuchados”, afirmó Juan Ramírez, vicepresidente de esa organización magisterial (UTLA, siglas en inglés).

Esas demandas, explicó, fueron hechas al sindicato de profesores en las reuniones con la comunidad y por eso las recogió e incluyó en sus peticiones al Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD).

Hizo saber que en San Francisco, los maestros ya han hecho algo parecido en sus pláticas con las autoridades escolares.

En las negociaciones de UTLA con representantes de LAUSD ha habido algunos progresos, sobre todo en materia de beneficios médicos de los maestros, aunque faltan acuerdos sobre temas fundamentales en materia educativa y salarial, sobre todo.

LAUSD EMPIEZA A CAMBIAR DE ACTITUD

El Distrito Escolar ha cambiado de actitud con los 35 mil maestros sindicalizados ya que ahora afirma que está dispuesto a financiar su atención médica en los niveles actuales durante los próximos tres años hasta 2020.

El sindicato de profesores aseguró que esto es resultado de la solidaridad con sus socios laborales y de las protestas #BigRedT y la del 11 de octubre pasado, # Picket4Power. “El distrito sabe que estamos dispuestos a atacar para lograr las prioridades de la campaña Las escuelas que merecen los estudiantes de Los Angeles, que incluyen sensible mejoras en la educación pública y en la protección de la atención médica de los miembros del magisterio y más”, precisó el organismo.

En la movilización # Picket4Power, realizada en buena parte de las mil escuelas angelinas, los maestros  se pronunciaron contra la austeridad impuesta por la Junta Educativa del distrito escolar, -dominada por los privatizadores- que afecta a todo el sector educativo, especialmente a los alumnos.

Demandaron, además, mejoras sustantivas en favor de la calidad de la enseñanza y de las familias de inmigrantes.

Y mientras, los maestros siguen preparándose para un paro laboral en la próxima primavera, del que sólo pueden desistir si hay acuerdos concretos y favorables a los estudiantes y a los maestros.

“Queremos que el distrito escolar vea los problemas como son”, indicó el dirigente.

JORNADA DE PROTESTA, EL 16 DE NOVIEMBRE

Por lo pronto, el próximo  16 noviembre, el sindicato magisterial realizará  protestas en 6 diferentes puntos de la ciudad.

Las demandas están contenidas en la campaña Las Escuelas que Merecen los Estudiantes de Los Angeles, que son:

*Invertir en estudiantes y financiar las escuelas con 20 mil dólares por alumno para el año 2020.

*Reducir el tamaño de las clases en todos los niveles.

*Traer más enfermeras, consejeros, trabajadores sociales, psicólogos, y bibliotecarios para cada escuela.

*Invertir en programas bilingües y de lengua dual, estudios étnicos, artes visuales y escénicas, educación profesional y técnica.

*Reducir el exceso de pruebas de los estudiantes.

*Defender la profesión docente. Atraer y retener a educadores de alta calidad con salarios competitivos y seguro médico de calidad.

*Asegurar que todos los maestros tengan buenas condiciones de trabajo y se les trate como colaboradores esenciales para el éxito de los estudiantes.

*Construir escuelas de la comunidad para expandir la participación de padres, ampliar el currículo y aumentar los servicios sociales para los estudiantes y las comunidades.

*Negociar por el bien común, incluyendo viviendas de costo accesible, programas de educación temprana, más espacios verdes, derechos de inmigrantes, y más.

*Garantizar que las escuelas sean seguras y que los estudiantes tengan derecho al debido proceso.

*Aumentar el poder de los padres y educadores para tomar decisiones sobre los fondos en las escuelas.

Este es el video de la entrevista al vicepresidente Ramírez: