Al menos dos personas murieron y más de 70 resultaron heridas el domingo en un choque entre un tren de pasajeros Amtrak y un tren de mercancías CSX en Carolina del Sur, informaron las autoridades.

Las primeras investigaciones apuntan a un error de coordinación en el manejo de las vías, tal y como explicaron los voceros de la empresa, quienes dijeron que por alguna razón no se produjo el manejo adecuado de las vías.

La forense del condado Margaret Fisher dijo que dos pasajeros del tren fallecieron. Confirmó las identidades de los maquinistas: Michael Kempf, de 54 años, quienera el ingniero del tren Amtrak 91, de Savanah, Georgia; y Michael Cela, de 36 años, de Orange Park, Florida, quien era el conductor del tren.

La locomotora y varios vagones del tren Amtrak 91 se descarrilaron después de “entrar en contacto” con el tren de carga, informó la empresa ferroviaria en un comunicado enviado por email.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos envió investigadores al lugar.

El choque sucedió a unas 10 millas al sur de Columbia, donde varias vías se separan para que los vagones de mercancías descarguen. Las autoridades dijeron que no habían determinado si ambos trenes se estaban moviendo o si el tren de Amtrak se desvió a una vía lateral.

Las imágenes de televisión de la escena mostraban las consecuencias del choque, con el motor Amtrak de lado y su parte delantera aplastada.

Las personas que no fueron heridas fueron llevadas en patrullas a un refugio, dijo el vocero policial del condado de Lexington, Adam Myrick.

“Sabemos que están bastante conmocionados. Sabemos que esto es como ninguna otra cosa que hayan pasado. Así que queríamos sacarlos del frío, sacarlos del clima, llevarlos a un lugar cálido”, dijo Myrick.