“Ahora es el tiempo”. Una frase con la que Alex Caputo-Pearl concluyó la  Conferencia de Liderazgo del Sindicato de Maestros de Los Angeles. Y con ello  significó la virtud de la oportunidad para lo que se denomima “la gran pelea” contra la administración Trump por sus agresiones a la educación pública, a los sindicatos, a los inmigrantes, a los latinos, a los afroamericanos y contra “la intransigente” autoridad escolar angelina, ahora dominada por privatizadores.

Es , explicó el presidente de ese gremio, el tiempo del sindicato, de la comunidad, de los estudiantes, del contrato y beneficios del magisterio y para que Sacramento, la capital política de California, ponga atención en el escenario educativo y destine mayores recursos a los estudiantes.

Caputo-Pearl llamó a seguirse preparando para hacer uso del recurso de la huelga para defender a la educación pública.

“Para el año entrante el sindicato estará preparado para una huelga”, declaró Juan Ramirez, vicepresidente de UTLA, siglas en inglés de la organización  magisterial,  la más grande organización de trabajadores de California con 33 mil miembros. La idea, precisó, es que estemos listos para la gran pelea, que habrán de dar los maestros teniendo como aliados a los padres y a la comunidad.

El nuevo tesorero de UTLA, Alex Orozco, afirmó que “como nunca estamos atacados por todos lados y la la educación pública está a un punto de ya no existir”.

“Es muy importante – agregó-  que todos los maestros se pongan de pie y sepan que lo que pasa en Los Angeles va a tener consecuencias no sólo en todo el pais, sino en el mundo. La educación pública es un derecho , forma parte del sueño americano y debemos protegerla. Por eso el momento es hoy . A como vamos, si no nos levantamos ahora tal vez no tengamos la misma oportunidad mañana”.

Ramírez y Orozco, ambos originarios de Jalisco, hablaron con La Educación sobre conclusiones , significado y alcance de la Conferencia de Liderazgo de UTLA, iniciada el viernes y culminada el domingo en la tarde, a la que asistieron unos 900 maestros, dirigentes comunitarios, asambleístas, senadores estatales, la congresista Chu , funcionarios de ciudaque deben ser a es de la cuenca angelina y dirigentes de maestros de San Francisco, Richmond, San Bernardino y Chicago.

Hubo más de una treintena de paneles que abordaron diferentes aspectos educativos, aunque el tema dominante fue la defensa de la educación pública, de los sindicatos, de los indocumentados, latinos y afroamericanos.

Destacada también la exigencia para que el gobierno de California incremente a 20 mil dólares por alumno para el 2020. El denominado “20-20”.

Lo reprobable, consideraron, es que California, la sexta economía mundial, tenga el sitio 46 de la Unión Americana en cuanto a inversión por alumno. Esto, precisaron diferentes expositores, quiere decir que hay dinero, pero no llega al sector escolar.  Incluso, Caputo-Pearl, afirmó que políticos se prestan para que recursos que deben ser destinados a la educación, sea canalizado a las chárter.

“La gran conclusión del evento – afirmó Ramírez- fue que debemos trabajar junto con la comunidad. La conferencia nos unió más”, recalcó.

Este es el video con la entrevista a ambos dirigentes:

CUMBRE DE PADRES

Los padres son asumidos como el gran carburante de la alianza con los maestros. Debido a ello en la Conferencia se proyectó la realización de una cumbre de padres para informar sobre los impactos de la privatización educativa y las faltas de recursos en las escuelas, de acuerdo al maestro Adrián Tamayo, de la escuela Lorena.

Inicialmente habrá varias sesiones de planeación y se va a invitar a los padres para que sean parte de esos trabajos, dijo Tamayo.

Hizo notar que habrán de conectar a las escuelas que trabajan bien para unirlas.

Consideró que el principal resultado del evento fue que el mensaje está claro: “tenemos que exigir que las escuelas y la profesión de maestro sean respetadas.

Además, calificó como “insulto” que California ocupe el lugar número 46 en inversion por estudiante.

“El dinero está allí. Hay dinero. Hay que ir a exigirlo”, aseguró.

Maestro Adrián Tamayo,

101 ESCUELAS ANGELINAS CON EL PROGRAMA DUAL

La maestra Cheryl Ortega dio a conocer que en el próximo año escolar habrá  101 escuelas con el programa dual, que

Son 16 planteles más que el año pasado.

Con 46 años como maestra de educación bilingüe, indicó que los padres  deben  preguntar en las escuelas por este programa y por  ley les tiene que dar informacion

El requisito es que haya 20 estudiantes de un sólo grado, explica la maestra Ortega, directora de Educación Bilingüe del sindicato magisterial.

Asimismo, indicó que en California no hay suficientes maestros de inglés. En Los Angeles, expuso, existen 4,500 maestros autorizados para dar clases en otro idioma, pero no hacen ese trabajo.

En la Conferencia de UTLA se ha convocado a maestros a formar parte de la enseñanza del idioma inglés.

Mediante este programa, el aprendizaje es en dos idiomas, el materno y el inglés.

Aseguró que la mayor parte de los países del mundo, menos Estados Unidos, enseñan más de un idioma, como  Suiza, Polonia, México, etc. Los alumnos aprenden en dos o más idiomas. Y advierte:

“Es cuestión política, por sentirse superior, por hacer del inglés el idioma dominante cuando es necesario aprender otras lenguas”.

Agregó que en el mundo globalizado es imperativo conocer más de un idioma. De otra manera, explicó, es difícil interactuar en el escenario multicultural y multilingüe de nuestros días.

Ortega recalcó que un alumno en el programa bilingue tiene más oportunidad de llegar al éxito en la escuela.

Lo cierto, dijo, es que el aprendizaje en dos idiomas, el materno y el inglés, rinde mejores frutos que el de sólo inglés.

Esto, además, lo ha resaltado una investigación de la Universidad de Stanford, que concluyó que la inmersión dual es más benéfica que la de sólo inglés. El alumno logra un mejor rendimiento académico.