“Casi, casi, si hay un choque aquí en la esquina: ‘ah, fue la corrupción'”, ironizó el Presidente durante el foro Impulsando a México.

___________________________________________________________________________________________________________________________________

El Presidente Enrique Peña Nieto criticó que la sociedad quiera ver corrupción detrás de cualquier cosa que ocurra y afirmó que si ha habido un gobierno dispuesto a combatir ese mal con contundencia, ha sido el suyo.

“A cualquier cosa que ocurra hoy en día, es por la corrupción. Casi, casi, si hay un choque aquí en la esquina: ‘ah, fue la corrupción, algo pasó en el semáforo, ¿quién compró el semáforo que no funcionaba?’”, dijo Peña Nieto la tarde de este lunes en el foro Impulsando a México, organizado por El Financiero.

“Hemos tenido ejemplos de socavones, pues a ver, pasan en todas partes del mundo. Uno señalado, pero ha habido varios más y ahora vimos estos sismos y detrás de cada evento quieren encontrar un culpable y siempre es decir ‘es la corrupción’, cuando no necesariamente asiste el que detrás de algún evento, consecuencia de algo, tenga que ver con la corrupción”, dijo el Presidente desde un templete instalado en el patio del Museo Nacional de Antropología.

En una plática con la periodista Adela Micha, Peña Nieto afirmó que es falso que actualmente exista más corrupción y llamó a la sociedad a ser autocrítica al respecto. “Te sorprendería saber cuántas viviendas, de cualquier nivel social, tienen colocados ‘diablitos’, para pagar menos de luz”, dijo a la conductora.

Según el priista, su gobierno es el que más ha combatido a la corrupción y destacó el Sistema Nacional de Transparencia junto con el Sistema Nacional Anticorrupción. Este último no es “exclusivamente sancionador” como muchos querrían, dijo Peña Nieto, sino que está diseñado para que el Estado defina acciones para cerrar las brechas a la discrecionalidad.

Peña Nieto también recordó lo que dijo en la edición pasada del mismo foro, el 25 de octubre de 2015, cuando señaló que ni él ni ningún presidente anterior se levantaba pensando “cómo joder a México”.

“Así como dije que el Presidente de la República no se levanta todos los días pensando cómo amolar a México, o cómo joder a México, también es cierto que, a lo mejor sin querer, una mala decisión del Presidente sí pueda llevar a México a que se joda, a que se friegue más”.

Temas relacionados: