En el sur de California se están produciendo múltiples incendios forestales, impulsados ​​por los viento de Santa Ana, que  han destruido cientos de estructuras, forzado a miles a huir y ahogado la región con humo. Controlarlos será una férrea batalla aún sin precisar el tiempo.

Esta mañana, el fuego amenazó al área de Malibu amenazando hogares y fue controlado por 200 bomberos y miembros de la comunidad amenazada.

Hasta esta mañana, el fuego se extendía a mas de 116 mil 080 acres y su control era muy bajo.

Un reporte del diario Los Angeles Times hizo saber de la situación de las más imporantes conflagraciones hasta esta mañana:

Fuego Thomas, en el Condado de Ventura:

Superficie alcanzada: 96,000 acres

Contenido: 5%

Vías cerradas: autopista 101 norte, entre las Rutas 126 y 150 y porciones de las autopistas 150 y 33.

Evacuados: 50,000 personas.

Daños: al menos 150 estructuras y 12,000 casas amenazadas.

Fuego Creek, en Sylmar:

Superficie alcanzada:  12,605 acres

Contenida: 10%.

Evacuados: 150,000 personas.

Daños: 15 casas y 30 estructuras destruidas

Fuego Skirball en Bel-Air

Superficie alcanzada: 475 acres

Contenido: 5%

Autopistas cerradas: 405, aunque fue reabierta en ambas direcciones, con algunos tramos bloqueados.

Evacuados: Los habitantes de 700 casas en una superficie de 3.2 millas cuadradas.

Daños: 4 casas destrozadas y 11 dañadas.

Fuego Rye, en Santa Clarita

Superficie alcanzada: 7,000 acres.

Contenida: 15%.

Evacuaciones: en 1,300 casas en  Westridge

Fuego Little Mountain, en el Condado de San Bernardino

Superficie alcanzada: 260 acres.

Contenido: 100%

Fuego: Meyers en el Condado de San Bernardino.

Superficie alcanzada: 34 acres

Contenida: 100%.