Ex líder de la sección 22 de maestros de Oaxaca, Ezequiel González Carreño, denuncia una escalada de violencia, represión y muerte, que ha ido avanzando “ a grado de facismo y autoritarismo”. Afirma que la reforma educativa no beneficia a la educación y sólo es usada por el titular de Educación Pública para ubicarse como candidato presidencial.  Aseguró que no tienen base legal las detenciones de dirigentes de la CNTE ya que si se trata de lavado de dinero, la propia SEP estaría involucrada en ese delito, porque es la que descuenta a los mentores. Destaca que hay hartazgo del pueblo por que las reforma estructurales no se traducen en bienestar, en acceso a mejor calidad de vida, sino que responden a dictados del neoliberalismo para enriquecer a pocos y empobrecer al pueblo, mientras que crece la corrupción, la impunidad, la criminalidad y la pobreza. El gremio de profesores angelinos considera que es “conveniente apoyarse mutuamente”.

_______________________________________________________________________________________________________________________________

México toma un curso de caos y si el gobierno de Peña Nieto no cambia habrá una insurrección.  No puede seguir reprimiendo, matando o encarcelando a maestros, a líderes sociales, favoreciendo a pocos para que acumulen enormes fortunas y saqueen desmedidamente recursos naturales del país y creando condiciones de hambre para el pueblo, que ya llegó al hartazgo. Los focos rojos ya se prendieron.

La advertencia la hace el emisario del movimiento magisterial que lucha contra la reforma educativa y las reformas estructurales, el profesor Ezequiel González Carreño, quien como líder de la sección 22 del sindicato de maestros, hace 10 años enfrentó a la represión oficial en Oaxaca.

Ha venido a California para hacer saber al pueblo migrante mexicano en Estados Unidos la represión contra el movimiento magisterial, a iniciar una interacción, a fortalecer una sinergia para que en su calidad de altamente digno y con enorme valor moral, envíe mensajes al gobierno peñista para que frene su escalda violenta.

Además, invita a migrantes sumarse a un frente amplio de mexicanos que quieren un cambio profundo, cuya construcción se habrá de iniciar a lo largo y ancho del país.

Y al magisterio angelino le hizo la excitativa de unidad, porque a final de cuentas también enfrenta a una reforma y privatización educativa.

En ese sentido, Juan Ramírez, vicepresidente del Sindicato de Maestros de Los Angeles, (UTLA, siglas en inglés), calificó de “conveniente” platicar, apoyarse mutuamente.

“Nosotros luchamos contra la privatización educativa, pero con diferentes estrategias”, aclaró.

La arremetida del gobierno contra mentores ha motivado la ira de la comunidad migrante, que esta semana realizará manifestaciones y vigilias frente al consulado mexicano y enviarán cartas de protesta al gobierno y congreso mexicano.

El intelectual estadounidense Noam Chomsky expresó su apoyo a los “valientes maestros de Oxaca que se encuentran en lucha de gran envergadura.  Es parte de una lucha mundial dontra la dominación imperial”.

Dijo que se trata de una movilización –que también se da en otras partes de América Latina – contra “la maldición de una dominación que viene de fuera, de una enorme brecha, sin precedente en el mundo, entre una pequeña élite de enorme riqueza y una masa de gente profundamente empobrecida.  Una brecha que tiene correlaciones raciales y étnicas”.

POBREZA Y HARTAZGO POPULAR

González Carreño denuncia ante la comunidad migrante mexicana de Estados Unidos la cerrazón y represión gubernamental contra opositores de sus reformas, que – afirma- son producto del neoliberalismo para favorecer la concentración de la riqueza, a los empresarios, las transnacionales a costa del empobrecimiento de la mayor parte de los mexicanos.

González Carreño estableció que los maestros han levantado la voz porque el contenido de la reforma educativa no es educativo sino administrativo y laboral.

“Esta reforma – agregó- tiene como objetivo una evaluación punitiva, que significa despido de personal para adelgazar la nómina y reducir presupuesto al gasto social que el gobierno federal asigna al través de la Secretaría de Educación”.

Dijo que con esta reforma, el gobierno peñista obedece a las politicas neoliberales de los organismos financieros como el Banco Mundial, el FMI, la OCDE, y organizaciones empresariales que buscan lucrar con la educacion.

Gobiernos priistas, agregó, se han encargado de acabar con la esencia de la Constitución mexicana. Precisó que con la reforma educativa se abrieron las puertas para que la iniciativa privada pueda invertir y lucrar con la educación pública, violentando el espíritu del artículo tercero constitucional, que precisa que la educación debe ser laica y gratuita.

González Carreño resaltó que el titular de Educación Pública, Aurelio Nuño, “quiere ser presidente y piensa que si logra la operación de la reforma educativa van a subir sus bonos”. Manifestó que sus intereses son ajenos a la educación.

Sin embargo, a partir de las muestras de descontento de los maestros opositores a dicha reforma, agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han sido reiterados los llamados de ese gremio y de múltiples organizaciones nacionales e internacionales para que ambas partes dialoguen, pero la administración peñista ha rechazado esa negociación.

Dijo que el gobierno no ha enviado un sólo mensaje, una señal de que tenga voluntad de dialogar. “ Hay una cerrazón total. No hay mesa de diálogo. El gobierno ni mira, ni escucha”, enfatizó.

2

¿LA SEP TAMBIEN LAVA DINERO?

En tanto, agrega, las autoridades hacen detenciones arbitrarias e ilegales, acusando de lavado de dinero a dirigentes, cuando los contraltos sindicales se han hecho “de manera legal y jurídica”

Y dió un dato que llamó de “risa”: esos contratos son descuentos vía nómina y quien los cobra es la Secretaría de Educación Pública. “ Entonces, la SEP también es parte del problema, porque está coludida o porque está protegiendo o permite que se de ese lavado de dinero al través de descuentos vía nómina”.

En este marco, destacó que nuevamente se ha volcado el apoyo popular a la lucha del magisterio, que es contra la reforma educativa y las reformas estructurales, que dañan al pueblo.

Una situación, agrega, de la que ya está harta la mayor parte de la población, que cada vez tiene salarios miserables, falta de oportunidades y vive peor, sin posibilidad de acceso a una mejor calidad de vida, mientras que crece la corrupción de funcionarios de todos los niveles, la impunidad, la represión y muerte contra los que se oponen a que se perpetúe esa vida injusta del pueblo y de saqueo de las riquezas nacionales.

Y para defender esos intereses, el gobierno ha desencadenado una escalada de violencia y represión institucional, que ha ido avanzando “ a grado de facismo y autoritarismo”.

“El gobierno quiere acabar con todo movimiento social, con movimientos discordantes, con los luchadores sociales, las organzaciones independientes que se oponen a su politica económica, a sus políticas públicas, a sus reformas estructurales, porque son estorbo para el gobierno, para que las empresas puedan saquear recursos naturales del país y explotar la mano de obra de los trabajadores”, dijo durante una disertación en el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales.

Expresó:

“Desafortunadamente, la ambicion voraz de las transnacionales, de la burguesía no tiene límite y con tal de mantener sus privilegios, paraísos fiscales, para explotar recuros naturales y la mano de obra, son capaces de todo, de perseguir, de desaparecer,  de encarcelar, de fabricar delitos, de matar a aquellas voces que se oponen,  a esas organzaciones que denuncian sus políticas de hambre. La violencia institucional ha ido en aumento, se fabrinca delitos, pruebas, se detienen arbitrariamente sin órdenes judiciales a los líderes y se implementan pruebas y campañas mediativas para denostar la legitimidad de cualquier movimiento”.

 

CAMBIO DE RUMBO O COLAPSO SOCIAL

A La Educación expresó que ante este panorama, “nuestro país está al borde de un colapso social dadas las condiciones de hartazgo, de cómo el gobierno ha conducido las riendas de nuestro país”.

Aseguró que si el gobierno quiere que esto no ocurra, debe resolver las demandas más sentidas de la sociedad, cambiar el rumbo de la política económica y de sus reformas estruvcturales.

El dirigente, quien fue profesor en la zona mixteca, dijo, sin embargo, que los cambios no van a provenir del gobierno ni de los partidos politicos que llevan al triunfo a los gobernantes ya que tienen un descrédito generalizado.

Dijo que hay crisis de credibilidad y que esos institutos políticos no representan a la sociedad.

Y agregó:

“Los cambios tienen que venir desde abajo, de la sociedad civil organizada, de los esfuerzos que hacen día a día los trabajdores del campo y la ciudad, las amas de casa, estudiantes, obreros y jornaleros. Tiene que haber una instancia que coordine y aglutine a esa inconformidad . Necesitamos crear un frente único de lucha que aglutine a todos los sectores”.

¿Hay condiciones para hacerlo, líderes, voluntad?

“Voluntad hay mucha, condiciones no existen, hay que generarlas y los líderes se forjan en la práctica, en las batallas y hacen la diferencia de los líderes que realmente representan a los intereses de las masas y aquellos que se venden por unos pesos”.

PONDERA APOYO DE AMLO

González Carreño ponderó el apoyo que a su movimiento da el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, porque se ha puesto del lado de las causas Justas del pueblo y de los trabajadores.

Pero aclaró: AMLO abandera un proyecto político partidista y la CNTE y la sección 22 abanderan causas de los trabajadores.

Y, además, respondió a la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX,) que llamó a crear un frente contra la violencia de la CNTE.

“Ellos asumen su papel. Esto es una lucha, y ellos luchan para defender sus privilegios, sus consorcios, sus grandes patrimonios y cuentas bancarias”.