El tiroteo en la escuela secundaria Sal Castro de Los Ángeles  que dejó cinco heridos el jueves, abrió una vez más el debate sobre el control de armas de fuego y la importancia de la supervisión de niños.

Una estudiante de 12 años está bajo custodia de la policía (LAPD) para ser interrogada por ser la presunta autora de los disparos  en el interior de un aula de la escuela secundaria, que comparte ubicación con la escuela Belmont en la cuadra 1500 de West 2nd street al oeste del centro de Los Ángeles,  según informó la policía.

Un total de cinco personas entre 11 y 30 años  resultaron heridas durante este incidente.

 Dos estudiantes de 15 años resultaron lesionados, uno con una herida de bala en la cabeza y la otra en el brazo. Dos estudiantes de 11 y 12 años y una empleada de 30 años sufrieron lesiones superficiales leves, según el informe emitido por el LAPD.
Estudiantes de la escuela secundaria Sal Castro salen de sus aulas tras tiroteo. Foto: Maite Ballesteros
Estudiantes de la escuela secundaria Sal Castro salen de sus aulas tras tiroteo. Foto: Maite Ballesteros

“Nosotros como padres tenemos que poner mas atención en nuestros hijos , como es que esta niña de tan poca edad tenga un arma, necesitamos tener más comunicación con nuestros hijos”, dijo , Nery Castillo, padre de alumno de la escuela secundaria Sal Castro.

Líderes de la comunidad y del distrito Unificado Escolar de Los Ángeles condenaron el incidente haciendo hincapié en la importancia de la seguridad en las escuelas, el control del uso de armas y el monitoreo más cercano de educadores y profesores hacia sus hijos.

“Todos deberíamos estar indignados por el terror que la proliferación innecesaria de armas de fuego puede traer a la vida de nuestros niños sin advertencia o causa. Su seguridad es una de las razones por las que firmé una ley que exige que las armas de mano se bloqueen o desactiven con un gatillo cuando no estén en uso, y estamos trabajando más que nunca para sacar las armas de las calles de nuestra ciudad”, dijo el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti a través de un comunicado.

Los alumnos permanecieron en las aulas hasta que las autoridades permitieron a los niños salir de la escuela y reunirse con sus padres en la tarde del jueves.

“Tendría que haber más seguridad, organización y contacto con los padres para que sepan que es lo que esta pasando con sus hijos” dijo a MundoHispánico Richard Brito, estudiante de la escuela Sal Castro.

 El abogado de la Ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer aseguró que adultos o padres de niños que tienen armas de fuego en casa que no han sido guardadas con seguridad también podrían ser procesados.

“Este incidente es el décimo cuarto tiroteo en una escuela desde el comienzo de 2018. Aunque todavía no sabemos los hechos de cómo la estudiante de doce años presuntamente recibió el arma, momentos como este nos recuerdan lo importante que es para los propietarios de armas almacenar sus armas con seguridad.  Mi oficina procesa a adultos cuando los niños tienen acceso a armas que no se han almacenado de manera segura”, dijo el Abogado de la Ciudad de Los Angeles, Mike Feuer a través de un comunicado.

La sospechosa fue transportada al centro de detención de menores del condado, Eastlake, y fichada por descarga negligente de una arma de fuego, según reportó la policía en el informe.

Los heridos fueron transportados a un hospital local donde permanecen en estado estable. La policía todavía no ha ofrecido más detalles sobre el inicidente y la investigación continua abierta.