Mike Rawling, alcalde de Dallas, llamó a la unidad para construir un nuevo modelo para la ciudad y el país.

___________________________________________________________________________________________________________

Dallas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sostuvo que el tiroteo en Dallas, donde murieron cinco agentes a manos de un francotirador el pasado jueves, “expuso las más profundas grietas de la democracia” del país y destacó el compromiso de los oficiales muertos, por lo que volvió a insistir en que el país “no se encuentra tan dividido” como puede parecer después de lo sucedido.

“No tenemos en nuestras calles soldados o policías, sino servidores públicos”, dijo el presidente durante la ceremonia para homenajear a los policías, realizada en esta ciudad texana.

Obama dijo que es injusto medir a todos los policías con la misma vara, pero reconoció que los afroamericanos enfrentan disparidades en el sistema de justicia criminal y que las familias negras deben preocuparse muy a menudo sobre cómo son percibidos sus niños por la policía.

“Nos preguntamos si alguna vez la brecha entre razas en Estados Unidos puede ser cerrada”, expresó.

El alcalde de Dallas, Mike Rawling, afirmó que “el alma de nuestra ciudad fue traspasada cuando policías fueron emboscados en un cobarde ataque”, pero llamó a la unidad para construir un nuevo modelo para la ciudad, para el país.

Por su parte, el ex jefe de la Casa Blanca, George W. Bush, calificó a los caídos como “las mejores personas entre nosotros” y manifestó que tras este episodio fatídico “no queremos la unidad del miedo” sino “la unidad de la esperanza”.

En el memorial hubo cinco asientos vacíos con una gorra de policía y una bandera estadunidense dedicados a las víctimas de esta tragedia.

Video: Obama en Dallas.