En una marcha y manifestación frente al edificio de LAUSD, una madre, casi en lágrimas,advirtió que “las escuelas de nuestros hijos están siendo saqueadas en el momento en que se encuentran hambrientas de recursos para atender las necesidades de los estudiantes”.  Esos planteles autónomos dividen vecindarios, crean segreación, no pagan ni el papel higiénico que usan y difaman a maestros y a centros educativos públicos, denuncian. Reiteran que los miembros de la Junta de Educación deben atender prioritariamente la fuga de 591 millones que causan las chárter a la hacienda del distrito escolar.

________________________________________________________________________________________________________________________________

Al grito de “la educación pública no está en venta”, maestros, padres y alumnos exigieron al distrito escolar que se concientice sobre el creciente daño económico que le causan las escuelas chárter. Al año, el impacto fiscal es de 591 millones de dólares, además que desde hace tres años no les cobra 4.5 millones de dólares a al menos 80 de esos planteles autónomos – que operan con recursos públicos- por el uso del espacio dentro de instalaciones educativas oficiales. Por eso exigieron que no posterguen más el pago.

“Las escuelas de nuestros hijos están siendo saqueadas en el momento en que se encuentran hambrientas de recursos para atender las necesidades de los estudiantes”, dijo, entre sollozos, la madre de familia Hilda Rodríguez Guzmán, del sur centro angelino.

Afuera de la sede del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD, siglas en inglés),  el grupo – de unas 200 personas- marchó con pancartas que decían: “Chárter: pay your fair share” (Paga tu parte justa).  El tramo de la calle estaba cerrado a la circulación, y en el día nublado pero cálido los manifestantes enviaron el mensaje al distrito escolar: hay que frenar esa peligrosa fuga financiera motivada por las chárter, porque pueden llegar a colpasar al sistema educativo público angelino.

Maestros como Adrián Tamayo, de la escuela Lorena, en Boyle Heights, alertó sobre los graves daños de las chárter que comparten espacio con escuelas públicas: dividen a la comunidad, crean segregación e incumplen acuerdos. Habló con el conocimiento de causa que le han dado ya tres años de convivir con un plantel de ese tipo, que ha conducido a un enrarecimiento del ambiente escolar.

Denunció que esa chárter no admite a niños con necesidad especial ni a principiantes en el idioma inglés. Calificó esto de “segregación”.

Y señaló que en ese espacio, en una escuela se encuentran los mejores alumnos, los de buen comportamiento y en la otra los que necesitan apoyo emocional y cuidados especiales.

Dijo que las escuelas chárter crean problemas de seguridad y no pagan siquiera el papel sanitario que usan, por los servicios de limpieza y la biblioteca. Indicó que la escuela pública es la que absorbe esos gastos

Además, en la comunidad los de las chárter esparcen la dolosa tesis de que son mejores que las escuelas públicas, descalifican a los profesores  y carecen de ánimo positivo y constructivo.

Videos del maestro Adrián Tamayo.

PRECARIA SITUACION DE MUCHAS ESCUELAS

Padres de familia y estudiantes, sobre todo de áreas marginadas, alzaron la voz para denunciar la situación precaria de múltiples planteles por falta de recursos.  Por eso, el razonamiento de los oradores fue que el dinero que absorben las chárter de la educación pública hace falta en planteles oficiales, especialmente de comunidades de bajos ingresos, en los que se necesita disminuir el número de alumnos por aula, aumentar personal especializado, mejorar equipo y servicios.

“Muchas de nuestras escuelas en el sur de Los Angeles simplemente no tienen el nivel de programas y servicios que nuestros hijosnecesitan y merecen”, dijo Hilda RodríguezGuzmán,  madre de tres hijos inscritos en una chárter, lo que le ha permitido conocer de la mejor manera la forma de operar de esos centros.

Con 40 años viviendo en ese sector de la ciudad – donde en 1992 la injusticia y el racismo provocaron el estallido del resentimiento social, que desencadenaron los mayores disturbios civiles de Estados Unidos del siglo pasado en Los Angeles- , afirmó que “nuestros vecindarios deberían tener programas, personal y servicios que los niños necesitan a fin de accede a una educación de alta calidad. Y remarcó: “Esa es nuestra meta”.

Indicó que los estudiantes de educación especial y los aprendices de inglés necesitan apoyo adicional. Agregó que el tamaño de las clases es larga, que en grados bajos algunas escuelas no tienen clases de música y artes y en los de mayor desarrollo hay carencia total de comercio y técnica.

Y por eso pidió al distrito escolar que protegiera al sistema de educación pública. Dijo que el plan de multimillonario Eli Broad para expandir las escuelas chárter va a significar la bancarrota del sistema de educación pública, dejando a los niños en el estancamiento.

La estudiante de origen asiático Quazi, quien habló en representación de la Coalición LA student deserve grassrrots y de CEJ, hizo saber que sus dirigentes se reunieron hace dos semanas con el presidente de la Junta de Educación, Steve Zimmer, para subrayar la urgencia de que cada preparatoria tenga consejeros, de los que carecen por falta de fondos económicos.

También le hicieron notar  que hay salones de clases hasta con 40 alumnos. Quazi hizo saber que para el verano realizarán movilizaciones para presionar  a las autoridades a que acepten sus necesidad imperiosas.

1

EXPANSION NO REGULADA DE CHARTER: CAPUTO-PEARL

El líder del Sindicato de Maestros de Los Angeles, Alex Caputo-Pearl,  expresó que la expansión no regulada de las escuelas autónomas en los últimos 10 años – que han tenido un crecimiento del 287% – ha dado lugar a serias dudas acerca de la viabilidad financiera del LAUSD.

Y demandó que el distrito escolar cobre a las chárter por el uso de instalaciones públicas, porque de lo contrario es como escribir un cheque en blanco a la industria de las chárter.

En su discurso, el dirigente indicó que la organización California Charter School Association (CCSA) más que estar vinculada con una mejoría educativa de los niños, es un lobby de billonarios.

Video del discurso del dirigente de UTLA

EN LA, RECORD DE CHARTER

LAUSD, el segundo distrito escolar más grande del país después del de Nueva York, tiene cerca de 700 mil alumnos, de los cuales el 76 por ciento son latinos.

Los Angeles es donde hay más chárter que en el resto de Estados Unidos: 221. En los últimos diez años tuvieron un crecimiento del 287 por ciento. En esos planteles está inscritos el 16 por ciento de los estudiantes angelinos.

Dicha investigación, auspiciada por el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés),  precisa que el distrito escolar angelino perdió más de 591 millones de dólares en un año debido a la sangría ocasionada por las escuelas chárter.

Este, indica, es un caso atípico a nivel nacional y obliga a cambios inmediatos o de lo contrario el sistema educativo entrará en una profunda crisis financiera.

“ El daño se hace más grande  y si no le ponen atenciónn puede significar el colapso de la educación pública”, expresó  Juan Ramírez, vicepresidente del sindicato magisterial.

El senador Tony Mendoza, quien impulsó un proyecto legislativo, que fue aprobado, para que se haga una auditoría a la mayor operadora de chárter, en Los Angeles, indicó:

“Si no se trata la situación, los costos pueden causar una crisis fiscal en todo el sistema angelino y otros distritos, lo que enviaría olas devastadoras en todo California y la nación. Nosotros, a nivel local como a nivel de Estado, ahora tenemos la oportunidad de ajustar las políticas y prácticas para que podamos construir un sistema escolar sostenible con igualdad de condiciones para todas las escuelas, los estudiantes y las familias “, expuso.

Estudiantes latinos y afroamericanos son los más afectados por esta situación ya que cada asignación de recursos públicos a las chárter va en detrimento de las oportunidades de esos alumnos, aseguró Susan Zoller, quien formó parte de los expertos, que durante algunos meses hicieron investigación para elaborar el estudio, el primero en su género en el país.

UN ROBO

princesa

En parodia, niños jalan la cuerda de los recursos económicos que les pertenecen, que quieren arrebatarles billonarios privatizadores, que finalmente cedieron.

En la manifestación, hubo una parodia: por un lado unos niños jalaron una cuerda – que semejaba los recursos de la educación- y por otro, adinerados, con trajes exclusivos, con un cheque del distrito escolar por incontables millones para subsidiar el crecimiento de las chárter, en detrimento de la educación pública y  de la comunidad.

Unos y otros jalaron. Los niños recibieron apoyo de maestros y padres y finalmente ganaron. Los catrines billonarios quedaron tendidos en el suelo, con todo y su cheque con fondos ilimitados.

La madre Hilda Rodríguez usó estas palabras para representar la situación:

“ No debe ser que Peter robe para pagarle a Paul. ¿Qué está pasando?”. Los fondos de nuestras escuelas públicas están siendo robadas para apoyar a las chárter”.

Y remató:

“ No podemos dejar que la mayoría de las escuelas pasen hambre, para que algunas escuelas chárter traten de hacerlo bien. Necesitamos que todas las escuelas reciban los fondos que necesitan para que todos nuestros niños puedan prosperar”.

Los planteamientos que hicieron en la marcha y manifestación los expresaron más tarde en la sesión semanal de los miembros de l Junta de Educación.