California destina 30 mil dólares anuales a un preso y sólo 11 mil a un estudiante, lo cual es inadmisible si se considera que es la sexta economía del mundo, afirma el vicepresidente del sindicato magisterial angelino, Juan Ramírez. Cambiar esa situación, impulsar demandas de barrios y lograr la multiplicación de escuelas comunitarias, entre los propósitos.

______________________________________________________________________________________________________________________________

En California, el gobierno destina 30 mil dólares anuales para mantener a un preso y 11 mil dólares en cada estudiante. Esta desproporción debe terminar y por eso el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés) apura la formación de una alianza con padres de familia y dirigentes comunitarios para que juntos luchen por mejoras educativos y de vecindarios. Incluso, ya hay acciones de defensa legal de los inmigrantes indocumentados.

“Esto – afirma Juan Ramírez, vicepresidente de UTLA- implica un cambio cultural” para los mismos maestros, que están acostumbrados a cumplir con su trabajo y retonar a sus hogares. Ahora, en acato a las necesidades de nuestro tiemo, deberán emprender esas nuevas labores. Y para ello, precisa, se está trabajando, para que estén concientes de la necesidad de ese cambio.

Alianzas de ese tipo no sólo se construyen en Los Angeles, sino en San Francisco, Sacramento, San Diego, y otras urbes, lo que constituye en un hecho sin precedente.   “Si no decimos nada y seguimos peleando por sobras nunca vamos a hacer mucho. Si este movimiento se extiende en todo California podemos cambiar las leyes”, precisó durante una entrevista realizada en su despacho .

Aseguró que es una vergüenza que California siendo la sexta economía mundial, con un elevado número de ricos, haga una inversión anual de 11 mil dólares por estudiante, cuando hay estados que destinan hasta 20 mil dólares.

A nivel nacional, el Golden State es el estado número 46 en cuanto a dinero canalizado por estudiante.

Ramírez afirmó que esta situación es injusta a todas luces y por eso el ideal que el movimiento crezca en el estado. Por eso su llamado para que padres y dirigentes comunitarios se sumen a esta cruzada.

“Vamos a tener que presionar a políticos. El dinero está en California y las corporaciones y poderosos se quedan con ese dinero y los legisladores lo permiten . Tenemos que evitar eso”, dijo

Por eso la creacion de este movimiento y el llamado a atención a legisladores, que todos son demócratas , para que cambien leyes para que esos recursos lleguen a escuelas y ayuden a los estudiantes.

UTLA realiza la campaña “20 para el 20” a fin de que en el 2020 la inversión por estudiante llegue a los 20 mil dólares.

“ Nos nos vamos a dar por vencidos. La campaña por 15 dólares de salario mínimo parecía meta lejana.  Ahora es una realidad. Hay que hacer mucho trabajo con la comunidad”, expuso.

Aquí los videos de la entrevista con el vicepresidente de UTLA