En la reunión anual de la Asociación Nacional de Educación, la más importante agrupación de maestros, con 3.5 millones de afiliados, se analizaron los retos del presente y se ofrecieron propuestas para el futuro, que ya está aquí, a partir de entender los nuevos signos de los tiempos y la ideología de los maestros noveles, en quienes recae la responsabilidad de continuar sosteniendo la educación pública, hacerla prevalecer por encima de intereses corporativos que pretenden su privatización y de acercarla más a los estudiantes, a sus familias y a sus comunidades.

_____________________________________________________________________________________________________________

Escuelas públicas fuertes, dependen de sindicatos de maestros fuertes.  Y en torno a esta premisa, la más grande organización de profesores del país analizó el presente, con el reto más importante, con los  estudiantes, que sólo se cumplirá con compromiso y dedicación a ellos, alertó sobre el racismo y la privatización y urgió a generar cambios para estar acorde con el momento histórico: con una población estudiantil más racial, culturalmente diversa y con una tecnología digital que transforma la enseñanza y el aprendizaje. Y la advertencia fue: de no hacerlo, los perdedores serán las escuelas, los alumnos, los mentores y sus organizaciones gremiales.

Reunidos en el Centro de Convenciones de Washington en ocasión de la reunión anual de la Asociación Nacional de Educación, unos siete mil asistentes analizaron críticamente el presente del escenario educativo, plantearon, propusieron, cuestionaron  sobre el deber ser de su rol y sus desafíos.  Dijeron que los maestros deben preocuparse también por las familias de los educandos y por sus comunidades y dedicarse, además, a plantar semillas de esperanza.

John Stocks, director ejecutivo de esa organización (NEA, siglas en inglés) puso el dedo en la llaga a partir de la transformación, que ya está en marcha, con nueva composición étnica en la población estudiantil y una tecnología digitalizada que se recicla muy a menudo. Llamó a entender esta realidad, asumirla y a responder efectivamente.

RA2016-Stocks-Speech-FeatureImage

John Stocks. Fotos: NEA.

Enfocó a un tema toral: el cambio generacional acelerado en los sitios de trabajo y para ello ilustró con esta cifra: en las escuelas públicas, más de dos millones de profesores van a entrar a la fuerza de trabajo en los próximos cinco años.

Dijo que NEA debe asegurar que esos educadores tengan suficiente apoyo para que conduzcan con pasión a sus estudiantes por el camino de la justicia.

Y se preguntó:

¿Pero entienden ellos, al entrar en el lugar de trabajo, la relevancia que su asociación puedesignificar para ellos y sus estudiantes?

Dijo que probablemente no, porque esta generación tiene diferentes experiencias en la vida y expectativas que sus predecesores.

Incluso, las victorias históricas sobre justicia económica y social, sobre derechos civiles para ellos son sólo algo que leyeron en libros de historia.

“Está claro que lo que funcionó para nuestro sindicato tan bien durante tanto tiempo, no va a ser suficiente ya”.

“Debemos ser relevantes para ellos, para ayudar a satisfacer las necesidades cambiantes de sus estudiantes, para ayudarles a ser educadores exitosos y para aprovechar su idealismo. Hay que actuar con urgencia”.

Dijo que era hora de dejar de hablar y empezar a escuchar y que no hay que decirles lo que el sindicato puede hacer por ellos, sino preguntarles cómo el sindicato puede ayudarles.

NEA y sus afiliados ya están inmersos en este trabajo urgente – agregó- para mantener contacto con cada uno de los 173 mil nuevos empleados que van a ingresar a las escuelas en el otoño.

Y expresó que le toca a cada educador definir lo que es el sindicato para esta nueva generación.”Si no lo hacemos, sentenció, alguien más lo hará”.

“Si no llegamos a ellos, uno a uno y los apoyamos, nuestros estudiantes van a perder, nuestras escuelas perderán y nuestro sindicato perderá”.

Hizo saber que conversaciones con profesores de primer año de ejercicio profesional fueron inspiradoras y desgarradoras. “Todos aman a sus estudiantes y están decididos a tener éxito, pero también se sienten abrumados, no se sienten apoyados y están luchando contra el desaliento”.

Dijo que millones de estudiantes y educadores de nuevo cuño necesitan de los maestros de mayor antigüedad para que tengan mayor voz.

Ese, remató, sería el legado a los nuevos educadores, para que defiendan la causa y que escriban su propia historia.

LLAMADO A NO SUBESTIMAR EL POTENCIAL DE LOS MAESTROS

La Maestra del Año, Jahana Hayes, instó a sus colegas a no subestimar su potencial para transformar la vida de sus estudiantes.

Y recordó que siendo estudiante no era conciente de las oportunidades que existían fuera de los proyectos habitacionales en los que creció, “pero mis maestros encendieron la pasión en mí”.

“A pesar de estar rodeada de miseria, drogas y violencia, mis maestros me hicieron creer que yo era material para la universidad y plantaron una semilla de esperanza”.

Hayes enseña historiaa en la preparatoria John F. Kennedy, en Waterbury, Connecticut, y en abril fue designada Maestra del Año por el Consejo Escolar del Gobierno. Fue honrada por el presidente Obama en la Casa Blanca y pasará un año viajando por el país para representar a los educadores y abogar epor la educación pública.

Aseguró que los maestros son para muchos de sus alumnos la única esperanza, porque se transforman en asesor, consejeros y protectores de ellos.

“El éxito académico de los estudiantes,  especialmente de aquellos distritos con escuelas públicas urbanas de barrios marginados, requiere un alto nivel de compromiso de los maestros con los alumnos”, subrayó.

Y enfatizó:
“El éxito académico de muchos estudiantes puede ser inalcanzable a menos que sepan que sus maestros se preocupan por ellos”.

“Los estudiantes deben ver a sus profesores como alguien que se preocupa por su éxito académico y su crecimiento personal. Alguien que se preocupa por sus familias y sus comunidades. Alguien que se toma el tiempo para conocer sus historias y comprender sus viajes. Somos las personas que encienden pasiones en los estudiantes “.

Hayes cerró su discurso recordando a los delegados que no son meros “visitantes” en la vida de sus alumnos.

Este es el video de su discurso:

ESP, ARMA SECRETA DE LA COMUNIDAD ESCOLAR

Doreen McGuire-Grigg habló de la importancia del Apoyo a la Educación Profesional de NEA (ESP, siglas en inglés), porque trae valor a educadores y estudiantes y son puente entre las escuelas y las comunidades.

Ella, quien logró el título del año ESP, dijo que “eran el arma secreta de una comunidad escolar”.

Y ejemplificó: Nancy Burke, maestra de educación especial , sacó a la comunidad escolar en conjunto para crear un jardín de aprendizaje al aire libro, diseñado especialmente para estudiantes con discapacidades.

Algunos estudiantes tienen movilidad limitada y otros discapacidades severas que les impiden hablar o aprender a leer. Muchos vienen de familias que viven en la pobreza. La mayoría nunca antes habían estado en un jardín, citó.

Y se refirió a sus compañeros como “armas secretas” que cambian vidas, unen a comunidades y llevan al éxito a estudiantes.

McGuire-Grigg hizo hincapié en cómo los ESP son parte de la lucha contra las pruebas tóxicas y el racismo institucional.

Asimismo, pidió a los maestros unirse a la lucha contra las amenazas de la privatización educativa. En ese sentido, aseguró que el trabajo de las ESP está constantemente bajo amenaza por cuestionar a las corporaciones privadas que anteponen la ganancia a los estudiantes.

Y lanzó la invitación:

“ Necesitamos profesores que quieran ser nuestras armas secretas. Necesitamos sus historias, su pasión y sus números. Somos más que socios, somos capaces de resolver problemas. Somos un recurso sin explotar y estamos para apoyar integralmente al estudiante, a la escuela y a la comunidad. Somos las armas secretas”.

A continuación, el video con sus tesis: