En las manifestaciones se exigía justicia para los dos afroamericanos que esta semana fueron asesinados a manos de policías blancos. Dos sospechosos de haber disparado, detenidos, y buscan a otro. 

____________________________________________________________________________________________________________

Cinco policías de Dallas han resultado muertos y seis heridos durante un tiroteo hace tres horas en el centro de la metrópoli, cerca del depósito de libros donde se disparó contra Kenedy.

Dos francotiradores, uno de ellos situado en un garaje en una zona elevada, han disparado contra los agentes que llevaban el uniforme azul sin el chaleco antibalas porque participaban en una manifestación pacífica y no querían demostrar situación de fuerza.

Los heridos fueron trasladados al hospital donde murió Kenedy y en estos momentos en Dallas se vive otro hecho de gran trascendencia que puede obligar a la nación a reaccionar y a Obama regresar de su viaje por Europa.

Dos sospechosos están bajo custodia, pero se sigue buscando a más, según dijo la policía de Dallas en un comunicado en Twitter

Uno de los sospechosos se entregó y el otro detenido estaba en un tiroteo con el equipo SWAT, agregó.

El jefe de la policía de Dallas, David Brown, dijo que dos francotiradores dispararon contra “policías desde posiciones elevadas durante la protesta/manifestación”.

El Departamento de Policía de Dallas tuiteó la fotografía de un hombre vistiendo una camiseta camuflada con un rifle de asalto colgando de su hombro.

Los sospechosos “amenazaron con colocar una bomba en la zona del centro” de Dallas, dijo Brown a la prensa.

La protesta de Dallas era una de las tantas manifestaciones en varias ciudades del país tras la muerte de dos negros a manos de policías en Luisiana y Minnesota esta semana.

Varios centenares de personas acudieron a la manifestación de Dallas, que terminó apenas antes de que se produjeran los disparos en torno a las 21H00 locales (02H00 GMT del martes), de acuerdo con los medios.

Testigos dijeron haber escuchado decenas de disparos que sonaban como los de los rifles semi-automáticos. “Los disparos provenían del techo”, dijo un manifestante al canal KTVT.

Videos subidos a internet mostraban la marcha cuando comenzaron a sonar los disparos y los manifestantes se dispersaron.

La policía de Dallas ha intercambiado disparos en la madrugada de este viernes con un sospechoso de haber participado en el ataque a tiros contra la policía, que dejó cuatro uniformados muertos, durante una protesta contra la brutalidad policial contra los negros.

Un sospechoso dice que hay bombas por toda la ciudad

“El sospechoso con el que estamos negociando que ha intercambiado fuego con nosotros durante los últimos 45 minutos dijo a nuestros negociadores que el fin se aproxima, y que va a lastimar y matar a más de nosotros, en referencia a las fuerzas del orden”, dijo el jefe de la policía de la ciudad, David Brown, a la prensa.

El sospechoso acorralado en un estacionamiento de la ciudad dijo que “hay bombas por todas partes en este garage y en el centro de Dallas”, indicó Brown.

“Así que estamos siendo muy cuidadosos con nuestras tácticas de negociación de manera de no dañar a los ciudadanos de Dallas”, agregó.