La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português Français Deutsch

30 años del magnicidio: falta voluntad política para investigar a fondo para saber quién mató a Colosio, dice el padre de Mario Aburto. Culpa a Salinas del crimen

March 23, 2024 - por

30 años del magnicidio: falta voluntad política para investigar a fondo para saber quién mató a Colosio, dice el padre de Mario Aburto. Culpa a Salinas del crimen

Los padres de Mario Aburto, Rubén y María Luisa, con una foto de Mario. Foto: La Educación


Francisco Mendoza, director de La Educación publicó la siguiente información hace tres años en este espacio, que se reproduce por su vigencia. La parte toral es una entrevista que le hizo a Rubén Aburto, padre del homicida, en el año 2000 en un programa de radio que conducía en una emisora angelina.


Los Angeles, California. 

El 23 de marzo de 1994 la vida cambió para la familia de Mario Aburto, quien purga una condena de 45 años por el asesinato de Luis Donaldo Colosio. Al ser colocado en el centro de una situación extraordinaria, pasó del sosiego al sobresalto, de una economía llevadera a la pobreza, de la salud a la enfermedad.

Trascurridos 27 años del magnicidio, Rubén y María Luisa Martínez, los padres, y los hijos, Karina, Elizabeth, José Luis y Rubén, viven en armonía y clamando justicia ya que creen que Mario es inocente. Unos, incluso, se quejan de seguir siendo amenazados. Han solicitado, incluso, al gobierno de López Obrador que reabra el caso, pero la respuesta ha sido negativa.

El periodista Francisco Mendoza, director de La Educación, en aquél tiempo del magnicidio – el 23 de marzo de 1994- era corresponsal de varios medios mexicanos en Los Angeles y desde ese día se desplazó a la ciudad de Tijuana para cubrir lo relacionado con el suceso y luego de un mes de labor periodística retornó a la urbe angelina, donde reiteradamente entrevistó a miembros de la familia Aburto.

Mendoza los ha hablado en diversas ocasiones con los Aburto y ha acreditado que Rubén y su esposa han llegado a tal nivel de pobreza que sacaron botes de aluminio de la basura para venderlos y así allegarse recursos para sobrevivir. También han acudido a iglesias para recibir alimentos.

En el año 2000 entrevistó a Rubén, el padre, en un programa que conducía en la emisora W Radio 690. En el diálogo participó el psicólogo Netz Gómez.

Aburto habló con detalle de Mario, de lo que hizo el 23 de marzo, por qué fue al mitin de Lomas Taurinas, lo cree inocente y reitera que los culpables del homicidio son Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, a quien les concede perdón.

A continuación se publican extractos de aquella entrevista:

Rubén Aburto:

“Han culpado a Mario de un crimen que nunca cometió.

“Nunca se ha investigado a fondo. El gobierno mexicano no tiene voluntad política ni moral para resolver el asesinato de Colosio, es corrupto, cruel e inhumano, no respeta los derechos humanos.

“A mi hijo José Luis lo detuvieron y le dijeron en la PGR que si no decía que su hermano Mario había matado a Colosio y que el iba con él, la tarde del 23 de marzo, en Lomas Taurinas, le iría muy mal”.

En aquel tiempo, en Tijuana estaba Mario, su madre, María Luisa, los hijos José Luis, Elizabeth y Karina; en Los Angeles, en una fábrica de Madera, en Torrance, California, laboraba Rubén padre, y sus hijos Rubén Jr. y Rafael. Ganábamos a 7 dólares la hora cada uno. Acá vivían en San Pedro y cada semana o cada quince días iba alguno de ellos a llevarles dinero a la familia a Tijuana.

Mario se quedó al frente de la familia por ser el más responsable de los hermanos.

Ese día, Mario se fue a trabajar a la fábrica de Gameros Magnéticos, salió a las 2:00 de la tarde, se fue a la calle Revolución, se comió una torta y había un letrero que aludía al mitin de Lomas Taurinas y las Calafias (peseras) estaban llevando gratis al mitin y mi hijo fue por curioso ya que pensó que no era necesario llegar temprano a casa. Mi hijo no es político, ni le interesa ningún partido político”.

FM: ¿Quién cometió el crimen, por qué involucraron a tu hijo?

“El gobierno tenía que agarrar a cualquier para echarle la culpa y taparse él. Hace varios años, me invitó un periodista de Chicago para darle una entrevista sobre el caso Colosio y también participó Luis Colosio Fernández, padre de Luis Donaldo, quien dijo que los asesinos de su hijo fueron los dueños del país, de la política, del poder y fueron intereses muy fuertes que se dan en cada sexenio. Fue Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León”.

FM: ¿Lo crees?

“Sí. Ese día, Luis Colosio Fernández dijo que su hijo no se supo cuidar de la escolta del estado mayor presidencial, pensaba que iban a obrar de buena fe”.

FM: ¿Crees que Mario sepa algo del crimen de Colosio; crees que sea el corcho del caso, que si se destapa se conocen al o los autores intelectuales del crimen?

“No. Mi hijo no sabe nada, porque fue allí sólo por curiosidad. Mario me ha dicho que sólo vio a una persona más chaparra que él, con chamarra negra con hombreras y camisa blanca, chino.

“La tarde del crimen, mi esposa fue detenida, junto con mis hijas, desnudadas, y llevadas a la PGR. Allí vio a una persona parecida a Mario, pero se trataba del agente del CISEN, Jorge Sánchez Ortega, quien resultó positivo a la prueba de la parafina, porque ese día había disparado una arma, además que llevaba en su ropa sangre de Colosio. Mi hijo estaba drogado. Lo drogaron”.

FM:  ¿Cómo estás ahora?

“Enfermo, retirado, me sacaron la vesicular biliar con los corajes que me hizo pasar ese pelón (Salinas). A mi hijo le fabricaron el caso, un expediente de 8 mil hojas, con testigos comprados y amenazados. El expediente tiene gravísimas irregularidades”.

FM: ¿Desde cuándo no hablas con tu hijo?

“Ya tengo más de un año de no hablar con él. No me llama ni me manda ninguna carta porque el gobierno no lo deja hablar. Ya tenemos pendiente, no vaya a hacer que le vayan a quitara vida. Hago responsable a Carlos Salinas de Gortari si algo le paso a mi hijo y a mi familia”.

FM: ¿De qué vives ahora?

“Estoy jubilado y me mandan poquito. Vivo en un single (departamento sin recámara) para poder mantenerme yo y mi esposa. Mis hijos viven aparte y son de bajos recursos. Somos una familia humilde y pobre pero muy honesta. No le tenemos miedo a la verdad.

“Recuerdo que don Luis Colosio dijo que dudaba que mi hijo le había quitado la vida a Luis Donaldo.  Le preguntaron: ¿Y qué le dice a la familia Aburto, a Mario? “Que Dios los bendiga”. Por eso estoy con Luis Colosio Fernández, porque sentimos lo mismo. A él el gobierno le quitó la vida de su hijo y a mi me la están quitando. Contra mi hijo no tienen pruebas contundentes, sólo un video, pero nunca se ve la cara del que le quitó la vida al licenciado Colosio.  Un investigador independiente dijo que la escolta personal de Salinas estuvo presente en el mitin”.

FM: ¿Crees que la escolta asesinó a Colosio?

“Sí. La doctora que hizo la autopsia dice que Colosio recibió dos balazos. El que le disparó es más chaparro que mi hijo y tiene una esclava en la mano y el otro tiro fue de otro calibre. Todos los mexicanos tienen que apoyar a Luis Colosio Fernández y a mi y no al gobierno corrupto y cochino que hizo ese crimen”.

Habla el doctor Netz: “Lo que le sucedió, don Rubén, es doloroso, muy duro. Cuando a un hijo le tocan a uno es peor que si lo tocaran a uno. La vida presenta la injusticia, la traición, el engaño. Son realidades de la vida. No podemos permitir que la ofensa, la injusticia nos destruya. El evento ya sucedió pero aun tenemos vida. Ese señor que disparo a Luis Donaldo no tiene tanto poder, no puede matarlo a usted, a su familia, a sus ilusiones. Nosotros tenemos que tomar la decisión de que no nos vamos amargar porque  si nos amargamos vamos a permitir que lo que nos hicieron trascienda, don Rubén, porque usted puede tener hijos, nietos y bisnietos que vivan con el dolor de la traición, del dolor, de la amargura o entender que la vida presenta esta cosas y que tenemos que reponernos y decir: aunque a mi hijo le hicieron esta injusticia, de alguna forma esta vivo, y podemos salir de esto, porque no tuvieron tanto poder para matarnos. No podemos cambiar la realidad del gobierno, pero si podemos cambiar nuestra respuesta ante este tipo de cosas. No podemos vivir toda la vida en la sombra de una injusticia, porque – usted esta entero, puede caminar, esta aquí, entre nosotros- y créame que hay que transmitirle al mismo Mario el deseo de vivir, de salir adelante . No debemos darles tanto poder a los que nos agredieron”.

  1. ¿ Crees que verás libre a tu hijo y que se aclare el asunto?

“Tengo la esperanza que Dios les hablande el corazón a esas personas y que dejen libre a mi hijo. La opinión pública se da cuenta que fue el gobierno y quién fue el asesino y los asesinos intelectuales”.

Doctor Netz: “Creo que podemos sacar lo peor y lo mejor de esto. Lo animaría a que nos uniéramos con otros padres que han sufrido injusticias y de lo peor que nos quisieron hacer saquemos lo mejor, hagamos algo positivo de esto horrible. Lejos de seguir enojado canalizamos la energía no para destruir nuestro cuerpo, canalicemos ese enojo para hacer algo positivo y vayamos a ayudar a los demás. Si de esto sacamos algo peor triunfa el mal y necesitamos que triunfe el bien”.

FM al doctor Netz: ¿Cómo puede Rubén canalizar esa energía en algo que lo beneficie?

Doctor Netz: “Usted, don Rubén, tiene que perdonar, usted merece ser libre de esto, de ese dolor, porque mientras usted siga con ese resentimiento seguirá siendo víctima como hubiera sido ayer. A ellos no les importa  que usted se muera pero a usted le interesa vivir. Hay que detener este dolor que ha sido tan destructivo para su propia vida”.

FM: ¿ Serías capaz de perdonar al gobierno mexicano que crees que asesino a Colosio?

“Sí. Yo perdono al gobierno todo el mal que le hizo a mi hijo. El doctor tiene razón, yo tengo que seguir adelante, les hago falta a mis hijos, a mis nietos”.

Doctor Netz: “Sus nietos no quieren un abuelito amargado, entero, porque nadie de ellos tuvo que ver con eso, quieren ver a un abuelito que sonría a la vida”.

Ruben, (llorando):

“No le voy a pasar este dolor a mis hijos, a mis nietos. Perdono al gobierno de México de todo corazón y no tengo ningún rencor. Los perdono y que Dios los bendiga y espero que se les ablande el corazón y dejen por favor a mi hijo”.

FM: ¿Tu perdonas a Carlos Salinas de Gortari?

“Perdono a Salinas, a los de la escolta, a todos , perdono a los mexicanos que pensaron mal de mi hijo. El doctor me ha hecho entender muchas cosas y voy a vivir para mis nietos, tengo 17 nietos y los quiero ver crecer para que digan que tengo un abuelito que es muy fuerte”.

Doctor Netz: “El hecho de que los perdone no los exime a ellos de las consecuencias. Eso que quede claro. El perdona porque se libera, sus nietos quieren ver a alguien que ama la vida, que no es víctima de auto lastima, de pobre de mí. Lo felicito, esta decisión que tomó ahora le va a traer paz, no va a cambiarlo que pasó pero si lo que suceda después de esta decisión. Lo felicito por su valentía, por su calidad humana, por su hombría de bien”.

“Quiero recordar a una persona que tiene una moral muy alta, que es Jorge Mancillas, donde esté, que Dios te bendiga. Estoy contigo”.

Mancillas, mexicano, fue representante de la familia Aburto, sufrió tres atentados y ahora vive en Europa. Ha sido uno de los líderes latinos en Los Angeles de mayor relieve. Estuvo seis veces con Mario en la prisión.

Y acaba el programa.