El cheque de ayuda, una pelea en el Senado que promete durar toda la semana

December 29, 2020 - por

El cheque de ayuda, una pelea en el Senado que promete durar toda la semana

 Chuck Schumer, líder demócrata del Congreso.

El Senado abrió sesión este martes, pero el suspenso sobre si los pagos de estímulo por el coronavirus subirán a $2,000, como aprobó la víspera la Cámara de Representantes, podría acaparar la atención el resto de la última semana del año.

Dos senadores demócratas intentaron infructuosamente que el Senado abordara el incremento usando el mismo procedimiento de los representantes, que lograron la aprobación con el voto de dos tercios de la cámara.

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, pidió que el Senado adoptase inmediata y unánimemente la legislación aprobada la víspera por la Cámara Baja para incrementar los pagos directos a $2,000.

Esta iniciativa busca aumentar los pagos por $600, estipulados en el paquete de estímulo por $900,000 millones que el presidente Donald Trump autorizó el pasado domingo (tras varios días de negarse a hacerlo argumentando que los cheques de ayuda debían ser mayores, aunque su gobierno había estado en las negociaciones con los legisladores en las que se acordó ese monto).

Cualquier senador puede objetar a una decisión unánime. Y en este caso, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, objetó sin decir por qué.

Acto seguido, el senador demócrata Bernie Sanders propuso que el Senado aborde el tema de los cheques de nuevo antes de votar el miércoles la anulación del veto presidencial al presupuesto militar, medida que ya aprobaron los representantes en su sesión del lunes.

McConnell, quien minutos antes había expresado su intención de votar el miércoles la anulación del veto que Trump dio al presupuesto militar de $740,000 millones, objetó la propuesta de Sanders sin decir por qué.

Puede ocurrir cualquier cosa.

Los demócratas seguirán insistiendo para que el voto tenga lugar antes del sábado, cuando el Congreso concluirá el ejercicio legislativo bianual en curso.

Aunque McConnell se opuso a considerar el tema de los cheques puede cambiar de opinión siempre que lo haga antes del sábado.

El líder republicano tal vez deba convocar votos procedimentales para superar la objeción de Sanders -conocidos en inglés como cloture– para celebrar la votación sobre el veto presidencial.

McConnell dio como un hecho que el Senado reunirá los dos tercios requeridos para anular el veto presidencial, algo que de concretarse será la única vez que ocurra durante el mandato de Trump.

¿Por qué McConnell se opone?

La bancada republicana llega en una posición incómoda que deja al descubierto su división interna.

Si bien los conservadores usualmente se oponen al aumento del gasto público, un sector del Partido Republicano se ha plegado a las preferencias de Trump.

El incremento de los cheques a $2,000 costaría al erario público $463,800 millones, según el Comité Bicameral sobre Impuestos.

Ese monto rebasa con creces el desembolso de $165,700 millones requerido para entregar $600 a cada estadounidense y que permitió a ambos partidos llegar a un acuerdo para que el costo total del paquete de estímulo se limitara a $900,000 millones.

En este caso hay una alianza muy inusual: Trump y los demócratas coinciden en incrementar los cheques a $2,000, mientras que el liderazgo republicano en el Senado se opone.

¿Puede McConnell cambiar de opinión sobre los cheques?

Luce improbable que McConnell traiga al pleno un voto sin tener los 12 votos de su bancada que necesita para alcanzar los 60 requeridos.

Hasta ahora varios senadores republicanos se han pronunciado a favor del incremento, incluyendo a David Purdue y Kelly Loeffler, los dos de Georgia que buscarán la reelección el 5 de enero en una reñida contienda de segunda vuelta que definirá cuál partido controlorá el Senado a partir del domingo.

Otros republicanos que se han pronunciado a favor del incremento son Josh Harley, Marco Rubio, Deb Fischer y Lindsey Graham.

¿Qué dijo exactamente McConnell?

En la sesión del martes, el líder republicano se refirió a los tres temas que mencionó Trump cuando rehusó autorizar el paquete de estímulo por $900,000 millones la semana pasada: el incremento de los pagos directos, una investigación sobre supuestas irregularidades electorales y derogar la protección legal de la que gozan las redes sociales.

“Durante este proceso, el presidente subrayó tres temas adicionales de significado nacional que él quisiera ver al Senado abordando juntos”, dijo McConnell. “Esos son tres temas importantes que el presidente ha vinculado. Esta semana el Senado comenzará un proceso para darle prioridad a esas tres prioridades”.

McConnell no especificó cómo podría abordar los tres temas de manera simultánea, pero la combinación de esos asuntos en una sola legislación con seguridad le restará apoyo.

Además, los demócratas desean que se incremente el monto del cheque, no darle respaldo desde el Senado a denuncias infundadas de Trump sobre un supuesto fraude electoral que le costó su reelección.