Acuerdo “humano, solidario y flexible” entre el distrito escolar y el sindicato de maestros angelino para  apoyar a educadores a fin de optimizar la educación a distancia

April 12, 2020 - por

Acuerdo “humano, solidario y flexible” entre el distrito escolar y el sindicato de maestros angelino para  apoyar a educadores a fin de optimizar la educación a distancia

Arlene Inouye habla durante una concentración de maestros, frente a la alcaldía de la Ciudad de Los Angeles, al término de la huelga magisterial de enero del 2019.

Darle el mayor respaldo posible a los docentes para optimizar la educación a distancia que reciben más de 600 mil estudiantes, constituye la parte toral del acuerdo entre el Sindicato de Maestros de Los Angeles y el distrito escolar angelino.

“El Memorándum de Entendimiento (MOU) entre ambas partes es humano, solidario y con una comprensión sin precedente de la salud y la crisis económica provocada por COVID-19 que todo el mundo está atravesando”, declaró Arlene Inouye, negociadora de los docentes a a La Educación.

El Superintendente de LAUSD, siglas del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, aseguró que el acuerdo proporciona flexibilidad y apoyo que los educadores necesitan para hacer mejor su trabajo en las presentes circunstancias extraordinarias.

Agregó:

“Nuestro objetivo común es ayudar a los estudiantes a seguir aprendiendo y apoyando a las familias más necesitadas”.

Asimismo, Inouye anticipó que “es muy probable que las escuelas estén cerradas hasta el final del año escolar”.

En Nueva York, las autoridades ya decidieron cerrar los planteles públicos en lo que resta del año escolar.

Y ante esta realidad, la única opción es la educación a distancia. De ahí deriva la importancia del acuerdo entre maestros y autoridades escolares angelinas, logrado tras semanas de negociación y 30 horas en los últimos días, previos a que se diera a conocer, el pasado viernes.

“Nuestro enfoque es apoyar a nuestros estudiantes y entregar la instrucción de la manera más equitativa posible dadas las circunstancias extremas en las que nos encontramos y las necesidades de nuestras propias familias y seres queridos”, dijo UTLA, la mayor institución de trabajadores de California, con casi 35 mil miembros.

Indica que las dos partes entienden que los esfuerzos para implementar la flexibilidad para todos será crucial. “En este momento, todos necesitaremos modelar resilencia, pensamiento crítico, creativo y empatía para asegurar que los estudiantes continúen creciendo personal y académicamente”, citó.

“ Lo más importante es que el acuerdo crea una jornada laboral flexible, prohibe la  necesidad de video en vivo, pone parámetros en la DP (Parámetros Digitales)  excesiva y respeta la discreción pedagógica”, precisó la organización magisterial.

La negociadora Inouye, también Secretaria de UTLA,  dijo que los alumnos no recibirán un grado menor que el que tenían antes del cierres de las escuelas.  Además, los mentores  también tienen la discreción de dar a los estudiantes una calificación más alta.  “En otras palabras, agregó, los estudiantes no serán penalizados por esta crisis y su impacto en ellos”.

Hizo notar que hay flexibilidad incorporada en la programación y las formas de instrucción para estar más centrado en el estudiante y para satisfacer mejor sus necesidades.

“ Hay un entendimiento de que los estudiantes serán impactados de manera inequitativa y los de educación especial que han confiado en los recursos del sitio escolar, necesitarán el apoyo del gobierno federal para proporcionar pautas más claras y mayor financiamiento”, explicó.

Inouye también destacó:

“Estoy orgulloso de este acuerdo que expresa empatía, apoyo, flexibilidad y comprende los desafíos que enfrentan los estudiantes y las familias.  También es bueno para los educadores que tienen sus propios hijos y, sin embargo, han tenido que ser maestros y padres al mismo tiempo”.

Reconoció que los estudiantes se verán afectados de varias maneras como los que no tienen acceso a la tecnología, el espacio y la privacidad, o los que tienen padres con estrés que no trabajan o trabajan en situaciones peligrosas y que el aislamiento de “refugio en el lugar” es un cambio drástico en sus vidas.

“La educación pública no puede cambiar repentina y fácilmente al aprendizaje a distancia sin tener en cuenta varios impactos”, resaltó.

En ese sentido, UTLA manifestó:

Ningún modelo de aprendizaje a distancia puede reemplazar nuestras escuelas físicas. Que son donde los estudiantes aprenden, donde son apoyados por adultos que abordan sus necesidaes sociales y emocionales y donde muchos obtienen su comida más confiable del día. Esperamos con ansia el día  en que podamos reabrir nuestras aulas y puertas de oficina y reconectar con nuestra comunidd escolar”.

Igualmente, Inouye enfatizó lo difícil que es esta crisis para las familias y los estudiantes. Debido a ello  hay una línea directa de salud mental de LAUSD:  213-241-3840.  También están las comidas Grab & Go Foodque se están distribuyendo en más de 60 lugares en toda la ciudad que se entregan gratuitamente a estudiantes, sus familiares y a cualquier adulto que lo solicite. (véase www.lausd.net).