Acusa Lozoya de sobornos a Ricardo Anaya, Miguel Barbosa, Ernesto Cordero, Francisco Domínguez y David Penchyna

August 18, 2020 - por

Acusa Lozoya de sobornos a Ricardo Anaya, Miguel Barbosa, Ernesto Cordero, Francisco Domínguez y David Penchyna

Miguel Barbosa, José Antonio González Anaya y Ernesto Cordero.

EL ex director de Pemex, Emilio Lozoya, denunció que siete legisladores del PAN, PRD y PRI recibieron 80 millones de pesos como sobornos a cambio de impulsar la aprobación de la Reforma Energética del expresidente Enrique Peña Nieto, que fue promulgada en diciembre de 2013.

Estos 80 millones fueron mencionados por el fiscal Alejandro Gertz como parte de una serie de sobornos que reconoció el propio Lozoya en diferentes momentos. Sin embargo, el pasado 11 de agosto, el funcionario refirió la entrega de 84 millones de pesos: “Estas dos personas (Peña Nieto y Videgaray) le dieron instrucciones para que entregara 84 millones de pesos a varios legisladores”.

De acuerdo con la denuncia de hechos para buscar el criterio de oportunidad que presentó Lozoya ante la Fiscalía General de la República -a la que tuvo acceso Grupo Imagen- entre los beneficiarios de los sobornos enlistados por el exdirector de Pemex aparecen Ricardo Anaya, entonces diputado con licencia y después candidato presidencial; Miguel Barbosa, actual gobernador de Puebla y entonces senador del PRD, así como Francisco Domínguez, actual mandatario de Querétaro y entonces senador del PAN.

También se menciona al entonces senador panista, Ernesto Cordero. 

Lozoya agregó que el operador en el tema de los presuntos sobornos era el priista David Penchyna, entonces presidente de la Comisión de Energía

También son señalados el ex senador Jorge Luis Lavalle -quien pertenecía a Acción Nacional pero fue expulsado en 2018- y el senador del PAN, Salvador Vega.

El monto de los sobornos suma 80 millones de pesos, según el expediente, y Lozoya asegura que habrían sido solicitados por el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Lozoya relaciona en supuestos actos irregulares al exsecretario de Hacienda y exdirector de Pemex, José Antonio González Anaya. También afirmó que durante la administración del presidente Felipe Calderón la petrolera Odebrecht entregó sobornos para la suscripción y aprobación del contrato Etileno XXI.

De acuerdo con Lozoya, una parte de los 80 millones de sobornos para la Reforma Energética se entregaron en siete fechas distintas: una de 10 millones; tres de 12 millones 800 mil pesos; otra de 6 millones 40 mil pesos; una más de 13 millones de pesos y otra 900 mil pesos.

La denuncia apunta que hubo una entrega de 900 mil pesos en la Torre Hares de Ejército Nacional y todas las demás se hicieron en Montes Urales 425, en las Lomas de Chapultepec.

En su denuncia presentada ante la Fiscalía General de la República, Emilio “L” precisó las cantidades que supuestamente recibieron Ricardo Anaya (6 millones 800 mil pesos) y David Penchyna (6 millones) en este único caso, con fecha del 17 de septiembre, 2014.

Lozoya asegura que la petrolera Odebrecht y Braskem le debían dinero al grupo de Ernesto Cordero, el cual les sería pagado por conducto del entonces secretario de Hacienda, únicamente si les garantizaban la continuidad del contrato de Etileno XXI.

“Dicho contrato —sigue la denuncia— fue firmado en el año 2010, con amplias desventajas para Pemex. Esta situación fue aprovechada por Hacienda para condicionar la entrega de dichos recursos a cambio de que efectivamente votaran a favor de las reformas estructurales, incluyendo la energética, la cual fue aprobada y promulgada el 20 de diciembre (sic) del 2013, y las leyes secundarias el 11 de agosto del año 2014”.

Afirmó que en una reunión en febrero del 2013, Luis Weyll le comentó que Odebrecht-Braskem habían entregado sobornos en los años 2010 y 2011, durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa, para la suscripción y aprobación del contrato Etileno XXI.

“Quienes ayudaron a operar dicho contrato en la administración panista fueron Carlos Treviño Medina, José Antonio González Anaya y otros ejecutivos de Pemex y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Recuerdo escuchar que se le entregó dinero tanto a Carlos Treviño Medina como Ernesto Cordero, a través de uno de sus operadores al cual apodaban El conejo, sin tener conocimiento de a quién se referían”, escribió Emilio “L”.

En su narrativa, Lozoya afirmó que “cuando a Odebrecht se le confirmó la continuidad con respecto al contrato de Etileno XXI, comenzó a dar dinero en efectivo, para ser entregados a legisladores, que indicaban el exsecretario de Hacienda y el presidente Peña. El dinero era entregado por Luis Weyll, y se llevaba a las oficinas alternas antes referidas, lugar en donde los legisladores enviaban por él. Tengo conocimiento, que con motivo de la continuidad del contrato Etileno XXI, bajo la administración del presidente Peña Nieto, se entregaron durante el año 2014 aproximadamente 84 millones de pesos adicionales a los ya antes referido, de los cuales, $32,000,000.00 fueron entregados a Luis Vega Aguilar, entonces Secretario de Finanzas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y $52,390,000.00, adicionales a los mismo legisladores de oposición anteriormente referidos”.

Según el documento en poder de la FGR, el dinero que entregó la empresa Odebrecht para los sobornos a los políticos mexicanos fue operada por una mujer que identificó como Fabiola Tapia, quien se encargó de depositar cinco millones 951 mil 351 dólares en una cuenta del Neue Bank, a través de una empresa denominada Zecapan, S.A. y ella misma lo trajo a México en efectivo para ponerlo a disposición de Videgaray, que a su vez fue indicando cómo se debía distribuir.