Al menos 24 heridos por enfrentamientos en Barcelona

September 30, 2018 - por

Al menos 24 heridos por enfrentamientos en Barcelona

Policías de Barcelona golpeando a los manifestantes. Foto Afp

Madrid. 

El centro de Barcelona se volvió a convertir este sábado en campo de batalla de independentistas contra unionistas. Además, agentes antidisturbios de la policía autonómica catalana, los Mossos d’ Esquadra se enfrentaron a grupos de secesionistas que intentaban impedir una marcha convocada por un sindicato policial español que querían hacer un homenaje a sus compañeros que intervinieron en el referendo por la independencia del pasado pasado 1° de octubre en Cataluña. El saldo fue de seis personas detenidas acusadas de agresión y resistencia a la autoridad y 24 heridos, incluido uno grave en el hospital.

El origen de este nuevo enfrentamiento entre los dos sectores de la sociedad catalana: los que pugnan por la secesión, que son cerca de 48 por ciento de los catalanes, contra el 52 restante que defiende el actual estatus, fue una manifestación convocada por el sindicato policial Jusapol para rendir “un homenaje” a los miles de agentes policiales que el año pasado intentaron impedir el referendo de independencia, que finalmente se llevó a cabo, aunque con numerosas dificultades y varios casos de represión policial. Además en la marcha se exigió la equiparación salarial entre los efectivos de la Policía Nacional con el resto de agentes autonómicos, como los propios Mossos d’Esquadra, que suelen ganarhasta 30 por ciento más por la misma labor.

Igual a lo ocurrido hace diez días, los Comités de Defensa de la República (CDRs) y las juventudes más radicales del movimiento independentista organizaron una contramanifestación, sin autorización, para impedir que se celebrase la convocada por el sindicato policial. Se congregaron algo más de 6 mil personas que impidieron ocuparon la Plaza Sant Jaume, donde están las sedes de la Generalitat y del Ayuntamiento.

Ante el cariz violento y las agresiones por parte de los independentistas, las autoridades catalanas, también soberanistas, ordenaron a los agentes antidisturbios de los Mossos que actuaran para reprimir los ataques de los manifestantes a la marcha de los policías -a los que llamaron sin cesar “hijos de puta”, “fascistas” y “cerdos”. Los independentistas además lanzaron huevos, polvos de color y piedras contra los agentes y los inmuebles de la Policía Nacional y del gobierno español.

Después de varios enfrentamientos directos entre agentes antidisturbios e independentistas, finalmente se disolvieron ambas concentraciones. Se prevé que en los próximos días, de cara al primer aniversario del referendo del 1° de octubre, crezca la tensión entre independentistas yunionistas.