Alumnos sin computadora ni acceso a internet pueden pedirlos en sus escuelas, afirma el Superintendente Beutner

September 1, 2020 - por

Alumnos sin computadora ni acceso a internet pueden pedirlos en sus escuelas, afirma el Superintendente Beutner

Padre de familia: si su hijo no tiene computadora o acceso a internet, hay que llamar a su escuela para que se los proporcionen de manera gratuita.

Este es el consejo del Superintendente del distrito escolar, Austin Beutner. “Las escuelas están asegurándose de que todos los estudiantes y su familia estén conectados para que los estudiantes puedan participar en clase”, dijo.

Aseguró que los planteles proporcionan a cada estudiante que lo necesita una computadora y acceso a internet.

Considera que al menos el 4 por ciento de los estudiantes y sus familias aún no están conectados con la comunidad escolar.

Puntualizó que los estudiantes tienen horarios regulares y que hay instrucción diaria en vivo en todos los niveles de grado y habrá evaluaciones periódicas del progreso de los estudiantes para ayudar a los maestros a proporcionar comentarios a los estudiantes y sus familias.

Indicó que hay más instrucción para grupos pequeños y pronto se iniciará ayuda individual a los estudiantes que más lo necesiten.

Beutner aseguró que la asistencia promedio a clases ha sido del 88 por ciento en comparación con el 91.8 por ciento de los primeros 7 días de la escuela del año pasado.

Indicó que las familias pueden inscribir a sus hijos en escuelas públicas en cualquier momento y por lo regular hay turnos.

Hizo notar que la matrícula general ha bajado aproximadamente al mismo nivel que en los años anteriores. Las causas: falta de viviendas asequibles y la continua disminución de la tasa de natalidad.

Beuter hizo notar que el cambio más significativo en la inscripción es en el nivel de jardín de infantes en vecindarios con ingresos familiares más bajos.

Aseguró:

“Sospechamos que parte de esto se debe a que las familias pueden carecer de la capacidad de proporcionar apoyo de tiempo completo en casa para el aprendizaje en línea que es necesario para los estudiantes muy jóvenes. Esto es un recordatorio más de que esta crisis está teniendo un impacto desproporcionado en familias de escasos recursos”.

Agregó que esperan que el impacto laboral y la inseguridad inmobiliaria debido a COVID-19 causen volatilidad adicional en las cifras de inscripción y asistencia durante algún tiempo.

Aseguró que desde que inició la crisis, las escuelas han tenido que equilibrar tres prioridades a veces contradictorias: las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, las necesidades de las familias trabajadoras y la salud y seguridad de todos en la comunidad escolar.

“No podemos comprometer la salud y la seguridad”, destacó.

57 MILLONES DE COMIDAS HAN SIDO DISTRIBUIDAS

Beutner también hizo saber que ya se han proporcionado 57 millones de comidas a niños y adultos y seis millones de artículos, entre ellos pañales.

“Las familias que luchan por salir bien no pueden pagar el alquiler de sus departamentos, la comida y los servicios públicos”, dijo.

Esa asistencia es la mayor de cualquier otro programa escolar del país, resaltó.