La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português 简体中文 日本語 Русский Français Deutsch

Amenazan con cerrar la Casa del Actor, tras 76 años de vida útil

February 6, 2021 - por

Amenazan con cerrar la Casa del Actor, tras 76 años de vida útil

CIUDAD DE MEXICO

Me imagino que deben de estar muy tristes Cantinflas y Jorge Mondragón, desde su lugar en el más allá, al saber que “La Espada de Damocles” pende sobre la Casa del Actor que inauguraron el 20 de febrero de 1944. Se pretende desaparecerla por falta de recursos económicos para dar atención a más de cincuenta artistas retirados de la actividad y que, ahí, encontraron un lugar donde les brindan calor humano, atención y cuidados como merece un ser de la Tercera Edad.

El sonorense Jesús Ochoa, secretario general de la ANDA (Asociación Nacional de Actores), desde mayo de 2018 retiró el apoyo económico al refugio que creó Mario Moreno Reyes, apoyado por Jorge Mondragón, donde el actor retiradoya no morirá de soledad, pobre, enfermo y olvidado, porque ya tiene un hogar y una familia que somos todos nosotros”. Esas fueron las palabras de Cantinflas pronunciadas el 20 de febrero de 1944. Doña Sara García, la Abuelita del Cine Mexicano, develó la placa conmemorativa.

El dirigente sindical (Jesús María Ochoa Domínguez, en la vida real) argumenta que no pagará ni un centavo, ni las jubilaciones de los actores, los de la Casa del Actor, porque le presentaron facturas falsas de los gastos que se han hecho. Mensualmente se requiere para el mantenimiento, alimentación, medicinas y salarios alrededor de 550 mil pesos, mismos que en 21 meses suman ya una cantidad millonaria que por estatutos sindicales debe pagar la ANDA, advirtió Jorge Ortiz de Pinedo, vicepresidente de la referida Institución de Asistencia Privada.

Este triste caso que da margen a mi comentario periodístico, lo conocí al ver y escuchar en la pantalla de televisión al Mago Frank y al conejo Blas.  Invitaron al público para que este domingo 7, a las 12 horas, participen en el show virtual que darán y solicitan una cooperación de 300 pesos para reunir fondos y llevarlos a la Casa del Actor. Los boletos están en Magicus.boletopolis.com, #magofrankyblas y #showonline. Mi colaboración está en la difusión para una causa muy noble a una institución no lucrativa.

UNA JUSTA DEMANDA

Jorge Ortiz de Pinedo considera que la demanda que están haciendo, desde hace más de un año, es justa, de sentido humano.  Hace un año al estar celebrando una conferencia de prensa, para dar a conocer la situación por la que se atraviesa desde 2018,  Jesús Ocho irrumpió violentamente, con soberbia y prepotente como es, fue rechazado por los afectados, y Jorge le dijo: “Mira Jesús Ochoa, tu eres actor como yo también, te voy a suplicar que respetes la Casa del Actor. Eres bienvenido, como secretario general de la ANDA puedes mandar allá, aquí no. Te suplico, de la manera más atenta, que tengas cordura y que no me estés retando y que te calmes, por favor. Si no, abandona la sala, así de sencillo”.

Como vicepresidente del Patronato, el comediante aseguró que en la Casa del Actor no hay ninguna persona contagiada de COVID 19. “aEstamos muy tranquilos en todo sentido, pero estamos pasando por la etapa más delicada. Estamos tristes no tenemos dinero”. El mismo artista añadió que en lo personal “me da vergüenza por lo que está pasando”.

CÓMO NACIÓ LA IDEA DE LA CASA

En mi recolección de datos sobre el origen de la Casa del Actor, donde entrevista hace años a Dolores del Río, encontré una información de Carlos Díaz Barriga, del diario Milenio. Resulta que Cantinflas en cierta ocasión encontró sentada en la banqueta de una calle, a Elvira Tuber que fuera actriz española de zarzuela. Le alquiló un modesto cuarto de hotel y le pagó la alimentación. Después supo que la exfamosa tiple Enriqueta Monjarano atravesaba por la pobreza y la soledad. De ahí le surgió la idea de buscar un refugio para los veteranos artistas que vivían desamparados.

Mario Moreno, líder desde joven de sus compañeros y de la organización sindical, puso en marcha su plan y junto con Jorge Mondragón trazaron planes. Mario “le pasó la charola” a empresarios, políticos, amigos y compañeros. He aquí los que apoyaron con sus aportaciones económicas: don Emilio Azcárraga Vidaurreta, Caridad Bravo Adams, don Javier Rojo Gómez y Maximino Ávila Camacho.

Azcárraga era el radiodifusor más importante, su estrella XEW. Caridad fue una destacada escritora y huésped de la Casa del Actor, el hidalguense Rojo Gómez, jefe del Departamento del D.F. y Maximino era el hermano incómodo de la época, don Manuel era el Presidente de México.

Jorge Mondragón se encargó de buscar un amplio terreno. Localizó uno en las calles de Tiziano, por Mixcoac, donde se construyeron 48 habitaciones e inicialmente tres baños comunitarios y, por supuesto, una sala teatral, un modesto teatro. El costo del terreno fue de 38,000 pesos (1944) y no conseguí ni cuánto aportaron las personas mencionadas y otras, ni cuánto pagaron a los ingenieros y arquitectos que hicieron la obra.

El primer Patronato estuvo integrado así: presidente, Mario Moreno; vicepresidente, Fernando Soler; doña Virginia Fábregas, secretaria; Jorge Mondragón, tesorero y vocales María Tereza Montoya y Jorge Negrete.

ESTRELLOTAS, ESTRELLAS Y ESTRELLITAS

A punto de cumplirse 77 años de fundada la Casa del Actor, los recuerdos son muchos y les comento que por esas instalaciones han pasado muchas estrellas, no pocos actores y actrices que no alcanzaron el estrellato, pero dieron su vida en los sets cinematográficos y nos hicieron pasar alegres momentos con sus actuaciones.

Una relación corta de nombres: Andrea Palma, la primera diva de México, prima de Dolores del Río y de Diana Bracho; Andrea se llamó Guadalupe Bracho Pérez Gavilán. Amelia Wilhelmy Flores, superfamosa como “La Guayaba”  en Nosotros Los Pobres. Si vieron Allá en el Rancho Grande, recordarán a “Crucita”, interpretada por la jalisciense Esther Fernández, quien fue pareja de Antonio Badú. Mi muy querida y admirada, la guapa y risueña Carmelita González. La aristocrática en el cine y en la vida, otra bella Rebeca Iturbide. Termino con la superparaguaya Wanda Seux, quien se llamó Juana Amanda Seux Ramírez.

Por el sector masculino tenemos al inolvidable René Ruiz, conocido en los sets y en las pantallas como El Enano Tun Tun. Hicieron época en cine, teatro, radio y televisión Manolín y Schilinsky. También fueron huéspedes de la Casa del Actor. Los galanes Joaquín Cordero y Rogelio Guerra, veteranos con larga historia como don Aarón Hernán.

  DOS CARDENALES ENFERMOS

En las últimas semanas se han reportado a dos de los seis cardenales, enfermos. Uno fue víctima del COVID 19 y el otro de problemas cardíacos. En ambos casos se trata de prelados que están retirados. Están declarados eméritos. Pueden concurrir a reuniones cardenalicias en Roma, pero no tienen derecho a voto. Ellos son: El guanajuatense Norberto Rivera Carrera y Juan Sandoval Iñiguez. El primero fue Arzobispo Primado de México y recibió el cardenalato por Juan Pablo II e igual este Santo Papa ascendió al jalisciense en la Arquidiócesis de Guadalajara.

El obispo Rivera Carrera, de 90 años de edad, convalece del contagio de COVID 19 y tuvo problemas porque debió de cubrir sus gastos médicos, porque perdió sus derechos al no pagar con oportunidad la póliza correspondiente. Sandoval Iñiguez, a sus 87 años se restablece de males cardíacos. Ninguno de los dos dejó buena imagen en el medio católico.

Además de los dos mencionados, México tiene cuatro cardenales: de Mascota, Jalisco, José Francisco Robles Ortega, en Guadalajara, y en la Ciudad de México, el nayarita Carlos Aguiar Retes. Dos del Estado de México, Javier Lozano Barragán y Felipe Arizmendi Esquivel, de Toluca y de Chiltepe, respectivamente. Excepto Aguiar, de 71 años, los demás ya rebasaron los 80.

FELIZ REENCUENTRO CON Y. PEGO

Después de muchos años, la tarde del pasado jueves tuve un muy feliz reencuentro, telefónico. Lo comento, porque es parte de mi carrera como reportero diarista del periódico La Prensa. En el Departamento del Distrito Federal hubo un extraodinario jefe de prensa y excelente amigo, Amado Treviño Olivares, y contó con dos mujeres ejecutivas, no simples secretarias de esa oficina, de tal eficiencia era su trabajo que Amado descansaba mucho en ellas.

Me refiero a Yolanda Pego Martínez y a Luz María Ascencio. “La Morena” y “La Güera”, respectivamente. Los reporteros no tenían ningún obstáculo para tratar los asuntos periodísticos y las puertas de esas oficinas siempre abiertas. Pues, mi reencuentro ha sido con la gran Yolanda y lo comento porque merece un reconocimiento, como también lo doy a Luz María, quien, me enteré, nos dejó hace tiempo.

Al cumplir sus primeros 25 años de ciclista mi amiga, desde la infancia, María del Carmen “Popis” Muñiz, me pidió algo que califique de imposible: “Jorge, ¿sabes que quiero? ¿Podrías conseguir que cierren el Zócalo para que haga un circuito con bicicleta? Pues, Yolanda y Lucha lo consiguieron y dí el banderazo de salida, frente a la puerta central de Palacio Nacional. La nota se publicó en La Prensa.

Era el régimen del hoy casi centenario Luis Echeverría Álvarez y el jefe del DDF fue el veracruzano Octavio Sentíes Gómez, quien entró en lugar del político neoleonés don Alfonso Martínez Domínguez. Sentíes era el líder de la Cámara de Diputados, antes de ser integrado al gabinete presidencial, cuando conoció al gran Amado Treviño Olivares.

P.D. Además de comentar que el viernes pasado se cumplieron 104 años de la promulgación de nuestra vapuleada Constitución Política y el 75 aniversario de la inauguración de la Plaza México, recordaré a tres personajes de la Historia Patria…En 1590 murió el misionero franciscano Fray Bernardo de Sahagún, cuya labor cultural y académica dio origen por ejemplo al Colegio de Tlatelolco. Para mí Bernardo de Ribera, su nombre original, es el padre del Reportaje en Prensa, basado en las obras que nos heredó…En 1854, a los 30 años de edad, el potosino Francisco González Bocanegra fue declarado triunfador en el concurso para escribir la letra del Himno Nacional, a iniciativa de Antonio López de Santa Anna, el once veces presidente…En plena Revolución Mexicana, en 1915, llegó a este mundo, en Tulancingo, Estado de México, el excelso dibujante don Gabriel Vargas Bernal, “papá” de la legendaria revista y aun en circulación, La Familia Burrón. Una historieta que refleja la vida en una antigua vecindad de la Ciudad de México.

jherrerav@live.com.mx.