Amplio respaldo a la maestra amenazada de muerte por llevar en el salón de clase una playera con la frase: “No puedo respirar”, grito de protesta de Black Lives Matter

August 27, 2020 - por

Amplio respaldo a la maestra amenazada de muerte por llevar en el salón de clase una playera con la frase: “No puedo respirar”, grito de protesta de Black Lives Matter

El apoyo de las estudiantes a la maestra amenazada.

Estudiante latina, de complexión fuerte, de pelo negro largo que le llega al pecho, con la mano izquierda levantada y el puño cerrado, llevaba una pancarta que decía: “El color de la piel no es sospecha razonable”. Y a su lado, una afroamericana escribió en un pedazo de cartón: “Llega un momento cuando el silencio es traición”. A su lado, condiscípulas de la secundaria chárter El Camino Real, enérgicas, portaban camisetas negras o pancartas con la inscripción: “Black Lives Matter”.

Todas, con cubrebocas. Todas, con un sólo ímpetu y una motivación en una protesta frente a su plantel: defender a una maestra de inglés que por sólo portar en clase una camiseta con la leyenda “No puedo respirar”, recibió amenazas de muerte, tuvo que ponerse a salvo, junto con su hija, para escapar del acoso de los conservadores que no admiten la pluralidad dentro de las aulas.

Los alumnos, maestros, padres, maestros y su presidenta gremial, Cecily Myart-Cruz, expresaron su respaldo a esa mentora que tuvo que pedir una orden de restricción a un padre de familia, Scott Blodgett, que la hostigó.

“Los ataques a la profesora son inaceptables y no permitiremos que el racismo se ponga en el camino de educar a nuestros estudiantes con dignidad”, expresó el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés).

Dijo que la intimidación no funcionará: “veremos más camisas Black Lives Matter, no menos; veremos más enseñanza de la justicia racial y social, no menos”.

La maestra dijo que un padre de familia le tomó una foto con la camiseta que portaba dentro del salón de clase en la que se leía: “No puedo respirar”, en alusión a las últimas palabras del afroamericano George Floyd antes de morir asfixiado por un policía de Mineapolis que puso la rodilla sobre su cuello, en mayo pasado.

A partir de ese momento, la frase de Floyd fue acuñada como grito de protesta que el movimiento Black Lives Matter, que lo ha llevado como estandarte por los cuatro puntos cardinales de Estados Unidos.

A medida que crece la brutalidad policiaca contra afroamericanos y latinos en el país, el movimiento Black Lives Matter -apoyado por amplios sectores étnicos- endurece sus acciones y discurso y lo ha posicionado como tema de relevancia nacional en el marco electoral de noviembre entrante

La lideresa de UTLA afirmó que el ataque a la profesora es inaceptable.

Dijo que ella, quien lleva diez años en ese plantel, madre soltera con una hija de noveno grado, teme por su vida y se muda de su casa porque su dirección fue publicada en línea.

LA MAESTRA HACIA LO CORRECTO

Myart-Cruz dijo que la maestra estaba haciendo lo correcto, de acuerdo con las normas que alientan a los educadores a hablar sobre eventos actuales y locales con el objetivo de cultivar pensadores críticos.

La dirigente expresó que la escuela debe hacer un mejor trabajo para evitar esos ataques y proteger a los educadores.

La agitación de dos semanas se inició cuando la foto de la maestra fue difundida en las redes sociales, donde surgieron amenazas en su contra.

El padre quejoso quiere que sólo a su hija le enseñen inglés.

La maestra asegura que no se siente segura para volver a casa, de la que salió el pasado día 18. Afirma que no puede trabajar, tiene angustia mental y miedo por la seguridad de su hija, como consecuencia del acoso. Se queja, además, que la administración de la escuela no la apoyó.

En un correo enviado a sus alumnos, anotó:

“ Por favor, háganle saber a otros estudiantes que la escuela me ha abandonado, irónicamente después de que tuvimos un día entero de desarrollo profesional sobre cómo y por qué crear un plan de estudios antirracista”.

Myart-Cruz remitió una carta al director de la escuela, David Hussey, en estos términos:

“Los educadores deben ser capaces de enseñar sobre la injusticia racial y social sin amenazas, acoso, intimidación o tácticas de miedo. UTLA cree que Black Lives Matter ha proporcionado recursos y hace hincapié en que el simple hecho de decir Black Lives Matter no es suficiente: Los educadores y administradores deben mostrarlo activamente en su trabajo, en la creación y promoción de planes de estudios antirracistas”.

Hussey mandó un correo electrónico a la escuela:

“La escuela cree que todas las personas son iguales y que todas las voces deben ser escuchadas, valoradas e incluidas.

“Reconocemos la necesidad de poner fin al racismo sistémico que daña. La escuela está dedicada a la justicia racial dentro de nuestra educación”.

Dijo que la semana pasada, los administradores se pusieron en contacto con la maestra “para tratar de ayudarla y apoyarla lo mejor que podamos”.