Ante Covid, EU declara como ‘esenciales’ a trabajadores migrantes

April 6, 2020 - por

Ante Covid, EU declara como ‘esenciales’ a trabajadores migrantes

Por obra y gracia del coronavirus, ahora los indocumentados -mayoritariamente mexicanos- son considerados trabajadores esenciles, cuando el presidente Trump los ha ofendido, perseguido y satanizado.

Sin ellos, el campo no funcionaria adecuadamente . De acuerdo a cifras oficiales, levantan al menos el 75 por ciento de las cosechas. Los productos que consumen en sus mesas los estadounidenses llevan las huellas de esos trabajadores.

Sin embargo, la emergencia mundial provocada por la pandemia ha estimulado el oportunismo por parte del gobierno estadounidense, tal como lo califica la periodista Dolia Estevez.

La periodista señala que la tercera parte de los alimentos que consumen los ciudadanos estadounidenses, los recolectan manos mexicanas.

Esta medida forma parte del plan de emergencia de Estados Unidos ante los estragos económicos que traerá la emergencia sanitaria en el mundo, el cual considera «esenciales» a  trabajadores principalmente procedentes de México.

RECONOCIMIENTO INCOMPLETO

Pero la ambigüedad de esta declaratoria se expresa en el que este «reconocimiento» es parcial, pues no significa el otorgamiento de la residencia o ciudadanía a los trabajadores.

LEER MÁS: Principal experto presiona a Trump para orden de permanecer en casa
La conveniencia se nota a simple vista. Estado Unidos tiene que salir «victorioso» de la recesión que se avecina y para eso necesita a los migrantes mexicanos.

La pandemia también ha suspendido muchas de las operaciones de Inmigración y Control de Aduanas, en el país.

«El 18 de marzo, la agencia dijo que ajustaría temporalmente su postura de ejecución para enfocarse no en inmigrantes indocumentados comunes comunes, sino en aquellos que representan una amenaza para la seguridad pública o criminal», refiere Miriam Jordan periodista del New York Times.

Sin embargo, aunque con menor temor por la deportación, los trabajadores del campo continúan trabajando, incluso poniendo en riesgo su salud.