Antes del regreso a clases, plena seguridad sanitaria para estudiantes, docentes y empleados escolares, afirma el Sindicato de Maestros de Los Angeles

April 29, 2020 - por

Antes del regreso a clases, plena seguridad sanitaria para estudiantes, docentes y empleados escolares, afirma el Sindicato de Maestros de Los Angeles

Pruebas rápidas para detectar el coronavirus

El Sindicato de Maestros de Los Angeles está dispuesto a no retornar a clases si antes no existe plena seguridad sanitaria para estudiantes, docentes y personal escolar.

“Si no se han tomado estas medidas preventivas, estamos dispuestos a negarnos”, manifestó el vicepresidente de esa institución, Juan Ramírez. Y recalcó: “ La ley está de nuestra parte”.

Dijo que una medida de seguridad prioritaria es que hubiera pruebas para estudiantes y trabajadores de escuelas para comprobar que nadie muestra síntomas de coronavirus, aunque recordó que hay  personas que no muestran síntomas.

“Esta prioridad nos preocupa a todos”, enfatizó.

Las declaraciones del vicepresidente Ramírez fueron hechas a propósito de las declaraciones que hizo ayer el gobernador de California, Gavin Newsom, en el sentido de que puede ser adelantado el próximo año escolar para julio o principio de agosto. Esto, con el propósito de compensar las pérdidas de clase por la pandemia que han tenido seis millones de alumnos K-12.

El mandatario dijo estar preocupado por la ‘pérdida de educación que sufrieron los niños’ durante la cancelación de clases esta primavera, y que su administración y oficiales de educación han mencionado la posibilidad de empezar las clases más temprano.

Sin embargo, esta mañana Ramírez expresó:

“. Estaríamos opuestos a que se abran antes de que haya medidas de seguridad donde aseguren que estudiantes, maestros y trabajadores sean seguros”.

Otra interrogante relacionada con la reapertura de las escuelas, la planteó ayer el Superintendente del distrito escolar angelino, Austin Beutner, quien expresó sobre la seguridad sanitaria lo siguiente:

“Nuestros más de 75.000 empleados atienden las necesidades de casi 700.000 estudiantes que viven con otro par de millones de personas. ¿Estarán disponibles las pruebas para todas estas personas y quién pagará por ellas? Ese es el tipo de desafío que se avecina”.

El vicepresidente de UTLA, siglas del sindicato de docentes, refrendó que si no se han tomado estas medidas preventivas van a negarse a volver a clases. Además, resaltó que cualquier cambio  a calendarios escolares deben negociarse con los sindicatos de maestros, no sólo en Los Angeles, sino de todo  California.

NECESARIA, NEGOCIACION ENTRE UTLA Y LAUSD

UTLA, siglas del sindicato magisterial, el más grande de California con casi 35 mil agremiados, aseguró que un comienzo temprano para el año escolar tendría que ser negociado con el Distrito Escolar Unificado de Los Angeles y por lo pronto no ha habido esa discusión.

Asimismo, indica que California ha liderado el camino para aplanar la curva de la pandemia mortal priorizando la salud y la seguridad de las personas.

“Como la quinta economía más grande del mundo, agregó, los  líderes entienden que la economía debe servir al pueblo, y no al revés. Instamos a nuestros líderes a seguir el curso y a que se precaven contra el levantamiento prematuro de las protecciones de distanciamiento social abriendo las escuelas de una manera que ponga en riesgo a los estudiantes, maestros y familias”.

Hizo notar que el gobernador Newsom delineó seis métricas muy sensatas, como la disponibilidad de terapias para tratar con COVID-19 y el aumento drástica de la capacidad de análisis y rastreo de contactos, que determinarían cuándo sería apropiado levantar las protecciones contra la pandemia. Debemos cumplir con esas métricas antes de establecer plazos poco realistas.

Newsom indicó que la reapertura del estado será en cuatro fases. Actualmente, planteó, se realiza la primera, donde el enfoque es conseguir protección de salud para los trabajadores médicos y asegurar que los pacientes con coronavirus reciban el cuidado adecuado.

La segunda fase sería la reapertura de ciertos negocios de ventas y las fábricas, así como las escuelas, siempre y cuando se pueden tomar las medidas necesarias para prevenir la propagación del coronavirus.

Según Newsom, la segunda fase de reapertura del estado está por llegar ‘en semanas, no en meses’, y que el avanzar a esa fase será a través de una modificación a la orden estatal de quedarse en casa.

Las fases tres y cuatro tienen que ver con el regreso de eventos. En la tercera se permitirían eventos no tan grandes, como reuniones religiosas y deportes donde no hay espectadores. La cuarta fase sería permitir los eventos más grandes, como los congresos, conciertos y deportes con una audiencia.

Newsom recalcó que son seis criterios que su administración y oficiales de salud están considerando para determinar cómo puede avanzar el estado hacia una reapertura completa:

1.-La expansión de pruebas a personas posiblemente contagiadas y el rastreo de aquellos con los que tuvieron contacto.

2.-Proteger a grupos de alto riesgo de contagio, como aquellos de edad avanzada, con discapacidades y la población desamparada

3.-Asegurar que los hospitales tienen el espacio y los equipos necesarios para posibles futuros brotes

4.- Desarrollar tratamiento y terapias para los pacientes que se recuperan

5.-Asegurar que los negocios, escuelas y guarderías puedan abrir e implementar sus planes de distanciamiento social

6.-Definir en qué punto y cómo se implementarán cierres en el futuro según la región que tenga un brote.

UTLA aseguró que es tiempo de que la comunidad sea la prioridad de las autoridades.