Aprehenden a policía que mató a migrante en Coahuila

August 3, 2019 - por

Aprehenden a policía que mató a migrante en Coahuila

Un menor migrante descansa en el albergue de Tapachula, Chiapas. Foto Alfredo Domínguez/ archivo

Saltillo, Coah.

La Fiscalía General del Estado cumplimentó orden de aprehensión en contra de un policía de la Agencia de Investigación Criminal que la noche del miércoles 31 de julio mató a balazos a un migrante originario de Honduras, en presencia de su hija de ocho años.

El fiscal general, Gerardo Márquez Guevara, identificó al policía detenido como Juan Carlos “N”, y deslindó de cualquier hecho delictivo a Marco Tulio, el migrante fallecido, a quien la misma Fiscalía inicialmente acusó de haber disparado en contra de los agentes.

“La investigación nos ha indicado la responsabilidad de uno de los seis elementos identificados como participantes de un operativo. Derivado de las investigaciones realizadas por la dirección de delitos de alto impacto, cometidos en agravio de migrantes, por haber encontrado datos suficientes para acreditar la probable participación de Juan Carlos “N”, policía de la Agencia de Investigación Criminal, se solicitó y cumplimentó una orden de aprehensión en su contra por el delito de homicidio doloso calificado con ventaja, en perjuicio de una persona de nacionalidad hondureña, el 31 de julio”, informó el funcionario.

Dijo que el policía detenido también incurrió en uso excesivo de la fuerza letal en contra de un inocente.

Explicó que la noche del 31 de julio los agentes de investigación se toparon con varios narcomenudistas en la colonia 5 de Mayo y al perseguirlos, se encontraron con un grupo de migrantes que poco antes dejaron las instalaciones de la Casa del Migrante de Saltillo para subir al tren rumbo a Piedras Negras.

El policía identificado como Juan Carlos “N” disparó y mató a Marco Tulio. De acuerdo a la investigación, éste último tuvo tiempo de resguardar a su hija de ocho años al colocarse encima de ella, y también ayudó a otros migrantes a correr y brincar una cerca de alambre para ponerse a salvo.

“El migrante, ahora occiso, no tuvo participación alguna en los hechos en que finalmente pierde la vida”, sostuvo el fiscal.

El funcionario señaló que en estos hechos participaron en total seis policías de la Agencia de Investigación Criminal y si bien un juez emitió orden de aprehensión en contra de uno de ellos por homicidio, las investigaciones continúan y el resto de los agentes permanecen a disposición de la comandancia general de la corporación.

Se pudo conocer que la Fiscalía trata de deslindar responsabilidades por la versión original de los agentes respecto a que el migrante fallecido les disparó y ellos respondieron al ataque, y también porque para sostener su versión plantaron una pistola en la zona del crimen, como si se tratara del arma del centroamericano.

Dijo que el delito de homicidio doloso calificado se castiga en Coahuila con prisión de 7 a 60 años.

Aseguró que en estos hechos no participaron elementos de otras corporaciones policiales, ni del Instituto Nacional de Migración.

Informó que la hija del migrante fallecido está en Saltillo bajo resguardo de la Procuraduría de los niños, niñas y de la familia (Pronnif) y refutó la versión de la Casa del Migrante de Saltillo respecto a que ninguna autoridad tiene contacto con familiares de la víctima.

“La menor está en resguardo de Pronnif y ya hay comunicación con familiares de Marco Tulio; un tío de la niña está acá y se tiene comunicación con la familia”, aseguró.