Atención médica y medicinas gratuitas a la población, a partir del 1 de diciembre, anuncia el doctor López Gatell

November 17, 2020 - por

Atención médica y medicinas gratuitas a la población, a partir del 1 de diciembre, anuncia el doctor López Gatell

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, adelantó que la empresa distribuidora de medicamentos del Estado mexicano no empezará a funcionar en enero, porque apenas se tiene el esqueleto del plan. Foto María Luisa Severiano

 La promesa presidencial de que a partir del 1º de diciembre de este año la población tendrá atención y medicamentos gratuitos está en proceso y se cumplirá en los institutos nacionales de salud, hospitales federales y de alta especialidad, afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

En entrevista, dijo que el titular de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (Ccinshae), Gustavo Reyes Terán, trabaja para conseguir que se asignen los recursos económicos para sustituir las cuotas de recuperación y tener un mecanismo administrativo que permita a hospitales e institutos no cobrar, pues por ley lo deben hacer.

Otro asunto son los servicios que dependen de los gobiernos de los estados. Algunos han expresado voluntad de ayudar, los que están adheridos al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), pero los nueve que no se adhirieron no sabemos qué harán.

El funcionario también adelantó que la empresa distribuidora de medicamentos del Estado mexicano no empezará a funcionar en enero, porque apenas se tiene el esqueleto del plan.

– ¿Eso significa que hay riesgo de desabasto de medicinas?

– No necesariamente, porque ése no es el cuello de botella.

– Es que si no hay una estructura para recibir los productos que llegarán del extranjero y distribuirlos de manera eficiente…

– Ahí hay muchos mitos. Eso de que las van a tirar (las medicinas) en la frontera y luego no sabes cómo hacerle. No, y que antes el sistema era perfecto con las distribuidoras, tampoco; aunque hay retos importantes, como un mercado oligopólico, viciado, acostumbrado a la corrupción y compañías distribuidoras que inducían el desabasto para ganar contratos de emergencia. Eso pasaba en México.

– ¿Cómo se distribuirán los productos?

– Vamos a tener que seguir contratando a otras compañías mientras el laboratorio Biológicos y Reactivos de México (Birmex) se convierte en distribuidora. En 2021 irá desarrollando capacidades. Requiere instalaciones físicas que puede rentar, construir o comprar; transporte, un sistema de información y un diseño claro de las operaciones de logística.

– ¿La inhabilitación del laboratorio Pisa podría complicar el abasto porque es uno de los principales fabricantes?

– Todo lo que vendía en México es remplazable con el mercado internacional. La preocupación es que el tramo de control de Pisa con su monopolio (es laboratorio, centro de mezclas, distribuidora y servicios de farmacias integrales) tiene agarrados por contratos a varias entidades públicas, incluidos los hospitales pediátricos. Mientras la empresa siga activa con contratos previos a la inhabilitación, hay el riesgo de que bloquee a los productos que vendrán de fuera.

– ¿Habrá atención y medicamentos gratuitos el 1º de diciembre?

– Se está trabajando en ello. Gustavo Reyes Terán, titular de la Ccinshae trabaja para lograr la asignación presupuestal que permita sustituir las cuotas de recuperación, las cuales son una fuente de ingresos para los nosocomios y no están incorporados al Presupuesto de Egresos de la Federación.

Otro problema es que la ley de los institutos establece las cuotas de recuperación; es decir, se tienen que cobrar, a menos que se cambie la ley. En lo inmediato cobrarán una tasa cero. El paciente obtendrá un recibo en cero. Ésa fue la solución administrativa para cumplir el compromiso de que a partir del 1º de diciembre las personas reciben la atención y medicamentos gratis. Lo podemos garantizar en los institutos de salud y hospitales federales porque son responsabilidad de la Secretaría de Salud federal.

Distinto asunto son los servicios estatales de salud que dependen de los gobiernos de los estados. Hemos exhortado a que hagan algo semejante y de las finanzas de la entidad se pague al hospital lo que cobra en cuotas a los pacientes.

– ¿Cuál ha sido la respuesta?

– Algunos gobernadores han expresado su voluntad de hacerlo. Van a ayudar los que se adhirieron al Insabi, pero los nueve que no lo hicieron (Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas) no sabemos si van a tener su modalidad de gratuidad o se la van a negar a los pacientes de esos estados.