Aumenta a 91 el número de muertos por el estallido

January 21, 2019 - por

Aumenta a 91 el número de muertos por el estallido

México

El gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad, dio a conocer que suman 91 los muertos por la explosión de una toma clandestina en el municipio de Tlahuelilpan.

Entrevistado en Milenio Televisión, agregó que también hay 52 heridos en una docena de hospitales de Hidalgo, el Estado de México y la Ciudad de México, además de que se encontraron 68 restos humanos, de los cuales 10 ya fueron identificados y ocho ya se entregaron a sus familiares, sin embargo, faltan dos por identificar.

El mandatario estatal señaló que sus acciones inmediatas serán el tema de la salud, salvar vidas, encontrar los restos de las personas y apoyar la estrategia nacional contra el robo de hidrocarburos.

Fayad Meneses aseguró que se ha brindado todo el apoyo a las familias afectadas, ofreciéndoles un lugar donde dormir, alimentos, apoyo funerario y de traslado, entre otros y reconoció que lo ocurrido el viernes es una de las tragedias más grandes en la historia de Hidalgo.

El gobernador reiteró su petición de no acercarse a las fugas que puedan llegar a suceder más adelante en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), subrayó que esa debe ser la gran experiencia que deja lo sucedido.

Asimismo, declaró que “falta tiempo para saber muchas cosas, pero será a través de la Fiscalía Federal de la República que se conozca todo lo relacionado con este hecho”.

El mandatario estatal aseguró que es necesario que la población sepa que quienes roban combustible cometen un delito grave y que si los detienen no tendrán posibilidad de salir la cárcel.

“Que sepan que el que comete este delito de picar los ductos de Pemex, y extraer ilegalmente gasolina, si lo agarramos, no va a salir. Que sepan que va a haber consecuencias”.

Afirmó que quienes murieron el viernes en la explosión no eran huachicoleros, sino ciudadanos que fueron a recoger el combustible que se estaba tirando.

“Lo que ocurrió en viernes, quienes estaban ahí, no son huachicoleros. Eran ciudadanos que cuando vieron el borbollón de gasolina tirarse, dijeron de que se tire y se pierda, mejor cargamos nuestra cubetita”.

“No eran huachicoleros, ojalá en las redes sociales comprenda el dolor de las familias. Eran ciudadanos necesitados, pobres, o que tenían necesidad de hidrocarburos ante la escasez”.