Aumenta el número de estadounidenses de la tercera edad en quiebra

August 11, 2018 - por

Aumenta el número de estadounidenses de la tercera edad en quiebra

De 2013 a 2016, 3.6 de cada mil se declararon en quiebra, un estado tardío e “insuficiente” para población vieja, afirma estudio.

_____________________________________________________________________

Entre 1991 y 2016, el índice de estadounidenses ancianos en quiebra ha aumentado sensiblemente.

De acuerdo con el Proyecto de Quiebra del Consumidor, esta escalada se debe a que el riesgo financiero de tres décadas por parte del gobierno y los patrones se ha desplazado a los ciudadanos, que tienen una responsabilidad cada vez más grande de su propio bienestar financiero, a medida que se reduce la red de protección social.

En un reportaje publicado en el diario estadounidense The New York Times, la periodista Tara Siegel Bernard detalla que, de acuerdo con el estudio del consumidor, el índice de la gente de 65 años en adelante que se declara en bancarrota es tres veces mayor de lo que era en 1991; de febrero de 2013 a noviembre de 2016, hubo 3.6 personas que se declararon en quiebra por cada mil personas de 65 a 74 años; en 1991, eran 1.2.

Bernard indica que las señales de problemas potenciales como pensiones que se desvanecen, gastos médicos al alza o ahorros inadecuados, se han acumulando durante años, provocando que la gente mayor cuente cada día con menos lugares a donde acudirpara resolver su situación. Una familia promedio encabezada por alguien de 65 años o más contaba en 2016 con ahorros de 60 mil 600 dolares, pero información el Instituto de Investigación de Prestaciones para los Empleados, indicó que el 25 por ciento más inferior de las familias había ahorrado cuando mucho 3 mil 260 dólares.

De acuerdo con la periodista, el estudio identifica que la quiebra puede significar un nuevo comienzo, pero para los estadounidenses de la tercera edad es “demasiado tarde e insuficiente”, “para el momento en que se declaran en bancarrota, su patrimonio se ha desvanecido y sencillamente no tienen la edad suficiente para volver a ponerse en pie”.

El Proyecto de Quiebra encabezado por Deborah Thorne, Robert M. Lawless, Pamela Foohey y Katherine Porter, se basa en muestras de casos de quiebra personal y en cuestionarios, que reflejan, en su actualización más reciente, que tres de cada cinco personas aseguran que los gastos médicos impagables son un motivo; un poco más de las dos terceras partes lo aluden a una baja en el ingreso y casi tres cuartas partes culpan al acoso de los cobradores.

En entrevista con la periodista, los investigadores aseguraron que debido a la tasa de incremento, “la única explicación que tiene sentido son los cambios estructurales”.