La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português 简体中文 日本語 Русский Français Deutsch

Bolivia reanuda actividad educativa con clases presenciales, semipresenciales y a distancia

February 5, 2021 - por

Bolivia reanuda actividad educativa con clases presenciales, semipresenciales y a distancia

Clases en Bolivia.

En entrevista con Sputnik, el ministro de Educación, Adrián Quelca Tarqui, afirmó que el nuevo plan apunta a “devolver al pueblo su derecho a educación” y cuestionó que la “promoción automática” a mitad de 2020 decretada por el Gobierno de facto.

Bolivia comenzó su año escolar el 1 de febrero con la inauguración de tres modalidades de cursada: presencial, semipresencial y a distancia. Con el despliegue de la segunda ola de contagios de COVID-19, en muchas ciudades se optó por la educación on line. Para las poblaciones rurales, donde a menudo la conexión de Internet no es buena, se trabaja en coordinación con la red de medios televisivos y radiales del Estado, además de las radios comunitarias de los pueblos indígenas originarios.

El ministro de Educación, Adrián Quelca Tarqui, contó a Sputnik cómo enfrentará su cartera un año escolar atípico, en el cual se “restituirá al pueblo su derecho a la Educación”, vulnerado durante el Gobierno de facto de Jeanine Áñez (2019-2020). Será una cursada que transcurrirá mayormente a través de pantallas hasta que una futura vacunación masiva contra el coronavirus permita retornar con tranquilidad a las escuelas.El país viene de un 2020 en el cual el Gobierno de facto se desentendió de su rol promotor de la educación. Las aulas se cerraron al mismo tiempo que el país, en marzo de 2020, cuando los primeros casos asomaron en las principales ciudades. Entonces las y los maestros improvisaron precarios mecanismos de educación virtual que no llegaron a consolidarse porque la presidenta transitoria decidió clausurar el año escolar en julio. Todas las alumnas y alumnos fueron aprobados en el acto, por ordenanza ministerial. Por ello, para el actual ministro fue “un año perdido”.

“Cuando asumimos el Ministerio de Educación se nos encargó coadyuvar en la reconstrucción del país, recuperar la institucionalidad, y recuperar la educación para niños, adolescentes y jóvenes”, explicó Quelca.

Según el Gobierno de Luis Arce, la cursada se perdió por la pandemia de COVID-19 pero también por encontrarse el país “bajo un régimen de facto”. “Esto agravó la situación porque muchos recursos económicos destinados a programas educativos desaparecieron”, dijo el ministro, que informó que ya están en marcha los procesos judiciales correspondientes.

Durante su aventura golpista, Áñez designó como ministro de Educación a Víctor Hugo Cárdenas, quien fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada (actualmente exiliado en Miami, Estados Unidos) durante su primer mandato (1993-1997). Cárdenas es recordado por haber invitado a las mujeres a andar armadas para evitar agresiones sexuales.

Un plan de estudios consensuado

El ministro Quelca consignó que el actual plan de estudios fue concertado con organizaciones sociales y de la sociedad civil en un encuentro desarrollado a mediados de diciembre de 2020. Para Quelca, quien proviene del magisterio y de la militancia en la Central Obrera Boliviana (COB), es importante oír el clamor de las bases.

Vacuna rusa Sputnik V contra coronavirus
© SPUTNIK / SERVICIO DE PRENSA DE AFK SISTEMA

El ministro comentó que en ese encuentro se acordó desarrollar un plan con tres modalidades de atención en educación: la primera es la educación presencial, que es la cursada normal, pero con normas de bioseguridad. La segunda es la semipresencial, caracterizada por la alternancia en la asistencia de estudiantes a la unidad educativa, con la finalidad de evitar las aglomeraciones. La tercera modalidad, a distancia, se implementa en lugares donde los niveles de contagio son críticos, por ejemplo en las grandes ciudades.

“En ese marco hemos empezado a diseñar nuestras actividades para garantizar a Bolivia el retorno a la educación. Es más: por esa razón el Gabinete Ministerial, a la cabeza de nuestro presidente Luis Arce, ha denominado a este 2021 en Bolivia como el Año por la Recuperación del Derecho a la Educación”, contó el ministro. “Devolverle la educación a nuestros niños, adolescentes y jóvenes es una obligación del Gobierno”, recalcó.

Tres modalidades de cursada

Quelca explicó que la modalidad presencial comprende las antiguas clases normales, aunque con distanciamiento dentro de las aulas, uso permanente de barbijo y sanitizador de alcohol rebajado con agua o alcohol en gel para las manos. Actualmente asisten a las escuelas niñas y niños de poblaciones rurales, adonde aún no llegó la segunda ola.

El modo semipresencial “consiste en la alternancia de estudiantes. Es una modalidad que han adoptado algunos distritos en función de informes médicos de los servicios departamentales de Salud (SEDES)”, dijo Quelca.

“Las autoridades municipales proveen los insumos de bioseguridad necesarios, especialmente para desinfectar los ambientes escolares. Y queda a cargo del director o directora del establecimiento desarrollar un protocolo de ingreso de los estudiantes”, comentó. El ministro indicó que, además del barbijo y el alcohol, muchos niños concurren con máscaras de placas transparentes, para reducir las posibilidades de contagio.

Quelca afirmó que “la modalidad que hemos implementado en la mayor parte de escuelas es la educación a distancia”, que consta de cuatro componentes. El primero es la plataforma educativa, “a la cual se puede acceder desde cualquier computadora, en la dirección educa.minedu.gob.bo“, dijo el ministro.

En la página principal de esta plataforma, explicó Quelca, los niños acceden con su número de cédula a su nivel de escolaridad.  “A partir de ahí acceden a una serie de páginas que permiten interactuar con maestras, maestros y docentes”, dijo el ministro, aclarando que el uso de esta plataforma es totalmente gratuito para las y los tres millones de estudiantes que tiene Bolivia.Un segundo componente está en los textos de aprendizaje, “que estamos distribuyendo en las unidades educativas. Son textos que nos van a apoyar especialmente en los niveles inicial y primario. Para el secundario aún se va a demorar un poco la llegada”, avisó el ministro, cuya gestión comenzó hace tres meses.

Los textos, impresos en papel, también están disponibles en la plataforma educativa. Estas publicaciones “estarán disponibles para todos los niños que vivan allí donde no podamos llegar con Internet”, comentó Quelca.

Mediante un acuerdo con el Viceministerio de Comunicación, las señales de radio y televisión estatales destinarán varias horas al día a transmitir contenidos áulicos. Lo mismo harán las radios comunitarias que llegan a comunidades indígenas campesinas. Para ello, decenas de maestros y maestras ya grabaron las clases a transmitir.

Quelca sostuvo que “como todo inicio, es complicado y es difícil. Actualmente estamos atendiendo a las consultas, viendo las dificultades que tenemos para subsanarlas”.

“Lo que sí es cierto es que no vamos a parar hasta restituir y recuperar totalmente el derecho a la Educación para nuestros niños, adolescentes y jóvenes. Ese es el compromiso de nuestro presidente”, concluyó.

2020, el año perdido

Según Quelca, el Ministerio de Educación debe garantizar el desarrollo del ciclo lectivo 2021, aunque también es indispensable recuperar la cursada de 2020, cerrada abruptamente a mediados de año por el Gobierno de facto de ese momento.

El ministro recordó que un año atrás habían comenzado las clases con normalidad, a pesar de que ya se podía prever que llegaría a Bolivia la oleada de contagios de COVID-19. Cuando se suspendieron las clases presenciales, en marzo, “se dejó la libertad a maestros, maestras y directores de organizar lo que ellos denominaron ‘educación virtual’. En algunos ámbitos tenían plataforma, pero en otros no. Igual se estaban organizando los maestros y maestras para dar clases con aplicaciones básicas, como WhatsApp o Zoom”.Quelca explicó que los docentes no pudieron desarrollar su cursada virtual, porque el ministro Cárdenas dictó la “promoción automática” de todo el estudiantado, independientemente del empeño que haya puesto para procesar nuevos conocimientos.

“Esto desmotivó a los niños, especialmente a los estudiantes de secundaria”, dijo el ministro.

Esa medida del Gobierno de facto fue muy criticada, por ello ahondó en sus decisiones contradictorias: Cárdenas aclaró que el año escolar estaba cerrado, pero a quienes quisieran seguir con la cursada on line, nadie se los impediría.

El actual ministro remarcó que previo al anuncio del Gobierno de facto, a las aulas virtuales asistía el 90% del alumnado. Luego de la declaración de la promoción automática, la participación de estudiantes se redujo a un 15% en el caso del secundario.

Para Quelca, la clausura del año escolar a mitad de año “no se ha visto en ninguna parte del mundo, salvo en situaciones de conflicto bélico”.Destacó que “muchos maestros y maestras, a pesar de esa decisión totalmente equivocada, continuaron con la actividad educativa, con ese 10% de estudiantes que continuó conectándose”. El ministro informó que en caso del nivel primario, hasta un 50% del alumnado siguió con las clases en línea.

Un programa dosificado

La autoridad de Educación dijo que durante 2021 la cursada se dividirá en tres trimestres. Durante el primero se nivelarán los aprendizajes que no llegaron en 2020. “Luego tenemos un programa dosificado para abordar el segundo y el tercer trimestre, correspondiente al año escolar 2021”.

Quelca subrayó que “es un programa dosificado, no es un programa regular. Estamos también con horario flexible, para que todos puedan participar. En ese marco, apelando a estrategias didácticas que van a generar maestras y maestros, estamos seguros de que vamos a lograr nivelar los contenidos de 2020 y luego abordar la presente gestión”.

El ministro afirmó que con este plan “queremos demostrar que en situaciones complicadas podemos desarrollar actividades educativas y devolver al pueblo el derecho a la educación”. Advirtió que, en paralelo, el Gobierno Nacional continúa enfrentando a la pandemia de COVID-19 mediante la realización de testeos masivos con pruebas de antígeno nasal, lo cual permite detectar rápido el virus y aislar a su portador. Además, con el avance de la campaña de vacunación se espera que para fin de año las y los estudiantes estén de nuevo en las aulas. Según Quelca, el vínculo social y humano entre docente y alumno no puede ser sustituido por ninguna tecnología.El ministro aseguró que su amor por la educación escolar le viene de su padre Elías Quelca Mamani, quien era maestro rural. Sostuvo que él le transmitió su preocupación “por hacer de la educación un verdadero instrumento de liberación de la persona y de la sociedad”.

Don Elías y la madre del ministro, Ana Nieves Tarqui de Quelca, (ambos ya fallecidos) fueron entre 2007 y 2009 las máximas autoridades del Consejo Nacional de Ayllus y Markas de Qullasuyu (CONAMAQ). Como jiliri apu mallku y jiliri apu mama t’alla (líderes máximos de la comunidad) “lucharon para que se apruebe la actual Constitución. Es un gran legado que dejaron mis padres. No podemos deshonrarlos”, expresó el ministro.