California seguirá siendo “estado santuario”, gracias a fallo judicial

July 5, 2018 - por

California seguirá siendo “estado santuario”, gracias a fallo judicial

Foto/AP

Sacramento

 California ganó este jueves una batalla judicial contra el gobierno del republicano Donald Trump para seguir siendo un estado “santuario” y no colaborar con las autoridades de migración.

El juez John Mendez, de una corte federal en Sacramento, indicó no obstante que las empresas privadas pueden cooperar con el gobierno.

El juez John Mendez, sin embargo, suspendió temporalmente partes importantes de una tercera ley santuario de California impugnada por el gobierno federal.

Las autoridades de California dicen que sus políticas promueven confianza entre las comunidades de inmigrantes y las agencias del orden. Pero el gobierno federal dice que el estado está permitiendo que delincuentes peligrosos estén en las calles.

Mendez se negó a bloquear la ley que requiere que el estado revise las instalaciones de detenciones usadas para inmigrantes y la que prohíbe que las autoridades locales del orden provean fechas de excarcelación y datos personales de personas recluidas.

Pero prohibió también que el estado implemente una tercera ley que prohíbe que las empresas den acceso a sus instalaciones a funcionarios de inmigración a menos que tengan órdenes judiciales.

El estado más rico y poblado del país, con los hispanos como primer grupo demográfico, es bastión de los demócratas y un fuerte enemigo de las políticas de Trump, principalmente en inmigración y medio ambiente.

En octubre pasado se declaró “santuario” y en la actualidad tiene leyes que prohíben que las policías locales cooperen con las autoridades federales en la captura de inmigrantes ilegales o que mantengan indocumentados detenidos hasta que puedan entregarlos en custodia de la policía migratoria ICE, así como también autoriza al fiscal general de California a investigar los operativos del gobierno central.

El fiscal estadounidense y secretario de Justicia Jeff Sessions, demandó en marzo estas leyes, alegando que la Constitución “no autoriza” al llamado Golden State (estado dorado) a “obstruir la capacidad de Estados Unidos de aplicar las leyes aprobadas por el Congreso o actuar según la Constitución”.

“La Constitución es la que le otorga al pueblo de California, no la Administración Trump, el poder de decidir cómo brindar nuestra seguridad pública y bienestar general”, indicó el fiscal de california Xavier Becerra.

Sessions felicitó la decisión de que ya no se impida a los empleadores privados cooperar con la policía migratoria, pero dijo estar “decepcionado” por el fallo a favor de leyes que “protegen delincuentes extranjeros”.

Señaló que quiere “continuar luchando contra políticas injustas que amenazan la seguridad pública” sin aclarar si apelaría.

California ha aclarado que las leyes santuario no aplican a indocumentados acusados de delitos graves o violentos.

El juez Mendez, nominado por el presidente republicano George W. Bush, exhortó también a las partes y al Congreso a “dejar de lado puntos de vista político-partidistas y (…) aprobar una ley que aborde este asunto crucial”.