Candidato presidencial de Guatemala pacta con supuestos narcos del Cártel de Sinaloa cuando en realidad estaban vinculados a la DEA; fue detenido

April 18, 2019 - por

Candidato presidencial de Guatemala pacta con supuestos narcos del Cártel de Sinaloa cuando en realidad estaban vinculados a la DEA; fue detenido

Mario Amilcar Estrada Orellana.

______________________________________________________________________

Mario Amilcar Estrada Orellana, de Unión de Cambio Nacional, pretendía obtener dinero para su campaña politico-electoral y a cambio, ya en el poder, les ofrecería seguridad para pasar coca a EU. Dijo que el Cartel Jalisco Nueva Generación también quería financiarlo.

_________________________________________________________________________________________

Mario Amilcar Estrada Orellana, candidato a la presidencia de Guatemala, se reunió con miembros del Cártel de Sinaloa buscando dinero para su campaña y ofreciéndoles ayuda para traficar cocaína en Estados Unidos, sin saber que sus interlocutores eran, en realidad, fuentes confidenciales trabajando para la Agencia Antidrogas de aquel país (DEA, por sus siglas en inglés).

Estrada Orellana, candidato presidencial del partido Unión del Cambio Nacional (UCN), y Juan Pablo González Mayorga, funcionario del mismo partido, fueron aprehendidos en Miami, Florida, el miércoles 17 de abril y enfrentan cargos de conspiración para vender cocaína en Estados Unidos y conspiración para utilizar armas de fuego.

De acuerdo con la acusación, el 6 de enero de 2019 se llevó a cabo la primera reunión entre González Mayorga y un supuesto miembro del Cártel de Sinaloa, que en realidad es una fuente confidencial trabajando para la DEA. Ambos se encontraron en la ciudad de Guatemala, donde González Mayorga explicó que era un miembro del partido UCN, que su candidato presidencial era Estrada Orellana y que su campaña necesitaba fondos de algún cártel para ser competitivo en las elecciones presidenciales.

El 10 de enero la fuente de la DEA se reunió con González Mayorga y Amilcar Estrada en Guatemala. La fuente dijo que el Cártel de Sinaloa estaba dispuesto a financiar la campaña del partido UCN, a cambio de tener acceso al gobierno de Guatemala en caso de que se lograra la victoria.

Estrada Orellana respondió que en caso de ser electo presidente pondría a miembros del Cártel de Sinaloa en los ministerios del Interior y de Defensa, además de en puestos claves para el control de los puertos y aeropuertos. Incluso le pidió al supuesto miembro del cártel que le diera tres nombres para cada uno de los puestos de los que él escogería a uno.

El 7 de febrero González Mayorga se reunió con la fuente confidencial de la DEA y un segundo supuesto representante del Cártel de Sinaloa, también bajo las órdenes del gobierno de Estados Unidos. En esa reunión González Mayorga por primera vez preguntó a sus interlocutores sobre la posibilidad de asesinar a candidatos presidenciales rivales de Estrada.

El funcionario partidista incluso mencionó los nombres de dos candidatos, uno de los cuales “no sería difícil” de asesinar por ser “odiado” y otro que estaba “bien protegido”.

Un día después la segunda fuente confidencial conoció a Estrada y se presentó ante el como representante de Ismael “El Mayo” Zambada. El candidato presidencial dijo que necesitaba entre 10 y 12 millones de dólares para la campaña, pues para ganar tendría que entregar dinero en los 22 distritos de Guatemala y además pensaba contratar a una persona para construir la campaña digital, a la que pagaría dos millones de dólares.

En esa reunión los supuestos representantes del Cártel de Sinaloa propusieron a Estrada que, a cambio de la ayuda financiera para su campaña, el candidato presidencial les ayudara a transportar cocaína hacia Estados Unidos. Los supuestos narcotraficantes pidieron a Estrada recibir en Guatemala seis avionetas cargadas con cocaína al mes, lo que aceptó el candidato.

El 14 de febrero González Mayorga viajó a Florida para reunirse con las fuentes de la DEA, quienes le presentaron a un supuesto sicario, que en realidad era un agente encubierto. El sicario sería el encargado de asesinar a los candidatos presidenciales apuntados por el funcionario de UCN, quien ofreció varios fusiles AK-47 para cumplir el objetivo; el agente dijo que necesitaría tres rifles y dos pistolas a lo que González Mayorga contestó “Mario (Estrada) los tendrá listos”.

A finales de febrero Estrada viajó a Florida y en un yate recibió 10 mil dólares, insistió en la necesidad de más recursos para ganar la elección, reiteró sus promesas de puestos en el gobierno para el Cártel de Sinaloa pero se retractó de su intención de asesinar a dos candidatos rivales pues, según dijo, tenía información de que ya alguien más planeaba asesinar a uno de ellos.

La última reunión entre Estrada y los supuestos narcotraficantes fue en Guatemala, el 25 de marzo. Ahí Estrada le contó a una de las fuentes de la DEA que había escuchado que gente del Cártel de Jalisco Nueva Generación también estaba interesada en financiar su campaña.

El pasado 11 de abril uno de los “integrantes del Cártel de Sinaloa” llamó por teléfono a González Mayorga y acordó verse con él para la entrega del dinero. El miércoles 17 los el candidato presidencial y su aliado fueron arrestados en Florida.

UCN se deslinda

Dirigentes del partido Unión del Cambio Nacional dieron una conferencia de prensa este jueves para fijar su posición frente al arresto de su candidato presidencial en Estados Unidos.

“Nunca se ha recibido dinero de forma ilícita. Hay muy buenos candidatos a diputados, alcaldes, la situación del ingeniero Estrada es una situación individual“, afirmó Javier Castillo, candidato a la vicepresidencia de Guatemala y, por lo tanto, compañero de fórmula de Estrada Orellana.

Estrada ya había sido candidato presidencial de UCN en las elecciones generales de 2015, donde sólo obtuvo el 3.45 por ciento de la votación en la primera vuelta.