Casa Blanca explora posibilidad de culpar a México por repuntes de COVID en franja fronteriza

June 14, 2020 - por

Casa Blanca explora posibilidad de culpar a México por repuntes de COVID en franja fronteriza

Foto/AP

WASHINGTON

La Casa Blanca está explorando la posibilidad de que los viajes desde México puedan estar contribuyendo a una nueva ola de infecciones de coronavirus, más que las medidas que han tomado los estados para reanudar las actividades económicas.

La noción fue discutida en cierta medida durante una reunión el grupo de trabajo sobre coronavirus del gobierno en la Sala de Crisis de la Casa Blanca, que se centró en identificar los elementos comunes entre los brotes nuevos. Las autoridades también consideraron cómo aumentar las capacidades de respuesta.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades enviaron equipos a Arizona y a otras zonas de infección para tratar de rastrear los brotes y contenerlos.

Además de Arizona, otros estados que están registrando aumentos recientes de infecciones incluyen: California, Texas y Carolina del Norte, sobre todo en las comunidades hispanas. Como resultado, el grupo de trabajo revisó si esos repuntes podrían estar vinculados con viajes legales entre Estados Unidos y México, que está experimentando un grave brote de coronavirus.

Dos funcionarios familiarizados con las discusiones hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizados para hablar públicamente de conversaciones internas.

El grupo de trabajo de la Casa Blanca también revisaba otras causas del reciente incremento de las cifras, y señaló que los problemas probablemente difieren según la ubicación. Las demoras en la presentación de informes y el hecho de que algunas personas contagiadas se sometan a múltiples pruebas para poder obtener una autorización para regresar a trabajar son otras teorías que se están explorando.

Desde hace tiempo Trump ha señalado a México como una fuente de crimen y enfermedades en Estados Unidos, y ha utilizado la crisis de salud para impulsar algunas de sus propuestas de inmigración más duras, como bloquear el asilo en la frontera y limitar la emisión de tarjetas de residencia a aquellos que vivan fuera del país.