Celebra AMLO las marchas en su contra y afirma que no ha llegado al gobierno para ser florero ni monedita de oro

May 6, 2019 - por

Celebra AMLO las marchas en su contra y afirma que no ha llegado al gobierno para ser florero ni monedita de oro

__________________________________________________________________________________________

Y resalta que va a acabar con la corrupción, con lujos en el gobierno y que su preferencia son los pobres. Llama a los conservadores “moralmente hipócritas y materialmente corruptos”.

_________________________________________________________________________________________

Ciudad de México.

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que existan manifestaciones de protesta y “ojalá se sigan manifestando”, pues están en su derecho de expresar su inconformidad contra su gobierno. Tras recordar que como opositor su movimiento hizo cientos o miles de marchas, destacó que no llegó al gobierno “para ser florero, ni aspiramos a ser monedita de oro”, sino para transformar al país.

Durante su conferencia matutina, el mandatario dijo que será plenamente respetuoso de las expresiones de inconformidad, pero señaló que desde que triunfó en las elecciones anticipó que se trataba de un cambio de régimen no de gobierno.

“Dijimos que vamos a acabar la corrupción, terminar con los lujos del gobierno. Que íbamos a atender, escuchar y respetar a todos, pero por el bien de todos, que le íbamos a dar preferencia a los humildes, a los desposeídos” porque este gobierno es distinto y contrapuesto a los anteriores, añadió. Sin embargo,  acusó a los conservadores “moralmente hipócritas y materialmente corruptos”.

López Obrador señaló que si desde la oposición promovió las manifestaciones, sería una incongruencia ahora no aceptar las movilizaciones. Dijo que su gobierno va a avanzar “respetando las libertades, sin autoritarismo, con democracia”, por lo que celebró que los inconformes “den la cara”.

Sin embargo, dijo que no se trata de un hombre, de un gobierno, sino de un movimiento al cual subrayó que no le va a fallar. “El conservadurismo corrupto no va a retrogradar al país”, agregó. “Me quiebro pero no me doblo…el que se aflige, se afloja”

El presidente cuestionó los niveles de corrupción alcanzados en pasadas administraciones: “parecían pulpos” que se organizaban para hacer negocios al amparo del poder público. Por eso ese combate les molesta, repitió López Obrador, pero advirtió que los “machuchones” no son los que se manifiestan.

Refirió que en desde el siglo XIX a los conservadores se les calificó de reaccionarios, porque su actuación era eso, una reacción a las acciones.

Sin embargo, López Obrador insistió en que los opositores “tienen todo nuestro respeto, son libres de hacerlo” . Esta actitud “es legítima, el pensamiento conservador debe de existir”.

Sugirió que la corrupción es una enfermedad que requeriría terapias de la gente que vive de eso, porque creen que el dinero es la felicidad y hay que tratarlos así, como si fuera una enfermedad. Dijo que cuando denunciaba la corrupción, nunca se imaginó los niveles alcanzados.